Diferentes tipos de tratamiento de salud mental

La salud mental o las afecciones psiquiátricas son comunes. Muchas veces, son hereditarias. Algunas de las afecciones de salud mental más comunes son la depresión, la ansiedad y el trastorno bipolar. Estas y otras enfermedades interfieren con sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Saber que tiene una afección de salud mental puede alterarlo. Pero hay esperanza. Hay una variedad de tratamientos disponibles para las afecciones de salud mental. No tenga miedo de pedir ayuda.

El camino hacia una salud mejor

Existen varios tipos de tratamiento para los problemas de salud mental. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Psicoterapia o terapia. También se llama terapia de conversación. Es uno de los tratamientos más comunes para este tipo de trastornos. Implica hablar sobre sus problemas con un profesional de salud mental. Hay muchos tipos de terapia de conversación. Algunos comunes incluyen la terapia cognitivo-conductual o la terapia dialéctica conductual. La terapia de conversación a menudo se realiza individualmente. También se puede hacer en grupo o con su familia. La terapia de conversación individual y grupal a veces es útil. Este tipo de terapia puede ser útil incluso para aquellos que no tienen una afección de salud mental y simplemente están pasando por situaciones difíciles de la vida (duelo, divorcio, etcétera).
  • Medicamentos recetados. Los medicamentos recetados son otro método popular de tratamiento. Los medicamentos para los trastornos mentales realizan cambios en los químicos del cerebro que están involucrados en las emociones y los patrones de pensamiento. Los medicamentos no curan las afecciones psiquiátricas o los problemas de salud, pero pueden mejorar sus síntomas. Pueden hacer que otros tratamientos, como la terapia, sean más efectivos. Existen muchos tipos diferentes de medicamentos recetados que funcionan de diferentes maneras. Su médico le hará una recomendación y hablará de los efectos secundarios.
  • Grupos de apoyo. Los grupos de autoayuda y apoyo pueden ayudarlo a comprender mejor su afección. Pueden brindar amistad, apoyo, recursos y consejos sobre cómo vivir con su afección. También ayudan a abordar los sentimientos de aislamiento que a menudo acompañan a las afecciones de salud mental.
  • Otras terapias. Existen muchos tipos de terapias que las personas usan para ayudar a tratar problemas de salud mental. Estas pueden incluir actividad física, como ejercicio o yoga. También pueden incluir terapias creativas, que son terapias en las que se utilizan medios para expresarse creativamente. Pueden usar medios como arte, música, movimiento o escritura.
  • TEC u otra terapia de estimulación cerebral. La terapia electroconvulsiva (TEC) es un procedimiento seguro que envía corrientes eléctricas al cerebro. Esto provoca cambios en el cerebro que pueden mejorar e incluso revertir los síntomas problemáticos. La TEC y otras terapias de estimulación cerebral a menudo se usan cuando otros tipos de tratamiento no han funcionado.
  • Terapia de desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares (EMDR, por sus siglas en inglés). Este tipo de terapia se usa para aliviar el estrés psicológico. Se ha convertido en una forma efectiva de ayudar a tratar el trauma, especialmente, el trastorno de estrés postraumático (TEPT).
  • Programa de tratamiento hospitalario o residencial. A veces, sus problemas de salud mental se vuelven tan graves que necesita recibir tratamiento en un hospital o en un programa a largo plazo. Esto puede ocurrir cuando usted no puede cuidarse solo, o cuando está en peligro de dañarse o dañar a otros.

No todos los tratamientos funcionan o son necesarios para todos. Algunas personas se benefician de una combinación de tratamientos. Su médico lo ayudará a encontrar el tratamiento adecuado para usted.

Aspectos a tener en cuenta

En el pasado, ha habido un estigma injusto alrededor de la salud mental y las afecciones mentales. Este estigma puede evitar que las personas obtengan la ayuda y el apoyo que necesitan. Tienen miedo de lo que la gente vaya a pensar de ellos. Entonces, no buscan tratamiento, y su afección a menudo empeora. A veces, las personas incluso se quitan la vida porque el estigma de la enfermedad mental les impidió buscar ayuda.

Sin embargo, en los últimos años, profesionales de la salud, educadores y organizaciones han trabajado para superar el estigma. Es más probable que las personas y sus seres queridos hablen sobre los trastornos de salud mental. Se los alienta a recibir tratamiento.

Busque estas señales de que usted o un ser querido pueden estar experimentando signos de una afección o salud mental:

  • Sentirse triste o deprimido.
  • Tener problemas para concentrarse.
  • Tener sentimientos extremos (incluso miedo, culpa, tristeza o enojo).
  • Alejarse de amigos o actividades.
  • Tener cambios de humor extremos.
  • Abusar del alcohol o de las drogas.
  • Presentar hostilidad o violencia inexplicables.
  • Ser incapaz lidiar con el estrés o con sus sentimientos.
  • Tener delirios, paranoia o alucinaciones (como escuchar voces).
  • Pensar en lastimarse o lastimar a otros.

No tenga miedo de pedir ayuda. Tiene muchas opciones de tratamiento disponibles. La enfermedad mental no es nada de lo que tenga que avergonzarse. Ser consciente de los problemas de salud mental y conocer la verdad puede ayudarlo y ayudar a los demás. Incluso puede salvar vidas.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Tengo algunos de estos síntomas. ¿Podría tener una afección de salud mental?
  • ¿Cuál es el mejor tipo de tratamiento para mí?
  • ¿Debo tomar medicamentos recetados? ¿Debo ver a un psiquiatra?
  • ¿Debo hacer psicoterapia?
  • ¿Me puede recomendar un consejero o terapeuta que pueda consultar?
  • ¿Es un problema temporal o es permanente?
  • ¿Necesitaré tratamiento por el resto de mi vida?
  • ¿Qué puedo hacer en casa para ayudar a recuperarme?
  • ¿Cómo puedo explicar a otras personas el problema mental que tengo?

Recursos

Institutos Nacionales de Salud, MedlinePlus: Trastornos mentales