Tabaco, alcohol y drogas durante el embarazo

Las mujeres embarazadas deben evitar el consumo de tabaco, alcohol y drogas. Incluso el consumo escaso conlleva riesgos de problemas de salud en el bebé, que incluyen afecciones a corto y largo plazo o incluso la muerte.

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP, por sus siglas en inglés) apoya la educación sobre los riesgos del uso y abuso de sustancias durante el embarazo. La AAFP también recomienda que se examine a los adultos mayores de 18 años en relación con el abuso de alcohol. Para las personas que parecen tener un problema, los médicos deben prescribir tratamiento y/o asesoramiento.

El camino hacia una mejor salud

Deje de consumir tabaco, alcohol y drogas si está embarazada, está intentando quedar embarazada o cree que puede estarlo, ya que cualquier cosa que consuma pasa al bebé a través de su sangre y la placenta. El primer trimestre es el más crítico para el desarrollo de su bebé. Si necesita ayuda para dejar de fumar, hable con su médico.

Tabaco

Fumar puede aumentar su riesgo de aborto espontáneo y parto prematuro. Su bebé podría tener bajo peso al nacer o determinados defectos de nacimiento. Fumar durante y/o después del embarazo también se ha relacionado con el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Otros productos de tabaco, como los cigarrillos electrónicos, conllevan los mismos riesgos que fumar. No existe una cantidad segura de tabaco o tiempo para el uso tabaco durante el embarazo. Dejar de fumar mejora su salud y la de su bebé. También debe tratar de evitar el humo pasivo cuando está embarazada.

Alcohol

El alcohol puede aumentar el riesgo de que su bebé desarrolle defectos de nacimiento importantes. Un ejemplo es el trastorno de alcoholismo fetal. Puede causar problemas como crecimiento lento, daño cerebral, problemas de desarrollo y una cabeza pequeña.

No existe evidencia de que beber alcohol en determinada cantidad o en un momento determinado durante el embarazo evite estos riesgos. Algunos datos sugieren que el alcohol limitado puede no causar daño al feto, pero no está claro cuánto es demasiado. No hay determinadas bebidas alcohólicas que sean más seguras que otras. A menos que su médico le indique lo contrario, es mejor evitar el alcohol durante todo el embarazo.

Drogas

El uso de drogas ilegales, como la cocaína, la heroína y la marihuana (aún ilegal para uso recreativo en la mayoría de los estados), conlleva riesgos importantes. Pueden causar abortos espontáneos, nacimientos prematuros y defectos de nacimiento. Su bebé podría nacer con una adicción a las drogas, denominada «síndrome de abstinencia neonatal». Hace que su bebé sufra de abstinencia, lo cual es muy doloroso. A menudo tiene efectos duraderos en la salud.

El uso de opioides durante el embarazo también puede ser dañino. Además de los riesgos anteriores, podría padecer desprendimiento de placenta o su bebé podría tener problemas de crecimiento fetal. Si toma opioides por un problema médico, hable con su médico sobre cuándo y cómo dejarlos. Si tiene una adicción a los opioides, su médico puede recetarle un tratamiento más serio. Una opción es la terapia asistida por medicamentos (MAT, por sus siglas en inglés).

Una vez que sepa que está embarazada, hable con su médico sobre todos los medicamentos que toma. Algunos medicamentos recetados y de venta libre son seguros para continuar su uso, pero otros no. Le pueden dar una lista de medicamentos que se ha comprobado que son seguros. Para algunos medicamentos, es posible que deba cambiar la dosis o el tipo. No suspenda ni comience a usar un nuevo medicamento sin antes hablar con su médico. Esto incluye vitaminas y suplementos.

Aspectos a tener en cuenta

Es muy importante mantener un estilo de vida saludable mientras está embarazada, lo que incluye tomar buenas decisiones e ir al médico para las visitas regulares. Es más probable que tenga un nacimiento saludable. Programe una cita con su médico apenas se entere de que está embarazada.

Cuándo consultar al médico

Si tiene un problema de abuso de sustancias o adicción, comuníquese con su médico de inmediato. Es posible que necesite tratamiento. El médico puede sugerir que vea a un consejero o un psiquiatra. Otras opciones son unirse a un grupo de apoyo, un programa de adicción o un centro de rehabilitación. Si el médico tiene preocupaciones específicas acerca de su bebé, es posible que soliciten un ultrasonido u otra prueba.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿En qué punto debo dejar de consumir tabaco, alcohol y drogas?
  • ¿Está bien consumir una pequeña cantidad de alcohol durante el embarazo?
  • ¿Cuándo puedo comenzar a tomar alcohol nuevamente?
  • ¿Puedo comenzar a fumar de nuevo una vez que nazca el bebé?
  • ¿Puedo tomar medicamentos recetados mientras estoy embarazada?
  • ¿Puedo tomar medicamentos de venta libre mientras estoy embarazada?