Digoxina: un medicamento para problemas del corazón

La digoxina es un medicamento utilizado para tratar ciertos problemas cardíacos, como la insuficiencia cardíaca. La insuficiencia cardíaca se produce cuando el corazón no puede bombear sangre lo suficientemente bien como para satisfacer las necesidades del cuerpo. Si tiene insuficiencia cardíaca, la digoxina puede mejorar la capacidad del corazón para bombear sangre. Esto a menudo mejorará síntomas como la falta de aliento.

La digoxina también puede ayudar a las personas que tienen latidos cardíacos rápidos o irregulares. Esto puede ser causado por un problema cardíaco llamado fibrilación auricular. La digoxina ayuda al disminuir y controlar la frecuencia cardíaca.

La digoxina viene en tabletas, cápsulas y en forma líquida. Funciona con minerales en las células del corazón, para reducir el esfuerzo y mantener el corazón latiendo normalmente.

El camino hacia una mejor salud

¿Cómo debo tomar mi digoxina?

Es muy importante que tome el medicamento exactamente como le indique su médico. La digoxina generalmente se toma una vez al día. Debe intentar tomarla a la misma hora todos los días. Si omite una dosis, puede tomarla si han transcurrido menos de 12 horas desde la dosis normal. Si han pasado más de 12 horas, omita esa dosis por completo. No desea duplicar las dosis de digoxina.

La digoxina puede tardar varias semanas o varios meses en comenzar a funcionar. No se sorprenda si no se siente mejor de inmediato. Siga tomando la digoxina, incluso después de sentirse mejor. No deje de tomar la digoxina de repente. Esto podría empeorar los problemas cardíacos. Llame al médico si tiene algún problema para tomar el medicamento.

¿Hay algún alimento u otro medicamento que afecte el funcionamiento de la digoxina?

Algunos medicamentos y alimentos pueden disminuir la cantidad de digoxina que absorbe el cuerpo. Estos incluyen:

  • Antiácidos que contienen aluminio o magnesio.
  • Algunos medicamentos para bajar el colesterol (colestiramina y colestipol).
  • Ciertos medicamentos que tratan problemas gastrointestinales, como metoclopramida o sulfasalazina.
  • Algunos medicamentos antidiarreicos que contienen caolín y pectina.
  • Laxantes que aumentan el volumen (como psyllium, Metamucil o Citrucel).
  • Alimentos con alto contenido de fibra (como muffins de salvado) o suplementos nutricionales (como Ensure).

No tome estos medicamentos ni coma alimentos con alto contenido de fibra muy cerca del momento en que toma la digoxina. Podría significar que tendrá muy poca digoxina en el torrente sanguíneo para ayudar al corazón. Es mejor tomar la digoxina con el estómago vacío. Consulte con su médico antes de tomar cualquiera de los medicamentos enumerados anteriormente. Si su médico dice que está bien tomar estos medicamentos, espere 2 horas entre una dosis de digoxina y una dosis de estos medicamentos.

La digoxina también interactúa con muchos otros medicamentos. Siempre debe informar al médico y a su farmacéutico sobre todos los medicamentos que está tomando. Esto incluye cualquier medicamento de venta libre, remedios naturales y medicamentos a base de hierbas. Siempre hable con su médico antes de tomar cualquier medicamento nuevo.

¿Cómo sabrá mi médico si estoy recibiendo la cantidad correcta de digoxina?

La dosis de digoxina necesaria para tratar afecciones cardíacas es diferente para diferentes personas. Su médico puede hacerle un análisis de sangre para asegurarse de que tenga la cantidad correcta de digoxina en el cuerpo. Este análisis de sangre debe realizarse al menos 6 horas después de la última dosis de digoxina. Dígale al médico cuándo toma normalmente la digoxina. Es posible que su médico quiera que espere para tomar la dosis. O tal vez quiera programar la cita para que le extraigan sangre en el momento adecuado.

Aspectos para tener en cuenta

La mayoría de las personas pueden tomar digoxina sin experimentar muchos efectos secundarios. Sin embargo, podría tener efectos secundarios, especialmente si recibe demasiada digoxina. Dichos efectos secundarios incluyen:

  • náuseas;
  • vómito
  • diarrea
  • dolor de estómago
  • pérdida del apetito;
  • cansancio o debilidad
  • latidos cardíacos lentos
  • palpitaciones
  • latidos cardíacos irregulares
  • somnolencia;
  • confusión
  • desmayos
  • cambios en la visión (borrosos o amarillos)

Es importante prestar atención a estos efectos secundarios. Demasiada digoxina es peligrosa. Si experimenta alguno de estos síntomas, llame al médico de inmediato.

También hay síntomas cuando no está recibiendo suficiente digoxina. Debe hablar con su médico sobre la afección y síntomas. Si tiene insuficiencia cardíaca, los siguientes síntomas podrían significar que no está recibiendo suficiente digoxina:

  • Más dificultad para respirar que lo habitual.
  • Una disminución en su capacidad para subir escaleras o caminar.
  • Despertar sin aliento por la noche.
  • Falta de aliento cuando se recuesta o duerme sobre más almohadas de lo habitual.
  • Visitas más frecuentes al baño durante la noche.
  • Aumento de la hinchazón del tobillo, o sensación de que, de repente, los zapatos están demasiado apretados.

Si tiene fibrilación auricular, los siguientes síntomas podrían significar que no está recibiendo suficiente digoxina:

  • Pulso rápido (más de 100 latidos por minuto).
  • Palpitaciones, o la sensación de que el corazón está acelerado.
  • Un cambio en la frecuencia cardíaca.
  • mareos;
  • Desvanecimientos o desmayos.

Si desarrolla alguno de estos síntomas, llame al médico de inmediato. Su médico decidirá cómo ajustar la medicación y/o controlar los síntomas según sea necesario.

Preguntas para hacerle al médico

  • ¿La digoxina es el medicamento adecuado para mí?
  • ¿Cómo debo tomar este medicamento?
  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?
  • ¿Cuáles son los síntomas que debo tener en cuenta?
  • ¿Qué debo hacer si omito una dosis?
  • ¿Cuánto tiempo tendré que tomar digoxina?

Recursos

Institutos Nacionales de la Salud, MedlinePlus: Digoxina