Evaluación auditiva para niños

Si su hijo es sordo o tiene problemas de audición (deaf or hard of hearing, DHH), mientras más pronto sea diagnosticado, mejor. La intervención temprana ofrece una gran cantidad de opciones de tratamiento para su hijo. La capacidad de escuchar y tener acceso adecuado a los sonidos es esencial en el desarrollo integral de su hijo, especialmente si desea que su hijo pueda escuchar y hablar.

Camino a una salud mejorada

En la actualidad, los niños que sufren pérdida auditiva están siendo diagnosticados más rápido que antes, gracias a las iniciativas para la evaluación auditiva en los recién nacidos. Todos los estados cuentan con programas de Detección e Intervención Auditiva Temprana (Early Hearing Detection and Intervention, EHDI). En la mayoría de los casos, si su bebé nació en un hospital, se le realizarán estas evaluaciones auditivas tempranas antes de que a usted y a su bebé les den el alta del hospital.

Si su bebé no nació en un hospital, se le deben hacer las evaluaciones auditivas antes de que cumpla un mes de edad.

Existen dos pruebas auditivas que se usan comúnmente para realizar las evaluaciones auditivas a los recién nacidos: la prueba de emisiones otoacústicas y la prueba de respuesta auditiva provocada del tronco encefálico.

Emisiones otoacústicas (EOA)

La prueba no duele y toma tan solo unos minutos. De hecho, se puede realizar mientras su bebé duerme. Un técnico insertará en el canal auditivo del bebé un audífono suave y esponjoso, además de un micrófono, con el fin de detectar emisiones otoacústicas. Cuando se estimula la cóclea por medio de un sonido, las células ciliadas externas de la cóclea vibran. Esta vibración resuena en el oído medio, en donde el micrófono la detecta y la mide.

Respuesta auditiva provocada del tronco encefálico (automated auditory brainstem response, AABR)

De forma similar a la prueba de emisiones otoacústicas, esta evaluación auditiva es indolora y se realiza generalmente mientras su bebé duerme. Solo tarda entre 5 y 10 minutos. Mientras la prueba de emisiones otoacústicas únicamente verifica la función del oído medio, la prueba de respuesta auditiva provocada del tronco encefálico examina tanto el oído medio como la vía auditiva. El examen de la vía auditiva permite detectar la neuropatía auditiva, una causa menos común de pérdida auditiva. En esta prueba, se colocan los audífonos en el conducto auditivo y se ponen sensores (electrodos) en el cuero cabelludo del bebé. Los electrodos se usan para medir la respuesta que tiene el tronco encefálico al sonido.

Para la mayoría de los bebés, estas pruebas sirven para verificar que el bebé pueda escuchar. Incluso si los resultados de la prueba inicial de su bebé no son buenos, esto no significa necesariamente que tenga pérdida auditiva permanente. Algunas veces esto es ocasionado por los líquidos del oído medio. O, porque el bebé se movió durante la prueba, lo que habría ocasionado el resultado falso. Solamente casi 3 de cada 1,000 bebés nacen con pérdida auditiva permanente.

Independientemente del motivo, si los resultados de la prueba de su bebé recién nacido no fueron los esperados, se le remitirá a un especialista de audición de niños (audiólogo pediatra) para otras evaluaciones de diagnóstico auditivo. Es muy importante que haga los arreglos necesarios para esta evaluación tan pronto como le sea posible (antes de que cumpla 3 meses de edad).

Respuesta auditiva troncoencefálica (auditory brainstem response, ABR)

Si los resultados de su bebé en la prueba de evaluación para recién nacidos no fueron los adecuados, la siguiente prueba probablemente será el diagnóstico de la respuesta auditiva del tronco encefálico. Algunas veces, esta prueba se puede realizar mientras el bebé duerme. La prueba es muy similar a la de respuesta auditiva provocada del tronco encefálico, pero tarda más. Por lo tanto, los resultados obtenidos mientras duerme no son concluyentes, especialmente si su bebé se mueve o despierta. Por este motivo, es posible que un especialista en audición le recomiende una prueba de la respuesta auditiva troncoencefálica con sedación.

Audiometría conductual

Para este tipo de prueba, el niño (normalmente con uno de los padres) se sienta dentro de una cabina de sonido. La cabina de sonido propicia un ambiente muy silencioso para que el niño no se distraiga con otros sonidos y se enfoque únicamente en el sonido que se genera dentro de la cabina.

El especialista en audición (audiólogo) presenta los sonidos, ya sea a través de bocinas en la cabina o por medio de auriculares. Estos sonidos pueden ser sonidos de voz, tonos o música y se presentan en tonos altos y bajos. Además, pueden presentarse en diversas frecuencias (sonidos agudos y graves). En el caso de los bebés, los audiólogos controlarán la respuesta (si la hay) a estos sonidos (voltear la cabeza hacia el ruido, una respuesta de sobresalto, etc.). Los niños mayores podrán levantar sus manos cuando escuchen el sonido.

Los resultados de esta prueba se mostrarán en un audiograma, que es una gráfica que muestra de manera precisa cuáles son los sonidos que su hijo puede escuchar. Los resultados que se impresos en el audiograma ayudarán a determinar el grado de pérdida auditiva de su hijo (si la tiene): leve, moderada, grave o profunda.

Respuesta auditiva en estado estacionario (auditory steady state response, ASSR)

Al igual que con la respuesta auditiva troncoencefálica, la prueba de respuesta en estado estacionario utiliza electrodos (sensores) para medir la respuesta del cerebro al sonido. Esta es una prueba automatizada que determina el grado de pérdida auditiva (si la hay). Generalmente, esta prueba se realiza junto con la respuesta auditiva troncoencefálica. Los resultados de la respuesta auditiva en estado estacionario se consideran más objetivos que los de la troncoencefálica ya que la primera es automatizada y no necesita interpretarse.

Potenciales evocados auditivos de tronco cerebral (cortical auditory evoked potentials, CAEP)

La prueba de potenciales evocados auditivos de tronco cerebral se usa en los bebés y en los niños con retraso cognitivo (cualquier persona que no pueda proporcionar una respuesta significativa) que hayan sido diagnosticados previamente con deficiencia auditiva. Esta prueba ayuda a revelar cómo están funcionando los aparatos auditivos o los implantes cocleares. La prueba utiliza sensores de electrodos para medir la respuesta al sonido a nivel cortical (nivel cerebral).

Prueba de reflejo acústico

Conocida también como reflejo estapedial, esta prueba utiliza audífonos de esponja para transmitir estímulos de sonidos al oído para examinar el reflejo involuntario del músculo del oído medio.

Timpanometría

Esta prueba también se utiliza para evaluar el oído medio. Solo toma unos segundos y puede revelar si hay líquido en el oído medio, si hay un tapón de cerumen o incluso si los huesos de conducción del oído medio no están haciendo contacto. Para la prueba, el especialista en audición colocará en el oído del niño un dispositivo similar a un audífono esponjoso. Estos dispositivos cambian la presión de aire en los oídos, obligando al tímpano a moverse hacia adelante y hacia atrás. Estos movimientos se muestran en una gráfica llamada timpanograma.

Pruebas auditivas en la escuela

Cuando su hijo comienza el kindergarten, el departamento de educación en salud de la mayoría de los estados hará los arreglos necesarios para realizar pruebas auditivas; por lo general, en los años escolares impares (kindergarten, primer grado, tercer grado, quinto grado, etc.) hasta nivel medio. Por lo regular la enfermera de la escuela o el patólogo del habla y del lenguaje son los encargados de realizar estas pruebas de detección. En algunas circunstancias, el entorno para la prueba no es el ideal, pero estas pruebas ofrecen un servicio muy valioso. Los niños que tienen pérdida auditiva leve o pérdida auditiva en un solo oído, o los niños que tienen pérdida auditiva de inicio tardío podrían no ser diagnosticados adecuadamente por algún otro medio, si no fuera por las evaluaciones que se realizan en la escuela.

Pruebas auditivas en el consultorio médico

También le deberá revisar la audición a su hijo en el consultorio médico durante cada una de las visitas de bienestar infantil (exámenes médicos anuales). Por lo general, un enfermero hará la evaluación auditiva justo después de pesar y medir a su hijo.

Cómo mantener sus oídos sanos

Existen muchas formas para cuidar sus oídos y protegerse usted y a su hijo, de una pérdida auditiva en el futuro.

  • No utilice hisopos de algodón en los oídos.
  • Utilice protectores de oídos o tapones para amortiguar el sonido si hay sonidos fuertes a su alrededor, ya sea que esté alrededor de un equipo ruidoso o incluso en un concierto.
  • Mantenga secos los oídos.
  • No escuche música con el volumen al máximo.
  • Baje el volumen de su televisor hasta el nivel mínimo en el que usted pueda escuchar claramente.
  • Disminuya el riesgo de infecciones de oído al tratar adecuadamente y a tiempo las infecciones de las vías respiratorias superiores.

Cosas que debe tener en cuenta

Si las pruebas auditivas de diagnóstico revelan que su bebé o que su hijo tiene pérdida auditiva, debe tomar muchas decisiones. El tipo de pérdida auditiva que tenga su hijo será la guía para muchas de sus opciones.

Pérdida auditiva

La pérdida auditiva se puede clasificar en distintos grados (dependiendo de la cantidad de audición perdida) y también en diferentes tipos (tipos de pérdida auditiva). En general, existen cuatro grados y dos tipos de pérdida auditiva.

Los grados de pérdida auditiva incluyen:

  • Leve: en este grado de pérdida auditiva, su hijo probablemente tiene dificultad para escuchar al estar en ambientes ruidosos, pero puede entender bien el lenguaje en ambientes silenciosos.
  • Moderada: una pérdida auditiva moderada con frecuencia significa que su hijo tiene dificultad para escuchar y entender los sonidos normales del habla. Aumentar el volumen podría ser útil.
  • Grave: Los niños con pérdida auditiva grave no pueden escuchar ninguno de los sonidos normales del habla. Algunas veces podrían escuchar si les gritan.
  • Profunda: el nivel de audición en esta categoría de pérdida es el peor. Incluso con un dispositivo de audición, es muy poco probable que su hijo pueda escuchar los sonidos del habla.

Los tipos de pérdida auditiva incluyen:

  • Pérdida auditiva conductiva: este tipo de pérdida auditiva está relacionado con un problema en el oído medio el cual evita que el sonido viaje desde el oído externo hacia el tímpano. Esto podría ser causado por infecciones de oído, tapones de cerumen, líquido en el oído medio o incluso podría ser ocasionado porque el oído medio no está formado como debería. Con frecuencia, este tipo de pérdida auditiva puede corregirse médicamente.
  • Pérdida auditiva neurosensitiva: este es el tipo más común de pérdida auditiva. La pérdida auditiva neurosensitiva es causada por daño en el oído interno (cóclea) o en los nervios que conectan la cóclea con el cerebro. Esta puede ser ocasionada por la genética (la pérdida auditiva viene de familia), por una enfermedad (algunos medicamentos para algunas enfermedades son tóxicos para los oídos), porque el oído interno no se desarrolló de la forma adecuada o por la exposición a sonidos fuertes. También puede ser consecuencia del envejecimiento, llamada también pérdida auditiva relacionada con la edad. Normalmente no existe ningún tipo de corrección médica ni quirúrgica para la pérdida auditiva neurosensitiva.

Instrumentos para mejorar el sonido

Según el tipo y el grado de pérdida auditiva que tenga su hijo, hay equipo que le puede ayudar a tener acceso al sonido. El acceso al sonido puede ayudarle a su hijo a desarrollar el lenguaje hablado.

  • Aparatos auditivos: estos dispositivos se usan, por lo general, detrás de las orejas y se usan para amplificar los sonidos. Fundamentalmente, estos suben el volumen de todos los sonidos. Los aparatos auditivos son a menudo una buena opción para las personas con pérdida auditiva leve a moderada, e incluso algunas veces pueden ser útiles para la pérdida auditiva grave. No ofrecen muchos beneficios para las personas con pérdida auditiva profunda.
  • Implantes cocleares: son una opción que ofrece sonidos o la sensación del sonido a las personas con pérdida auditiva profunda o con pérdida auditiva entre grave y profunda. Los implantes son dispositivos electrónicos médicos que se implantan quirúrgicamente detrás o encima de la oreja y dentro de la cóclea (oído interno). La parte del procesador del habla del implante coclear se usa en el exterior e incluye un micrófono.

Cuándo debe visitar a un médico

Aun con todas las evaluaciones auditivas que se realizan para detectar la pérdida auditiva lo más temprano posible, usted continúa siendo el mejor defensor de su hijo. Si usted sospecha que su hijo no puede escuchar bien, llame a su médico y solicite una evaluación auditiva.

Síntomas de pérdida auditiva en bebés y niños pequeños

  • Su bebé no se sobresalta con los ruidos fuertes (incluso cuando está durmiendo).
  • Su bebé no imita ningún sonido.
  • Su bebé no se voltea cuando escucha su voz por detrás.
  • Su bebé no se da cuenta cuando los juguetes hacen ruido.
  • Su hijo no habla a la edad apropiada para hacerlo.
  • Su hijo no responde a instrucciones sencillas cuando ya tiene la edad adecuada para hacerlo.

Síntomas de pérdida auditiva en niños entre 3 y 4 años de edad

  • Su hijo no puede responder preguntas sencillas (quién, dónde, cómo).
  • Su hijo no habla ni dice oraciones.
  • Su hijo no va hacia usted cuando le habla desde otra habitación.
  • Su hijo no responde a la música de la radio o responde únicamente cuando el volumen está a un nivel alto.

Síntomas de pérdida auditiva en niños entre 4 y 6 años de edad

  • Su hijo no pronuncia correctamente las palabras.
  • Su hijo habla en voz alta, incluso en un ambiente tranquilo.
  • Su hijo evita hablare a los adultos y a otros niños.
  • Su hijo no disfruta cuando usted le lee.

Preguntas para su médico

  • ¿En dónde puedo hacerle la evaluación auditiva a mi hijo?
  • ¿Tiene mi hijo dificultad para escuchar o simplemente no está poniendo atención?
  • ¿Cómo puedo reconocer la pérdida auditiva si esta se desarrolla a medida que mi hijo crece?
  • Las evaluaciones auditivas parecen ser subjetivas. ¿Existe alguna forma más precisa para evaluar la audición?
  • Si mi hijo tiene pérdida auditiva, ¿podría recuperar la audición?
  • ¿Cuál fue la causa de la pérdida auditiva de mi hijo?
  • Ningún miembro de mi familia es sordo. ¿Cómo es que mi hijo es sordo?