Conexión entre mente y cuerpo: Cómo sus emociones afectan su salud

La buena salud emocional comienza con ser consciente de sus pensamientos, sentimientos y comportamientos. Aprender formas saludables de lidiar con el estrés y los problemas es una parte normal de la vida. Es importante sentirse bien consigo mismo y tener relaciones saludables.

Muchas cosas que suceden en su vida pueden perturbar su salud emocional. Esto puede llevar a fuertes sentimientos de tristeza, estrés o ansiedad. Incluso los cambios buenos o deseados pueden ser tan estresantes como los cambios no deseados. Estos cambios incluyen:

  • Una pandemia.
  • Ser despedido de su trabajo.
  • Tener un hijo que sale o regresa a casa.
  • Hacer frente a la muerte de un ser querido.
  • Divorciarse o casarse.
  • Sufrir una enfermedad o lesión.
  • Conseguir un ascenso en el trabajo.
  • Experimentar problemas de dinero.
  • Mudarse a un nuevo hogar.
  • Tener o adoptar un bebé.Su cuerpo responde a la manera de pensar, sentir y actuar. Este es un tipo de «conexión mente/cuerpo». Cuando está estresado, ansioso o molesto, su cuerpo reacciona físicamente. Por ejemplo, es posible que desarrolle presión arterial alta o una úlcera de estómago después de un evento particularmente estresante, como la muerte de un ser querido.

Camino hacia una mejor salud

Hay maneras en que puede mejorar su salud emocional. En primer lugar, reconozca sus emociones y comprender por qué las está teniendo. La clasificación de las causas de la tristeza, el estrés y la ansiedad en su vida puede ayudar a controlar su salud emocional. Los siguientes son algunos otros consejos útiles.

Exprese sus sentimientos de manera apropiada.

Si los sentimientos de estrés, tristeza o ansiedad están causando problemas físicos, guardar estos sentimiento puede hacerlo sentir peor. Está bien hacer que sus seres queridos sepan cuando algo lo molesta. Sin embargo, tenga en cuenta que su familia y amigos no siempre pueden ayudarlo a lidiar con sus sentimientos de forma adecuada. En estos momentos, pida ayuda a alguien fuera de la situación. Trate de pedir asesoramiento y apoyo a su médico de cabecera, un consejero o un asesor religioso para que lo ayudarle a mejorar su salud emocional.

Viva una vida equilibrada.

Concéntrese en las cosas por las que se siente agradecido en la vida. Trate de no obsesionarse con los problemas en el trabajo, la escuela o el hogar que conducen a sentimientos negativos. Esto no significa que tenga que pretender ser feliz cuando se siente estresado, ansioso o enfadado. Es importante para hacer frente a los sentimientos negativos, pero también trate de centrarse en las cosas positivas en su vida. Es posible que desee utilizar un agenda para llevar un registro de las cosas que lo hacen sentir feliz o tranquilo. Algunas investigaciones han demostrado que tener una actitud positiva puede mejorar su calidad de vida y dar un impulso a su salud. También puede ser necesario que encuentre maneras de deshacerse de algunas cosas en su vida que lo hacen sentirse estresado y abrumado. Tómese un tiempo para disfrutar de las cosas que le gustan.

Desarrolle la capacidad de resiliencia.

Las personas con capacidad de resiliencia son mejores para hacer frente al estrés de una manera saludable. La resiliencia puede ser aprendida y reforzada con diferentes estrategias. Estas estrategias incluyen tener apoyo social, mantener una visión positiva de sí mismo, aceptar el cambio, y mantener las cosas en perspectiva. Un consejero o terapeuta puede ayudarlo a alcanzar este objetivo con una terapia conductual cognitiva (TCC). Pregúntele a su médico si esto es una buena idea para usted.

Calme la mente y el cuerpo.

Los métodos de relajación, como la meditación, escuchar música, escuchar CD o mp3 de imágenes guiadas, hacer yoga y Tai Chi son formas útiles para lograr el equilibrio de sus emociones. Vídeos de imágenes guiadas también están disponibles en YouTube.

La meditación es una forma de pensamiento guiado. Puede adoptar muchas formas. Por ejemplo, es posible hacerlo mediante ejercicio, estiramiento, o respiración profunda. Pregúntele a su médico de cabecera para obtener asesoramiento sobre métodos de relajación.

Cuídese.

Para tener una buena salud emocional, es importante cuidar su cuerpo con una rutina regular. Esto incluye una rutina de comidas saludables, sueño y ejercicio para aliviar la tensión acumulada. Evite comer en exceso y no abuse de las drogas o el alcohol. El consumo de drogas o alcohol simplemente causa otros problemas, tales como problemas familiares y de salud.

Aspectos a tener en cuenta

La mala salud emocional puede debilitar el sistema inmunitario de su cuerpo. Esto hace que usted sea más propenso a tener resfriados y otras infecciones en los momentos emocionalmente difíciles. Además, cuando se siente estresado, ansioso o molesto, no puede cuidar de su salud tan bien como debería. Es posible que no sienta ganas de hacer ejercicio, comer alimentos nutritivos, o tomar un medicamento que le receta su médico. Puede abusar del alcohol, el tabaco u otras drogas. Otros signos de mala salud emocional incluyen:

  • dolor de espalda
  • cambios en el apetito
  • dolor de pecho
  • estreñimiento o diarrea
  • sequedad en la boca
  • cansancio extremo
  • dolor y malestar general
  • dolores de cabeza
  • presión arterial alta
  • insomnio(problemas para dormir)
  • desvanecimientos
  • palpitaciones (sensación de que su corazón se acelera)
  • problemas sexuales
  • dificultad para respirar
  • rigidez en el cuello
  • sudor
  • molestias en el estómago
  • aumento o pérdida de peso.

¿Por qué mi médico necesita saber sobre mis emociones?

Es posible que usted no esté acostumbrado a hablar con su médico acerca de sus sentimientos o problemas. Pero recuerde, el médico no siempre identificar que usted se está estresado, ansioso o perturbado simplemente con mirarlo. Es importante ser honesto con su médico si está teniendo estos sentimientos.

En primer lugar, el médico tendrá que asegurarse de que no existan otros problemas de salud que estén causando sus síntomas físicos. Si sus síntomas no son causados ​​por otros problemas de salud, usted y su médico pueden abordar las causas emocionales de sus síntomas. Su médico puede sugerir maneras de tratar sus síntomas físicos mientras trabajan conjuntamente para mejorar su salud emocional.

Cuándo consultar al médico

Si sus sentimientos negativos no desaparecen y son tan fuertes que le impiden disfrutar de la vida, es especialmente importante que hable con su médico. Es posible que tenga lo que los médicos denominan «depresión mayor». La depresión es una enfermedad médica que puede ser tratada con asesoramiento individualizado, medicamentos o ambos.

Preguntas para su médico

  • ¿Cómo puedo lidiar mejor con el estrés?
  • ¿Están mis problemas de salud causándome estrés o está mi estrés causándome problemas de salud?
  • Creo que no estoy sufriendo estrés, pero ¿es mi cuerpo el que me dice que tengo estrés?
  • Todo en mi vida es bueno. ¿Por qué no soy feliz?

Recursos

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades: Hacer frente a un desastre o evento traumático

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades: Calidad de vida relacionada con la salud