Cáncer: cuestiones a abordar al final de la vida de un ser querido

Afrontar los últimos estadios del cáncer de un ser querido es difícil. Puede ser física, emocional y mentalmente doloroso para usted, su familia y su ser querido. La planificación anticipada de ciertas cuestiones puede ayudar a aliviar la carga. Idealmente, debe tomar estas decisiones con su ser querido, si éste puede participar. Esto lo ayudará a usted a conocer sus deseos y les dará a ellos una sensación de control. Le proporcionará un poco de alivio para que usted no tenga que tomar todas las decisiones. La preparación le permitirá estar más presente con su ser querido en los últimos días.

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP, por sus siglas en inglés) reconoce que los pacientes deben tener acceso a cuidados paliativos y/o cuidados de hospicio en los últimos seis meses de vida.

Camino al bienestar

Como cuidador, hay muchas cosas que planificar y tener en cuenta. A continuación se presentan algunos problemas del final de la vida para discutir y planificar con su ser querido.

Cuidados paliativos

Cuidados paliativos es un servicio que puede elegir para su ser querido. En lugar de tratar de curar el cáncer, éstos proporcionan alivio del dolor y los síntomas. También proporcionan apoyo emocional, mental y espiritual. El objetivo de los cuidados paliativos es vivir cada día al máximo posible. Varias personas pueden estar involucradas en este tipo de atención. Estas pueden incluir a los miembros del equipo de atención médica, la familia, los amigos y un asesor o consejero espiritual. Los cuidados paliativos pueden tener lugar en un hogar, hospital o establecimiento de cuidados paliativos.

Cuidados de hospicio

Los cuidados de hospicio son otro tipo de servicio para las personas que tienen cáncer. Se centran en un enfoque holístico. Los cuidados por parte de miembros de diferentes áreas proporcionan alivio, consuelo, apoyo e instrucción. Los cuidados de hospicio a menudo incluyen personal médico a toda hora. Los cuidados de hospicio pueden tener lugar en casa o en una residencia de ancianos.

Cuestiones médicas y legales

Las directivas anticipadas son instrucciones sobre qué tipo de cuidado desea recibir su ser querido. Hable con su ser querido sobre sus exigencias. Luego, trabaje con un abogado para crear los documentos. Siga las directivas una vez que su ser querido ya no sea capaz de tomar decisiones médicas. Los tipos de directivas incluyen:

  • testamento en vida;
  • poder legal;
  • orden de no resucitar (DNR, por sus siglas en inglés);
  • donación de órganos.

Cuestiones financieras y legales

Un contador o un abogado pueden ayudar a resolver las cuestiones financieras y legales. Estos pueden incluir las políticas de seguros, las cuentas bancarias o el testamento de su ser querido. Pregunte a su ser querido dónde encontrar documentos y artículos importantes. Ejemplos de ello son las tarjetas de crédito, información de cuentas, títulos de automóviles e hipotecas.

Arreglos funerarios

Tal vez la parte más difícil de este proceso sea la planificación del funeral de su ser querido. Hable con su ser querido sobre sus preferencias. Es posible que desee una cremación o un entierro. Es posible que quiera una conmemoración pública o privada. Puede discutir el presupuesto en función de quién está cubriendo los costos. Si su ser querido desea un servicio conmemorativo, puede hablar sobre los preparativos. Por ejemplo, es posible que quiera ciertas lecturas, oraciones o canciones. Es posible que quiera que ciertas personas hablen, prediquen o lleven el ataúd. No sienta que ningún detalle es demasiado pequeño para hablar de él. También puede hablar sobre lo que debe incluir en el obituario o si la persona desea recibir donaciones.

Al seleccionar un proveedor de servicios funerarios, asegúrese de comparar precios, servicios y opciones de pago. Será más fácil hacer esto lo más pronto posible. Habrá menos presión y menos distracciones. Las leyes funerarias varían según el estado. Investigue qué es obligatorio y qué es opcional.

Aspectos a tener en cuenta

Ser un cuidador puede requerir que falte al trabajo. Es posible que necesite tiempo libre antes y/o después del fallecimiento de su ser querido. Averigüe cuáles son las políticas de su empleador sobre el duelo y la licencia médica familiar (FMLA, por sus siglas en inglés).

Hable con su ser querido sobre cualquier otro último deseo o petición. Es posible que quiera una última visita de familiares o amigos. Si es una persona espiritual o religiosa, es posible que quiera que un líder religioso diga algunas oraciones o realice un servicio. Haga una lista de las personas que debe contactar luego de la muerte de su ser querido. A menudo esto incluye a familiares, amigos, empleadores y grupos de la comunidad.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo sé si mi ser querido está cerca del final de su vida?
  • ¿Cuánto tiempo de vida le queda a mi ser querido?
  • ¿Qué tipo de cuidados necesita mi ser querido?
  • ¿Cómo puedo proporcionar comodidad y alivio a mi ser querido?
  • ¿Qué tipo de directivas anticipadas necesita mi ser querido y cuáles son sus opciones?
  • ¿Me puede recomendar un grupo de apoyo para mi ser querido, para mi familia y para mí?