El embarazo después de los 35: la edad materna avanzada

Si tiene 35 años o más y está embarazada o está pensando en quedar embarazada, hay algunas cosas que debe saber. A los 35 años, se considera que tiene una edad materna avanzada. Su médico usa esta edad como guía para comprender ciertos factores de riesgo que usted puede tener a diferencia de una mujer más joven. Estos incluyen riesgos de problemas de salud, complicaciones del embarazo y defectos de nacimiento.

Estas son algunas de las preocupaciones especiales que puede tener si es mayor de 35 años y está embarazada.

Antes del embarazo

  • Podría llevarle más tiempo quedar embarazada. Las mujeres nacen con todos los óvulos que tendrán durante su vida. A mediados de los 30 años, tiene un menor número de óvulos. Los óvulos que le quedan son más viejos y no tienen la misma calidad que los óvulos más nuevos. Esto puede hacer que resulte más difícil fecundarlos.
  • Usted podría tener otros problemas de salud. Algunas afecciones son más comunes a medida que envejece. Estas incluyen la diabetes y la hipertensión arterial. Ambas afecciones pueden causar complicaciones durante el embarazo.

Durante el embarazo

  • Diabetes gestacional. Cuanto más grande es, mayores son las probabilidades de desarrollar diabetes gestacional. Este es un tipo especial de diabetes que desarrollan algunas mujeres durante el embarazo. La diabetes no controlada puede causar un parto prematuro. También puede hacer que su bebé sea demasiado grande.
  • Preeclampsia. Esta afección hace que tenga presión arterial alta durante el embarazo. También podría indicar que algunos de sus órganos no están funcionando correctamente.
  • Tener un embarazo múltiple (como gemelos). Las mujeres más grandes son naturalmente más propensas a tener un embarazo múltiple. Los tratamientos de fertilidad que realizan algunas mujeres más grandes también pueden aumentar esa probabilidad. Tener múltiples fetos puede causar complicaciones durante el embarazo. Estos incluyen la preeclampsia, la diabetes gestacional y el parto prematuro.
  • Defectos de nacimiento. El riesgo de que su bebé tenga defectos de nacimiento aumenta a medida que usted envejece. Los defectos de nacimiento pueden incluir anomalías cromosómicas, como el síndrome de Down.
  • Aborto espontáneo. Esto ocurre cuando el bebé muere antes de llegar a las 20 semanas de embarazo. Existen muchas causas de aborto espontáneo. La edad avanzada aumenta su riesgo.

En el parto

  • Parto prematuro. Ocurre cuando el bebé nace antes de las 37 semanas de embarazo. Los bebés prematuros son más propensos a tener problemas de salud al nacer. No tienen tiempo suficiente para desarrollarse en el útero.
  • Bajo peso al nacer. Las madres mayores tienen más probabilidades de tener un bebé que pese menos de 5 libras (8 oz) al nacer. Los bebés con bajo peso al nacer son más propensos a tener problemas de salud.
  • Necesidad de una cesárea. Una cesárea ocurre cuando se realiza una cirugía para tener al bebé. Su médico abre el útero y saca al bebé. Las cesáreas conllevan más riesgos. Estos incluyen infecciones y una mala reacción a la anestesia. A mayor edad, es más probable que desarrolle complicaciones que requieran un parto por cesárea.

Camino hacia una mejor salud

Existen muchas cosas que puede hacer para aumentar sus probabilidades de tener un bebé sano si tiene 35 años o más.

Antes del embarazo

  • Hágase un chequeo médico. Asegúrese de que está sana antes de quedar embarazada. Obtenga cualquier vacuna que necesite. Hable con su médico sobre sus antecedentes médicos y los de su familia. Es posible que pueda detectar una afección de salud presente en su familia que podría afectar su embarazo.
  • Obtenga tratamiento. Si tiene algún problema de salud, asegúrese de recibir tratamiento. Esto incluye afecciones físicas, tales como la diabetes o la hipertensión arterial. También incluye afecciones mentales, como la depresión.
  • Tome sus medicamentos. Informe a su médico sobre todos los medicamentos que toma. Esto incluye los medicamentos de venta libre y con receta, y los suplementos. Algunos no son seguros durante el embarazo. Es posible que su médico tenga que cambiar algunos de sus medicamentos.
  • Tome ácido fólico. El ácido fólico es una vitamina que ayuda al crecimiento y al desarrollo. Tómelo antes de quedar embarazada y durante el embarazo. Puede ayudar a prevenir defectos de nacimiento en su bebé.
  • Mantenga un peso saludable. Si tiene sobrepeso o bajo peso, es más probable que tenga problemas de salud durante el embarazo. Trate de llegar a un peso saludable y mantenerlo antes de quedar embarazada.
  • Manténgase alejada de sustancias tóxicas. No utilice productos químicos peligrosos en el hogar o en el trabajo. No consuma tabaco ni beba alcohol ni consuma drogas ilegales antes de quedar embarazada.
  • Reduzca el estrés. El estrés puede tener un efecto negativo en su cuerpo. Aprenda habilidades de manejo del estrés antes de quedar embarazada para que este no afecte a su bebé.

Durante el embarazo

  • Realícese controles prenatales. Programe citas regulares con su médico y asista a todas ellas. Él o ella podrá controlar su embarazo. Gracias a las visitas regulares, el médico podrá detectar cualquier problema con anterioridad. Será más probable que tenga un buen resultado.
  • Manténgase al día con el tratamiento. Continúe el tratamiento de cualquier afección de salud que tenía antes del embarazo. Asegúrese de que su médico sepa qué medicamentos está tomando. Él o ella sabrá si son seguros para su bebé.
  • Aumente la mejor cantidad de peso. Cuánto peso debe aumentar depende de su peso antes del embarazo. Su médico le dirá cuántos kilos es un buen margen para usted. Ingiera una dieta saludable y sea lo más activa posible.
  • No fume ni beba alcohol ni consuma drogas. El tabaco, el alcohol y las drogas pueden ser muy perjudiciales para usted y su bebé durante el embarazo.

Aspectos a tener en cuenta

Cuando tiene una edad materna avanzada, es posible que su médico quiera hacer pruebas prenatales adicionales. Esto le permitirá buscar anomalías específicas respecto de las cuales tiene un mayor riesgo debido a su edad. Un análisis de sangre no invasivo analiza el ADN fetal en su torrente sanguíneo. Se puede saber si su bebé tiene riesgo de ciertas anomalías cromosómicas, como el síndrome de Down.

Si se encuentra un mayor riesgo, se pueden realizar más pruebas. Esto podría incluir más análisis de sangre. También podría incluir la muestra de vellosidades coriónicas (MVC) o la amniocentesis. Estas pruebas pueden diagnosticar una anomalía cromosómica. Pero también pueden aumentar ligeramente el riesgo de aborto espontáneo. Hable con su médico acerca de cualquiera de estas pruebas adicionales.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué mayores riesgos tendré si quedo embarazada después de los 35 años? ¿Y después de los 40 años?
  • Si estoy sana, ¿aún se considera que tengo una edad materna avanzada si soy mayor de 35 años?
  • ¿Por qué la edad presenta un mayor riesgo de complicaciones?
  • ¿A qué edad se considera que soy demasiado grande para tener un bebé?
  • ¿Debo realizarme pruebas adicionales para medir mi riesgo de complicaciones?
  • ¿Qué puedo hacer para reducir mi riesgo de complicaciones, como el parto prematuro?
  • Los resultados de las pruebas indican que mi bebé tiene un mayor riesgo de sufrir una anomalía cromosómica. ¿Qué hago ahora?