Prostatitis

Última actualización noviembre 2022 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Beth Oller, MD

¿Qué es la prostatitis?

La próstata es una glándula que forma parte del sistema reproductor masculino. Es aproximadamente del tamaño de una nuez, y ayuda en la producción de esperma y la eyaculación. La próstata se encuentra debajo de la vejiga del hombre y delante del recto. Rodea la uretra, que es el conducto que lleva la orina.

La prostatitis es la inflamación de la próstata. Esto ocurre cuando el tejido de la glándula se hincha y se irrita, y puede doler. Hay 2 tipos principales: prostatitis bacteriana (crónica o aguda) o prostatitis no bacteriana.

Síntomas de la prostatitis

Usted puede presentar una variedad de síntomas de la prostatitis. Pueden ser similares a otros problemas con la próstata o del tracto urinario. Si tiene cualquiera de estos síntomas, llame a su médico:

  • Micción dolorosa o dificultad para orinar
  • Micción frecuente
  • Fiebre
  • Dolor en la espalda baja
  • Dolor en el pene, los testículos o el perineo (el área entre los testículos y el recto)
  • Sangre en la orina o en el semen
  • Imposibilidad para lograr una erección
  • Sensibilidad en la parte inferior del estómago

¿Qué causa la prostatitis?

Una infección causa la prostatitis bacteriana. Es crónica si comienza lentamente y tiene una duración de varios meses. Es aguda si comienza y desaparece rápidamente. La infección puede ocurrir a partir de:

  • Una biopsia o cirugía
  • Una infección de transmisión sexual (ITS)
  • Obstrucción de la orina
  • Una lesión en los genitales

La prostatitis no bacteriana es más común, pero se desconoce su causa. Este tipo suele ser crónica. Puede estar relacionada con una infección previa del tracto urinario (ITU) o químicos en la orina. El daño a los nervios de la pelvis también es una causa posible.

¿Cómo se diagnostica la prostatitis?

Su médico le preguntará sobre los antecedentes médicos de su familia. También hará exámenes físicos y rectales. Para el examen físico, el médico busca un escroto hinchado y sensible y ganglios linfáticos agrandados en el área inguinal. Para la prueba rectal, insertará un dedo enguantado y lubricado en el recto. De esta forma siente la parte posterior de la glándula de la próstata para comprobar si hay hinchazón, calor y sensibilidad. Su médico también puede analizar muestras de orina, sangre o semen. Esto ayuda a descartar otros problemas.

¿Se puede prevenir o evitar la prostatitis?

La mayoría de los casos de prostatitis no se pueden prevenir. Sin embargo, se debe realizar análisis de enfermedades de transmisión sexual. Para protegerse mejor, use un condón durante todos los encuentros sexuales. Esto ayuda a prevenir el contagio de la infección.

Los hombres que tienen infecciones urinarias frecuentes son más propensos a tener prostatitis. Los hombres que tienen 50 años o más y tienen agrandamiento de la próstata también tienen un mayor riesgo.

Tratamiento de la prostatitis

Es común que su médico le recete medicamentos para eliminar la infección, incluso en casos no bacterianos. Este medicamento ayuda a eliminar la infección. Es posible que tenga que tomar el medicamento durante varias semanas o unos meses. Para los casos graves, puede que deba acudir a un hospital. Allí puede obtener líquidos para rehidratarse o un catéter para ayudarlo a orinar.

Puede tratar los síntomas de la prostatitis mediante las siguientes acciones:

  • Beber más líquidos para orinar con más frecuencia. Esto ayuda a deshacerse más rápido de las bacterias.
  • Evitar alimentos y bebidas que lo deshidratan. Esto incluye la cafeína, el alcohol y cualquier cosa picante o ácida.
  • Tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como el ibuprofeno o el naproxeno. Esto puede reducir el dolor y la hinchazón.
  • Tomar baños calientes para aliviar el dolor en la espalda baja y en otras áreas.

Vivir con prostatitis

El tratamiento debería deshacerse de la prostatitis. Tome su medicamento de acuerdo con las indicaciones de su médico. Termine la receta y no se salte ninguna dosis. Su médico probablemente le recomendará realizarse pruebas de seguimiento. Estas confirmarán si la infección se ha ido y ayudarán a evitar que se repita. Si se repite, tendrá que tomar más medicamentos por un tiempo más largo.

Es raro que las personas que tienen prostatitis necesiten cirugía. Hable con su médico si su afección es crónica y los medicamentos no lo están ayudando.

A pesar de que la prostatitis es dolorosa, no causa cáncer. Sin embargo, puede hacer que su nivel de antígeno prostático específico (APE) aumente. Esto es un problema si el médico hace un examen de sangre de APE para detectar si tiene cáncer de próstata. Un resultado positivo no significa que tenga cáncer. La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP) no recomienda la detección rutinaria de antígeno prostático específico para el cáncer de próstata. Para los hombres entre 55 y 69 años de edad que están considerando exámenes de detección periódicos de cáncer de próstata, los médicos deben discutir los riesgos y beneficios y participar en la toma de decisiones compartida que permita una elección informada.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Mis síntomas pueden ser causados ​​por algo más que la prostatitis?
  • ¿Cómo sé si una ITS es la causa de mi prostatitis?
  • ¿Por cuánto tiempo tengo que tomar el medicamento?
  • ¿El tratamiento tiene efectos secundarios?
  • ¿Debo evitar tener relaciones sexuales mientras tenga la prostatitis?
  • ¿Hay algo que pueda hacer para evitar volver a tener prostatitis?

Recursos

Institutos Nacionales de Salud, Instituto de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales: prostatitis

Institutos Nacionales de la Salud, MedlinePlus: prostatitis bacteriana