Tratamiento del dolor durante el parto

El dolor es parte del proceso del trabajo de parto. Ocurre debido a lo que debe hacer su cuerpo para dar a luz a un bebé. Su cuello uterino se ablanda y se abre. Su útero se contrae para expulsar al bebé. Su canal de parto y su vagina se estiran para permitir que el bebé salga. Todos pueden manejar un cierto nivel de dolor, pero todos reaccionan al dolor de diferentes maneras. Esto significa que su proceso de trabajo de parto diferirá del de otra persona.

El camino hacia una mejor salud

Cómo quiere lidiar con el dolor del parto es una decisión importante. Trabajará con su médico obstetra (OB) y su médico anestesiólogo (del dolor). Ellos hablarán con usted sobre las opciones y le darán recomendaciones. Debe crear un plan temprano contra el dolor con ellos para estar preparada y saber qué esperar. Si tiene un embarazo de alto riesgo, esto desempeñará un papel en cómo se maneja su dolor.

Puede optar por lidiar con el dolor del parto de forma natural o usando medicamentos. La mayoría de la gente hace una mezcla de ambos. Hable con su médico para sopesar todos los factores del manejo del dolor.

La forma natural

Si elige la forma natural, no recibirá ningún medicamento para el dolor. Aún recibirá atención médica, pero dependerá de métodos naturales para controlar su dolor. Estos incluyen técnicas especiales de respiración y otros enfoques. Es posible que desee planificar excepciones para obtener medicamentos si se presentan problemas. Está bien si su plan inicial para un parto natural cambia y termina deseando medicamentos para el dolor.

Lamaze: Este es el método más conocido y practicado ampliamente. A menudo se enseña en las clases de parto que toma antes del nacimiento. Implica formas de relajar el cuerpo y la mente cuando siente dolor. Estos incluyen ejercicios de respiración, formas de distracción y masajes. Lamaze se realiza con el apoyo de un compañero, que puede ser su pareja u otra persona. Esta técnica se puede combinar con medicamentos, si así lo desea.

Método Bradley: Este enfoque se centra en un embarazo saludable y activo y el descanso mental durante el trabajo de parto. Esta práctica solo cree en el parto natural y no se puede usar con medicamentos. Puede haber una excepción en caso de un problema grave.

Waterbirth (parto en el agua) e HypnoBirth (parto bajo hipnosis) son otros dos enfoques naturales que se están volviendo más populares. Algunas mujeres consideran que el agua es un entorno relajante y una llegada más natural para el bebé. Existe poca investigación sobre la seguridad y el valor de este enfoque. HynpoBirth se enfoca en un estado mental en el cual el parto es indoloro. Le enseña cómo desapegarse del miedo al parto y tener un parto tranquilo.

Entre las cosas naturales adicionales que puede probar para manejar el dolor se encuentran:

  • Cambio de posiciones.
  • Salir a caminar.
  • Masajes.
  • Yoga o elongaciones.
  • Usar una almohadilla térmica o una compresa fría.
  • Bañarse o ducharse.
  • Escuchar música.
  • Meditación o visualización.
  • Cualquier otra cosa que la ayude a relajarse o distraerse.

Medicamentos

Existen dos tipos principales de medicamentos para el dolor que puede obtener mientras está en trabajo de parto. Los anestésicos ayudan a bloquear o prevenir el dolor. Los analgésicos ayudan a aliviar el dolor. Con cualquiera de las dos formas, es probable que aún sienta algo de dolor antes, durante o después del parto. No todas las pacientes califican para recibir medicamentos en función de su afección médica actual.

Anestesia regional: Este tipo de tratamiento afecta una región de su cuerpo. Se puede usar si está teniendo un parto vaginal o una cesárea.

  • Un bloqueo epidural es la forma más común de medicamento que se usa hoy en día durante el parto. En una epidural, se inyecta un medicamento en el líquido cefalorraquídeo de la zona lumbar a través de un tubo delgado (catéter). Bloquea los nervios que viajan desde la columna hasta la mitad inferior de su cuerpo debajo del ombligo. El médico administra la cantidad deseada de medicamento a través de la epidural, el cual adormece la mayor parte del área afectada.
  • Un bloqueo espinal es similar a una epidural, excepto que el medicamento se inyecta a través de una aguja en lugar de un catéter. Los bloqueos espinales no son una práctica común en el parto.
  • Un bloqueo espinal-epidural combinado (CSE) se produce cuando se obtiene tanto un bloqueo espinal como una epidural.

Anestesia local: Este tipo de tratamiento adormece áreas específicas, como el útero, la vagina o el abdomen. Se puede usar si está teniendo un parto vaginal o una cesárea. Un ejemplo es un bloqueo del pudendo, que ayuda a adormecer el área alrededor de la vagina y el ano. Esta forma de medicamento se administra justo antes del parto.

Anestesia general: Este tipo de tratamiento afecta los nervios de todo el cuerpo. No sentirá ningún dolor ya que la pone a dormir. Se utiliza principalmente en cesáreas de emergencia cuando existe un problema médico con usted y/o su bebé.

Analgésicos: Los opioides (narcóticos) ayudan a reducir el dolor. Se pueden administrar en forma local o regional a través de una inyección o una IV (vía intravenosa). Este medicamento para el dolor puede producir efectos secundarios, como cansancio, náuseas o mareos.

Aspectos a tener en cuenta

Si bien usted y su médico pueden desarrollar un plan, tenga en cuenta que los planes pueden cambiar según el trabajo de parto y el parto. Los factores incluyen el tamaño y la posición de su bebé, su estado físico y emocional y el proceso del trabajo de parto (si progresa rápido o lento). También depende de si está teniendo un parto vaginal o un parto por cesárea. Una cesárea es una cirugía para extraer a su bebé a través de una abertura en el útero y el abdomen. Además, es posible recibir más de una forma de medicamento durante todo el proceso del trabajo de parto.

El plan que desarrolle con su médico debe darle una idea de qué esperar durante el parto. Por ejemplo, muchos medicamentos deben administrarse antes del parto activo o de comenzar a pujar. A su vez, debe contar con un plan de respaldo con su médico en caso de que surjan problemas. Recuerde que los medicamentos van perdiendo efecto con el tiempo, así que hable con su médico sobre cómo tratar el dolor continuo si su trabajo de parto es prolongado.

Cualquier medicamento administrado durante el parto también irá a su bebé a través del cordón umbilical. Algunas formas de manejo del dolor pueden tener un efecto negativo en su bebé. Asegúrese de discutir los pros, los contras y los efectos de cada tipo de analgésico con su médico con anticipación.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuál es el mejor enfoque de manejo del dolor para mi situación?
  • ¿En qué etapa de mi embarazo deberíamos hablar sobre técnicas de manejo del dolor?
  • ¿Hay ejercicios que puedo hacer durante el embarazo para prepararme para el dolor durante el parto?
  • ¿Qué tan temprano en el parto necesito medicamentos para el dolor, como una epidural?
  • ¿Hay algún momento durante el trabajo de parto que sea demasiado tarde para recibir analgésicos?
  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios de los medicamentos para mi bebé y para mí?
  • ¿Podré moverme, sentir, comer o beber si recibo medicamentos?

Recursos

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU., Oficina de Salud de la Mujer: Trabajo de Parto y Nacimiento