Ejercicio durante el embarazo

Para la mayoría de la gente, el ejercicio es muy beneficioso para la salud en general. Esto incluye a las mujeres embarazadas. Si usted está sana y su embarazo es normal (no de alto riesgo), debería ser seguro hacer ejercicio. Muchos médicos lo fomentan. Hable con su médico antes de comenzar a hacer ejercicio durante el embarazo. Le dirá lo que está bien. Puede hablar de cuál será el mejor tipo de ejercicio para usted.

Camino hacia un mayor bienestar

Muchas mujeres se preguntan si deben hacer ejercicio cuando están embarazadas. Se preocupan de que la actividad física pueda aumentar el riesgo de aborto involuntario. Más adelante en el embarazo, tal vez se preocupen de que esto haga que su bebé nazca antes de tiempo o tenga un peso bajo al nacer. El ejercicio no causa ninguna de esas cosas. Aquí hay otras dudas comunes que las mujeres embarazadas tienen sobre el ejercicio.

¿Es seguro para mí hacer ejercicio durante el embarazo?

Consulte con su médico para asegurarse de que es seguro para usted hacer ejercicio. Algunas afecciones médicas hacen que el ejercicio sea perjudicial para usted o su bebé. Si tiene alguna de estas afecciones, no debe hacer ejercicio:

  • ciertos tipos de enfermedades del corazón o de los pulmones;
  • insuficiencia cervical;
  • anemia severa;
  • preeclampsia (presión arterial alta inducida por el embarazo);
  • trabajo de parto prematuro durante el embarazo;
  • placenta previa después de la 26º semana de embarazo;
  • embarazo múltiple y con factores de riesgo de trabajo de parto prematuro.

La mayoría de estas afecciones son infrecuentes. Si no tiene problemas médicos graves y su embarazo es normal, es probable que sea seguro hacer ejercicio.

¿Cómo me ayudará el ejercicio durante el embarazo?

Hay muchos beneficios de hacer ejercicio durante el embarazo. Ejercicio:

  • Promueve un aumento de peso saludable.
  • Reduce el dolor de espalda.
  • Ayuda con el estreñimiento.
  • Mejora su estado físico general.
  • Fortalece su cuerpo y lo prepara para el parto.
  • Ayuda a perder peso después del nacimiento del bebé.

¿Cómo debo comenzar un programa de ejercicios?

Consulte con su médico antes de comenzar un nuevo plan de ejercicios. Si su médico lo aprueba, puede comenzar a hacer ejercicio a un nivel bajo. Asegúrese de que el ejercicio que realiza no cause dolor, dificultad para respirar o cansancio excesivo. Luego puede aumentar lentamente su actividad. Reduzca el nivel de ejercicio si se siente:

  • incómoda;
  • que le falta el aliento;
  • muy cansada.

Algunas mujeres establecen una rutina de ejercicios antes de quedar embarazada. Si lo hace, es más fácil seguir haciendo ejercicio durante el embarazo. Si no ha hecho ejercicio antes, necesita empezar muy lentamente. Muchas mujeres encuentran que necesitan ralentizar su nivel de ejercicio durante el embarazo.

¿Qué tipos de ejercicios son mejores cuando estoy embarazada?

Los ejercicios más cómodos son aquellos que no requieren que su cuerpo cargue peso adicional. La natación y la bicicleta estática son buenas opciones. Caminar y hacer ejercicios aeróbicos de bajo impacto son generalmente bien tolerados. También puede probar con el yoga modificado o Pilates modificado. Usted y su médico tendrán que decidir qué es lo mejor para usted y su bebé.

¿Cuánto ejercicio debería hacer cuando estoy embarazada?

Las mujeres embarazadas deben realizar 150 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada cada semana. En este nivel, aún debe poder hablar, pero no cantar. Divida los 150 minutos como quiera. Podría hacer 30 minutos de ejercicio 5 veces a la semana. O podría hacer incrementos de 10 minutos varias veces al día casi todos los días. Si era físicamente activa antes de quedar embarazada, es posible que pueda mantener su rutina actual. Siempre consulte con su médico primero.

Aspectos a tener en cuenta

El ejercicio durante el embarazo es generalmente seguro. Sin embargo, hay algunas cosas que debe tener en cuenta. Evite actividades que aumentan el riesgo de caídas o lesiones. Esto incluye deportes de contacto o intensos. Incluso lesiones leves en la zona del estómago pueden ser graves cuando se está embarazada. Después de los primeros 3 meses de embarazo, lo mejor es evitar hacer ejercicio mientras está acostada sobre su espalda. El peso del bebé puede interferir con la circulación sanguínea. También evite estar períodos largos de pie.

Cuando el clima es cálido, haga ejercicio a la mañana temprano o al anochecer. Esto la ayudará a evitar el sobrecalentamiento. Si hace ejercicio en el interior, asegúrese de que el cuarto esté lo suficientemente ventilado. Use un ventilador para ayudar a mantenerse fresco. Beba líquidos en abundancia, incluso si no siente sed.

Asegúrese de consumir una dieta bien balanceada. El embarazo por sí solo aumenta sus necesidades de alimentos 300 calorías al día. El ejercicio quema calorías adicionales que su bebé necesita para crecer y desarrollarse. Si hace ejercicio, pregunte a su médico la cantidad de calorías adicionales que debe ingerir.

¿Qué problemas debería consultar con mi médico?

Escuche a su cuerpo. Llame a su médico si tiene alguno de los siguientes problemas:

  • sangre o líquido proveniente de su vagina;
  • dolor abdominal o vaginal repentino o severo;
  • contracciones que se prolongan durante 30 minutos después de dejar de hacer ejercicio;
  • dolor de pecho;
  • dificultad para respirar;
  • dolor de cabeza grave o que no desaparece;
  • mareos y náuseas;
  • visión débil o borrosa.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Tengo alguna afección de salud que haga que sea peligroso para mí hacer ejercicio durante el embarazo?
  • ¿Estoy en riesgo de parto prematuro?
  • ¿Cuáles son los mejores ejercicios para hacer, teniendo en cuenta mi salud física actual?
  • ¿Hay ejercicios específicos que no debería hacer?
  • ¿Qué tipo de ejercicio podría perjudicarme a mí o a mi bebé?
  • ¿Puedo hacer ejercicio todo el embarazo hasta que nazca el bebé?
  • ¿Cuánto tiempo después del nacimiento del bebé puedo empezar a hacer ejercicio de nuevo?