Salud después del parto

Después de dar a luz, la mayoría de las mujeres están muy centradas en su recién nacido. No prestan demasiada atención a su propia salud. Pero su cuerpo sufre muchos cambios después de dar a luz. También se pueden producir algunas complicaciones. Algunas de estas pueden poner en peligro la vida. No hay forma de saber qué mujeres desarrollarán complicaciones y cuáles no. Entonces, es importante saber cuáles son estas complicaciones potencialmente peligrosas y sus señales de advertencia.

El camino hacia una mejor salud

Algunas de las complicaciones que una madre puérpera puede tener incluyen:

Coágulos sanguíneos

Podría desarrollar un coágulo de sangre. Esto puede ocurrir en su pierna, generalmente en el área de la pantorrilla. Busque estos síntomas en su pierna:

  • enrojecimiento
  • inflamación
  • calor
  • dolor.

Llame a su médico si nota estos síntomas.

A veces, los coágulos de sangre pueden viajar a los pulmones. Esta puede ser una afección peligrosa. Algunos síntomas a tener en cuenta incluyen:

  • Dolor en el pecho.
  • Falta de aire.
  • Dificultad para respirar.

Estos síntomas también podrían ser signos de un problema en su corazón. Llame al 911 o acuda a la sala de emergencias si tiene estos síntomas después de dar a luz.

Preeclampsia posparto

La preeclampsia es la presión arterial alta relacionada con el embarazo. Por lo general, desaparece después del nacimiento. La preeclampsia posparto es presión arterial alta y demasiada proteína en la orina. Solo ocurre después del nacimiento. Las señales de que puede padecerla incluyen:

  • Dolor de cabeza que no mejora, incluso con medicamentos.
  • Cambios en la visión.
  • Dolor en el área superior derecha de su abdomen, cerca de sus costillas.

Las complicaciones graves de esta afección pueden incluir convulsiones o un accidente cerebrovascular. Llame a su médico si experimenta síntomas de preeclampsia posparto. Llame al 911 o vaya a la sala de emergencia si tiene convulsiones.

Depresión posparto

A veces las mujeres se sienten excepcionalmente tristes o abrumadas después de tener un bebé. Si dura poco tiempo, es probable que sea la “tristeza posparto” (“baby blues”). Esto es común y desaparece por sí solo. Si los sentimientos no desaparecen o empeoran, podría ser depresión posparto. Las señales de que puede tener depresión posparto incluyen:

  • Sentimientos de extrema tristeza que no desaparecen.
  • Desesperación o ansiedad intensa.
  • Sentirse sin esperanza o sin valor.
  • Sentir que quiere lastimarte a usted misma.
  • Sentir que quiere lastimar a su bebé.

Llame a su médico si experimenta sentimientos intensos de tristeza o ansiedad en las semanas posteriores al parto. Si siente ganas de lastimarse a sí misma o a su bebé, llame al 911 o vaya a la sala de emergencias.

Infecciones

La infección puede ocurrir cada vez que un área abierta del cuerpo está expuesta a las bacterias. Si le realizaron una cesárea, su incisión (corte) podría infectarse. También podría contraer una infección si tuvo un parto vaginal y tuvo una episiotomía (corte pequeño) o rasgadura en el perineo. El perineo es el área entre la vagina y el ano. Los signos de este tipo de infección incluyen:

  • La incisión no está sanando.
  • Aumento del enrojecimiento o hinchazón alrededor de la incisión.
  • Secreción o pus provenientes de la incisión.

También existe la posibilidad de que desarrolle una infección en el útero después de dar a luz. Los síntomas de esto incluyen:

  • Síntomas parecidos a la gripe.
  • Fiebre de 40 grados o más.
  • Útero hinchado y sensible.
  • Flujo vaginal o sangre con mal olor.

Llame a su médico si nota signos de infección.

Hemorragia

La hemorragia es un sangrado anormal. Es normal experimentar algo de hemorragia después de dar a luz. Pero si moja más de 1 almohadilla por hora, podría experimentar una hemorragia. Verifique también si pasa algún coágulo. Es normal que se produzcan algunos coágulos. Cualquier coágulo del tamaño de un huevo o más grande podría significar que tiene una hemorragia. Debe llamar a su médico de inmediato.

Aspectos a tener en cuenta

Confíe en sus instintos. Si no se siente bien, llame a su médico. Si experimenta alguno de los síntomas de estas complicaciones, llame a su médico de inmediato. Llame al 911 o vaya a la sala de emergencias si tiene alguno de los siguientes síntomas en los días o semanas posteriores al parto:

  • Dolor en el pecho.
  • Dificultad para respirar o disnea.
  • Convulsiones.
  • Pensamientos acerca de lastimarse o lastimar a su bebé.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Tengo un riesgo alto de desarrollar complicaciones después del nacimiento?
  • ¿Qué señales de advertencia debo tener en cuenta?
  • ¿Cómo sé cuánto sangrado es normal después del nacimiento?
  • ¿Cuál es la diferencia entre el la tristeza posparto (“baby blues”) y la depresión posparto?