¿Tengo COVID-19 o gripe?

¿Quién debe hacerse la prueba de COVID-19?

Si cree que tiene COVID-19, quédese en casa y comuníquese con su médico de familia para obtener consejos sobre lo que debe hacer a continuación. La información sobre las opciones de prueba y disponibilidad para COVID-19 está cambiando rápidamente. Los médicos están trabajando junto con las oficinas de salud pública locales y estatales para determinar quién debe someterse a la prueba y proporcionar acceso a las pruebas.

Debido a que hay una escasez de pruebas de COVID-19 en algunas áreas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) publicaron una guía sobre quién debe hacerse la prueba primero. Los CDC recomiendan que las personas con síntomas cuya situación laboral o de vida aumenta su riesgo de COVID-19 deben tener la máxima prioridad para las pruebas. Algunos ejemplos incluyen trabajadores en centros de salud y personas que viven o trabajan en hogares de ancianos.

El siguiente nivel de prioridad de los CDC para las pruebas incluye a las personas que presentan síntomas de una posible infección por COVID-19. También incluye a personas sin síntomas a quienes los médicos o departamentos de salud les dan prioridad.

¿Qué pruebas están disponibles para COVID-19?

Actualmente hay dos tipos de pruebas disponibles para COVID-19:

  • Pruebas de diagnóstico
  • Pruebas de anticuerpos

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. puso a disposición estas pruebas bajo una autorización de uso de emergencia. Esto significa que pueden usarse durante una emergencia de salud pública. No han sido completamente revisadas y aprobadas por la FDA.

En este momento, tenemos información limitada sobre cuán precisas son las pruebas de COVID-19. Es posible que muestren resultados positivos que son incorrectos (llamados falsos positivos). También pueden mostrar resultados negativos que son incorrectos (llamados falsos negativos). Incluso si el resultado de su prueba es negativo, es importante seguir las recomendaciones de su médico de familia para evitar la propagación de COVID-19.

¿Cuáles son las pruebas de diagnóstico para COVID-19?

Hay dos tipos de pruebas disponibles para diagnosticar una infección actual por COVID-19: una prueba molecular y una prueba de antígeno.

La prueba molecular también se llama prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR). Detecta material genético del virus que causa COVID-19 (llamado SARS-CoV-2). Esta prueba requiere una muestra de líquido recolectada frotando el interior de la nariz o la garganta. Es la prueba de diagnóstico más precisa para detectar COVID-19.

La prueba de antígeno requiere una muestra recolectada frotando el interior de la nariz. Esta prueba detecta una proteína única en o alrededor del virus que provoca COVID-19. Si se detecta suficiente cantidad de esta proteína, la prueba es positiva. Esto significa que tiene una infección activa de COVID-19.

Las pruebas de antígeno son más rápidas que las pruebas moleculares, pero no son tan precisas. Si tiene una prueba de antígeno negativa, su médico puede recomendarle una prueba molecular para confirmar el resultado.

¿Qué es una prueba de anticuerpos?

La prueba de anticuerpos (también llamada prueba de serología) analiza la sangre en busca de anticuerpos contra el virus que causa COVID-19. El sistema inmunitario produce anticuerpos para ayudar a combatir virus y bacterias dañinos. Unos días o semanas después de la infección se producen diferentes anticuerpos para combatir diferentes infecciones.

Si se detectan anticuerpos en la sangre, podría significar que actualmente tiene COVID-19 o que tuvo COVID-19 recientemente. Sin embargo, una prueba de anticuerpos positiva podría significar que estuvo infectado con un coronavirus diferente en el pasado. Esta es la razón por la cual las pruebas de anticuerpos no se usan para diagnosticar una infección por COVID-19 actual.

Una prueba de anticuerpos negativa significa que es probable que no haya tenido COVID-19 en el pasado. También podría significar que actualmente está infectado con COVID-19 pero que aún no ha comenzado a producir anticuerpos.

Los investigadores aún no saben si las personas que han sido infectadas con COVID-19 tienen alguna inmunidad al virus. Independientemente de los resultados de su prueba, debe continuar tomando medidas para protegerse y proteger a otros del coronavirus.