Boca y dientes: cómo mantenerlos sanos

Boca y dientes: cómo mantenerlos sanos

Cuidar bien de su boca y dientes a lo largo de la vida puede ayudar a prevenir problemas a medida que envejece. Cuidar sus dientes significa cepillarse y usar hilo dental todos los días y ver a su odontólogo con regularidad.

Camino hacia una mejor salud

Una boca sana es más importante de lo que usted podría creer. Considere todo lo que espera que su boca haga cada día. Usamos la boca para comer, para sonreír, para hablar y más. La mala salud bucal puede afectar a cualquiera o todas estas cosas.

Una buena salud oral no es difícil de lograr, pero sí requiere disciplina. Utilice estos consejos durante toda la vida para cuidar de su boca y sus dientes.

Bebés y niños

El primer juego de dientes ya está casi completamente formado al nacer. Al principio, estos dientes se “esconden” bajo las encías. Estos dientes son importantes ya que, después de que salen, dejan que su bebé mastique comida y hable correctamente. El primer juego de dientes del bebé también contiene el espacio donde estarán los dientes permanentes eventualmente. Ayudan a que los dientes permanentes crezcan en la posición correcta.

Usted puede cuidar los dientes de su hijo siguiendo estas sugerencias:

  • Limpie los dientes nuevos de su bebé todos los días. Cuando salen los primeros dientes, límpielos frotándolos suavemente con una toallita húmeda limpia. Cuando los dientes son más grandes, utilice un cepillo de dientes para niños.
  • Los niños menores de 2 años de edad no deben usar pasta de dientes. En su lugar, use agua para cepillar los dientes de su hijo.
  • No deje que su bebé vaya a dormir con un biberón. Esto puede dejar leche o jugo entre los dientes y formar caries que se conocen como “caries del biberón”.
  • Anime a los niños mayores a comer bocadillos bajos en azúcar, como frutas, queso y verduras. Evite darle a su hijo dulces pegajosos y masticables.
  • Enséñele a sus hijos a cepillarse los dientes de forma correcta y la importancia de mantener sus dientes limpios.
  • Lleve a sus hijos al odontólogo con regularidad. La American Dental Association recomienda que los niños vean a su dentista a partir del 1° año de edad.

Adolescentes

Cuidar bien de su boca y sus dientes le ayudarán a tener un aliento agradable, una sonrisa atractiva y menos caries dentales. He aquí algunas cosas simples que puede hacer:

  • Cepíllese los dientes al menos dos veces al día con una pasta de dientes con flúor.
  • Utilice hilo dental por lo menos una vez al día.
  • No fume ni mastique tabaco, el cual puede manchar los dientes, darle mal aliento y causar cáncer.
  • Use un equipo protector adecuado mientras practica deportes de contacto.
  • Visite a su odontólogo cada 6 meses para realizar controles y limpiezas con regularidad.

Adultos

Mantener el buen cuidado de la boca y los dientes en la adultez puede ayudarle a evitar la pérdida de dientes, el dolor de encías y otros problemas. Si tiene algún problema en los dientes o preocupaciones sobre su boca, consulte a su médico u odontólogo de inmediato.

Aquí tiene algunas cosas útiles que puede hacer:

  • Cepíllese los dientes al menos dos veces al día con una pasta de dientes con flúor.
  • Utilice hilo dental por lo menos una vez al día.
  • No fume ni mastique tabaco.
  • Pregúntele a su médico si sus medicamentos tienen efectos secundarios que puedan dañar a sus dientes. (Por ejemplo, algunos medicamentos pueden causarle sequedad en la boca.)
  • Mire dentro de su boca regularmente en busca de llagas que no curan, encías irritadas u otros cambios.
  • Visite a su odontólogo cada 6 meses para realizar controles y limpiezas con regularidad.

Aspectos a tener en cuenta

Si no cuida bien de sus dientes y boca con regularidad, podría tener estos problemas:

Caries. Las caries son causadas por el deterioro dental. Sus dientes pueden deteriorarse cuando no se cepilla y no utiliza hilo dental con regularidad para eliminar el alimento adherido a los mismos. Si no se tratan, las caries pueden causar dolor en los dientes, puede ocasionar que su diente se infecte, e incluso puede conducir a la pérdida del diente.

Enfermedad de las encías. La placa en los dientes puede conducir a una enfermedad de las encías. La enfermedad de las encías es una infección del tejido que sostiene los dientes. Puede causar que los dientes se pierdan con el tiempo. También hay evidencia de que las enfermedades de las encías están relacionadas con las enfermedades del corazón. Los expertos no están seguros de si la enfermedad de las encías lo hace más propenso a padecer una enfermedad del corazón o viceversa.

oral. Fumar, masticar tabaco y el alcohol pueden aumentar su riesgo de cáncer oral (cáncer en la boca). Una mala higiene oral por sí sola podría no aumentar su riesgo de cáncer oral. Sin embargo, cuando se combina con cualquier otro factor de riesgo, aumenta drásticamente sus posibilidades de contraer cáncer.

Mala autoestima. Cuando sus dientes no están limpios, tiene mal aliento. El mal aliento puede hacer que se sienta incómodo en el trabajo, la escuela y en situaciones sociales. Esto puede hacerlo reacio a participar. Una mala salud oral a largo plazo puede dar lugar a la pérdida de un diente, lo que puede hacer que usted sonría menos. Todas estas cosas pueden dañar su autoestima, o cómo usted se ve a sí mismo.

Cuándo consultar al médico

Si tiene dolor en la boca o en los dientes, no lo ignore. Consulte a un médico o un odontólogo. Cuanto más espere, peor podría ser para su boca. También debe ver a su odontólogo dos veces al año para limpiar sus dientes. Si su odontólogo lo diagnostica con enfermedad de las encías, comparta este diagnóstico con su médico.

Preguntas para su médico

  • ¿Puede mi dieta afectar mi salud bucal?
  • ¿Hay pastas de dientes mejores que otras?
  • ¿Me estoy cepillando los dientes de la manera correcta?
  • ¿Son seguros los rellenos de amalgama?
  • ¿Es seguro realizarse un tratamiento de conducto?
  • ¿Debo realizarme prótesis dentales o un implante dental?