Importancia de la salud sexual

La salud sexual es una parte importante de la vida. Puede afectar y se ve afectada por otros aspectos de la salud. Esto incluye la salud física, mental, emocional y social. Tener una buena salud sexual significa que estás bien informado, eres cuidadoso y respetuoso contigo mismo y con los demás. También significa disfrutar sexualmente de una manera en la que te sientas cómodo.

El camino hacia una mejor salud

Educación

La mayoría de las personas aprenden sobre sexualidad y sexo desde una fase temprana. Tú podrías tener conversaciones con tus padres, hermanos, maestros o mentores. O podrías descubrirlo por tu cuenta. Aprende sobre género y genitales. Aprende qué es el sexo y los riesgos que conlleva. Los riesgos incluyen embarazo, infecciones de transmisión sexual (ITS) y abuso sexual. Es importante que aprendas todo lo que puedas sobre el sexo. Cuanto más informado estés, más preparado estarás para tomar buenas decisiones.

Seguridad

Hay muchas maneras de proteger tu salud sexual y cuidarte a ti mismo. La abstinencia es la única forma de prevenir al 100% el embarazo y las ITS. Esto significa no tener sexo vaginal, anal u oral.

Si decides ser sexualmente activo, puedes considerar una forma de control de la natalidad. Los diferentes tipos incluyen un condón, píldora, parche, inyección, implante, diafragma o dispositivo intrauterino (DIU). Estos pueden ayudar a prevenir embarazos no deseados. Los condones son el único método para ayudar a prevenir las ITS.

Habla con tu médico antes de comenzar a tener relaciones sexuales. Te hablará sobre seguridad, riesgos y prevención. Puede responder cualquier pregunta que tengas sobre la salud sexual. También puede recetar un método de control de la natalidad.

Algunas personas tienen problemas o restricciones sexuales. Ciertos medicamentos y afecciones pueden limitar el deseo o la función. Habla con tu médico antes de tomar medicamentos de venta libre (OTC) o si tienes efectos secundarios, tales como dolor, a causa del sexo.

Comunicación

Otra parte de la salud sexual es la comunicación. Habla sobre sexo con un médico, padre o adulto en quien confíes. Es mejor que seas honesto con tus preguntas y preocupaciones.

También debes ser directo y claro con la pareja que te interesa sexualmente. Habla sobre tus expectativas y establece límites. No dejes que la pareja que te interesa u otros compañeros te presionen a hacer nada. Solo debes hacer cosas que acuerdas o aceptas hacer. No hagas algo que no quieras hacer o que te haga sentir incómodo. Si te encuentras en una situación como esta, dile a la persona “no”. Luego abandona la situación y cuéntale lo que sucedió a alguien de tu confianza. Esta persona puede protegerte y obtener ayuda, si es necesario.

Si te han diagnosticado una ITS, debes informarlo a tu(s) pareja(s) sexual(es). También podrían verse afectados. Cuantos más parejas tengas, mayor será tu riesgo de contraer una ITS. El tratamiento puede ayudar a curar o aliviar los síntomas de algunas ITS.

Aspectos para tener en cuenta

Es normal que tu salud sexual evolucione a medida que envejeces. Para mantenerte saludable, es mejor reflexionar regularmente sobre tus pensamientos, sentimientos y emociones. Hacer esto con anticipación te preparará para encuentros sexuales.

La salud sexual no es algo que debas manejar por su cuenta. Es algo de lo que debes hablar con personas en las que confías o a quienes amas. Puedes hablar sobre lo que se considera seguro y cuáles son los riesgos de ciertas acciones. Debes comprender qué es el consentimiento y que está bien decir “no”.

Si crees que está embarazada, tienes una ITS o has sufrido abuso, busca ayuda de inmediato. Un médico puede hacer una prueba para confirmar el embarazo y las ITS. Puede brindarte más información y analizar tus opciones. En caso de abuso, un médico puede realizar pruebas y proporcionar un tratamiento. Un oficial de policía o abogado puede proporcionar asistencia legal. También es posible que desees ver a un terapeuta, que puede ofrecerte apoyo emocional.

Preguntas para hacerle al médico

  • ¿Cómo sabré si estoy listo para tener relaciones sexuales?
  • ¿Cuáles son los riesgos de tener relaciones sexuales?
  • Si decido tener relaciones sexuales, ¿necesito usar métodos anticonceptivos?
  • ¿Cómo puedo practicar sexo seguro?
  • ¿Hay alguna vacuna que deba recibir antes de tener relaciones sexuales?
  • Tuve sexo, pero ahora desearía no haberlo hecho. ¿Qué puedo hacer?
  • ¿Cómo sé si tengo una mala salud sexual?
  • ¿Qué debo hacer si me preocupa mi salud sexual?

Recursos

Academia Estadounidense de Médicos de Familia: Opciones para la planificación familiar