Salud y bienestar del cuidador

Un cuidador es alguien que brinda atención básica a una persona que tiene una afección médica crónica. Algunos ejemplos de afecciones crónicas son el cáncer, los efectos de un accidente cerebrovascular, la esclerosis múltiple, la artritis, la diabetes, la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia. Una afección crónica es una enfermedad que dura mucho tiempo o no desaparece. Un cuidador ayuda a preparar e ingerir alimentos, tomar medicamentos, bañarse y vestirse. Gran parte de las veces, el cuidador es un miembro de la familia.

El camino hacia un mayor bienestar

Ser cuidadores puede tener un costo físico y emocional. Pero hay cosas que pueden ayudar. Haga que el bienestar sea una prioridad. Siente que tiene que «hacer todo». Usted debe cuidar de sí mismo también. Esto lo mantiene saludable para que pueda ayudar a otros. Entre lo que puede hacer está:

  • Comer sano. No pase el día con comida rápida y comida empaquetada. Si está cocinando comidas saludables para su ser querido, es posible que pueda compartirlas. Si no tiene tiempo para cocinar, tenga a mano bocadillos saludables. Esto incluye nueces, mantequilla de maní, granos enteros, frutas frescas y vegetales que se pueden comer en refrigerios.
  • Si no está durmiendo bien, tome siestas cuando pueda. Podría hacerlo cuando su ser querido duerme la siesta. Si su ser querido no duerme o deambula (común en personas que tienen demencia), lea El cuidado de un familiar que tiene demencia. Esto puede proporcionarle consejos para hacer frente a este problema. Evite el uso de cafeína o bebidas energéticas para combatir el cansancio. El descanso es la mejor manera de recargarse.
  • Hacer ejercicio. Intente hacerlo de 30 a 60 minutos, 4 a 6 veces por semana. Esto le dará energía, reducirá el estrés y mejorará su estado de ánimo. Incluya a su ser querido si puede. Busque un cuidador sustituto para liberarse y hacer ejercicio.
  • Manejar el estrés. El estrés puede llevar a una enfermedad física. Para obtener consejos sobre cómo manejar el estrés, lea Estrés del cuidador.
  • Evitar el alcohol, el tabaco y las drogas. Estas sustancias pueden parecer ofrecer alivio. Pero es de corta duración. Son perjudiciales para su salud si las usa regularmente y en exceso. Si tiene problemas para eliminar estas cosas de su vida, hable con su médico.
  • Buscar tratamiento. Si tiene dificultades emocionales, hable con su médico, un terapeuta, una persona del clero u otra persona capacitada para ayudarlo.
  • Programar consultas médicas con regularidad. Incluso si no se siente enfermo, es importante que vea a su médico regularmente. Esto incluirá pruebas de salud y exámenes de detección, vacunas y consejos de salud apropiados para su edad, sexo e historial médico y familiar. Esto ayuda a prevenir enfermedades y detectar a tiempo cualquier afección médica que tenga.
  • Tomar descansos del cuidado. Reconozca sus límites. Pida ayuda a otros con regularidad o por un período de tiempo. Los otros incluyen a familiares, amigos, trabajadores de cuidado temporal y miembros de la iglesia. Considere otros recursos, como la atención médica domiciliaria, el servicio diurno para adultos, el cuidado de relevo, la entrega de comidas, los servicios de transporte y la atención de cuidados paliativos.

Aspectos a tener en cuenta

Ser cuidador puede ponerlo en riesgo de tener problemas de salud. Esto se debe a que uno tiende a descuidar su propia salud. Y algunas tareas son difíciles, como levantar o bañar a su ser querido. Puede causar estrés financiero. Puede que evite ir al médico para no tener que pagar visitas o tratamientos. O puede que tenga que reducir o dejar su trabajo. Estas cosas pueden afectar su salud emocional, mental y física.

Los estudios demuestran que los cuidadores tienen un mayor riesgo de los siguientes problemas de salud:

  • abuso de alcohol, tabaco y drogas
  • trastornos de ansiedad
  • cáncer
  • diabetes
  • enfermedades del corazón, hipertensión, colesterol alto
  • acidez
  • infecciones
  • obesidad
  • dolor (en músculos, articulaciones, dolores de cabeza)

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuándo debo considerar el cuidado a largo plazo para mi ser querido?
  • ¿El cuidado acorta mi vida útil?
  • ¿Qué productos dietéticos puedes sugerir que sean rápidos y fáciles?