Encontrar el programa de tratamiento para adicciones adecuado

Admitir que se tiene una adicción es algo difícil de hacer. Pero es el primer paso para obtener ayuda para su problema. El siguiente paso es obtener ayuda a través del tratamiento.

El propósito del tratamiento de adicciones es ayudarse o ayudar a otra persona a:

  • Detener la adicción.
  • Mantenerse libre de la adicción.
  • Ser productivo en casa, en el trabajo y en la sociedad.

El camino hacia una salud mejor

Hay varios tipos de tratamientos disponibles para adicciones. Estos son algunos de los más comunes.

Pacientes hospitalizados/en residencias

Este es el tipo de tratamiento más intensivo. Es para personas con problemas graves de adicción. Para este tipo de atención, usted vive en un centro especializado durante un período prolongado de tiempo. La cantidad de tiempo depende de la instalación y del tipo de tratamiento que necesita.

Algunas personas pueden quedarse unos días en la unidad de recuperación de adicciones de pacientes hospitalizados. Otros pueden permanecer en una instalación fuera de la ciudad durante 30 días o más. Algunas instalaciones privadas ofrecen programas que duran 6 meses o más.

Los programas más comunes suelen durar 30 días. Estos programas son buenos para las personas que tienen problemas para mantenerse libres de adicciones por su cuenta. Proporcionan más estructura y orientación. Un programa de hospitalización le brinda un lugar seguro para quedarse mientras se concentra en usted mismo. Mientras vive allí, puede asistir a terapia individual, terapia grupal y clases. Estos le enseñan sobre la adicción. Lo ayudan a aprender a vivir sin su adicción.

Programa ambulatorio intensivo

Un programa intensivo para pacientes ambulatorios (PAI) proporciona la misma terapia y educación que el tratamiento hospitalario. Pero usted permanece en su propia casa durante el tratamiento. Participa en un programa que dura varias horas al día. Algunos programas se ejecutan durante el día. Otros se dan por la noche. Si tiene una familia o compromisos que le impiden ir a recibir tratamiento, el PAI podría ser una buena opción para usted.

Vivir sobrio

Algunas personas optan por vivir en casas o comunidades con personas que están en recuperación. Esto les da responsabilidad y estructura que pueden no tener en casa. Por lo general, hay reglas que deben seguirse. Los residentes a menudo tienen tareas o responsabilidades dentro de la casa. Con este tratamiento, las personas pueden vivir solas pero aún tienen estructura y apoyo de sus pares.

Paciente ambulatorio

En este tratamiento, generalmente asiste a una terapia grupal de manera regular. Dependiendo del programa, la terapia puede ser una, dos o más por semana. Otra forma de tratamiento ambulatorio es la terapia individual con un consejero. Estas formas de tratamiento se recomiendan para personas que han estado libres de adicciones por algún tiempo.

Grupos de apoyo

Hay grupos de apoyo gratuitos que ayudan a las personas con adicciones. Algunos de estos se llaman grupos de los 12 pasos. Incluyen, entre otros, a:

  • Alcohólicos Anónimos
  • Narcóticos Anónimos
  • Comedores Compulsivos Anónimos
  • Jugadores Anónimos.

Otros grupos que no están afiliados a los 12 pasos incluyen:

  • Celebrar la recuperación
  • Recuperación SMART
  • Sobriedad Secula

Estos grupos son generalmente gratuitos para cualquier persona con un problema. Pueden ofrecer apoyo a alguien que lucha contra una adicción. Debido a que son grupos de pares, puede aprender de las experiencias de cualquier persona del grupo. También obtiene un sentido de comunidad que puede apoyarlo mientras lidia con su adicción.

Aspectos a tener en cuenta

Hay una serie de factores que deberá considerar al elegir qué tipo de tratamiento de adicciones es el adecuado para usted. Estos incluyen:

  • La gravedad de su adicción. Si lucha con su adicción todos los días, es posible que necesite un tratamiento residencial.
  • Si necesita desintoxicarse. El uso de algunas sustancias es muy difícil de detener y se necesita desintoxicación médica. Estas incluyen el alcohol y la heroína. Tendrá que averiguar si la opción de tratamiento que está buscando implica desintoxicación.
  • Si tiene una afección concurrente. Estos son trastornos mentales o del comportamiento con los que lidia, además de su adicción. Podrían incluir depresión, ansiedad, trastorno de estrés postraumático, trastorno bipolar o esquizofrenia.
  • Lo que puede costear. El seguro médico generalmente cubrirá algunas formas de tratamiento de adicciones. Debe averiguar qué cubrirá su compañía de seguros antes de tomar su decisión. Si su seguro no cubre el tratamiento que necesita, deberá decidir cuánto puede gastar. Algunos programas de tratamiento están dispuestos a trabajar con usted. Pueden ofrecer descuentos si paga en efectivo por adelantado. Algunos ofrecen tarifas de escala variable. Algunos programas, como los programas de 12 pasos, son gratuitos.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué tan grave es mi adicción?
  • ¿Qué tipo de tratamiento será mejor para mí?
  • ¿Cuánto tiempo debo estar en tratamiento?
  • ¿Tengo alguna afección concurrente por la que también deba recibir tratamiento?
  • ¿Me puede derivar a un centro de tratamiento?