Síndrome de abstinencia del alcohol

¿Qué es el síndrome de abstinencia alcohólica?

El síndrome de abstinencia alcohólica es un conjunto de síntomas que las personas pueden sufrir cuando dejan de beber. A menudo se produce en personas que han tenido problemas con el abuso de alcohol durante semanas, meses o años. Las personas que sólo beben de vez en cuando rara vez sufren de abstinencia. Las personas que han sufrido abstinencia antes son más propensas a tener síntomas cada vez que dejan de beber.

Los síntomas pueden ser leves o graves, y pueden incluir:

  • temblores
  • sudoraciones
  • dolores de cabeza
  • náuseas y vómitos
  • ansiedad
  • irritabilidad
  • depresión
  • fatiga
  • problemas para conciliar el sueño
  • pesadillas
  • disminución del apetito
  • cambio en la frecuencia cardíaca (demasiado rápida o demasiado lenta).

Los síntomas de abstinencia más graves también pueden incluir fiebre, convulsiones y delírium trémens (DT). El DT puede causar confusión, pánico y alucinaciones (ver, oír o sentir cosas que no son reales). El DT puede ser muy grave si un médico no lo trata.

El camino hacia una mejor salud

Hable con su médico si piensa que usted está experimentando abstinencia alcohólica. No importa si sus síntomas son leves o graves. El médico tiene que interiorizarse de su problema y si lo ha tenido antes. Él tratará y controlará sus síntomas para asegurarse de que no den lugar a otros problemas de salud. Si usted experimenta abstinencia más de una vez y no recibe tratamiento, sus síntomas pueden empeorar.

Llame a su médico si tiene:

  • una infección, como VIH
  • cardiopatía
  • enfermedad pulmonar
  • un historial de convulsiones
  • otros problemas de salud
  • historial de abuso de alcohol y drogas. Las personas que dejan de consumir drogas y alcohol al mismo tiempo pueden tener peores síntomas de abstinencia. Esto se aplica al tabaco, los medicamentos recetados y las drogas ilegales.

Hable con su médico antes de dejar el consumo. El médico puede proporcionar el apoyo que necesita para tener éxito en sus esfuerzos para dejar de beber. Además, ayuda a controlar los síntomas de abstinencia para evitar problemas de salud más graves. Su médico puede recetarle medicamentos para tratar sus síntomas. Los medicamentos pueden ayudar a controlar los temblores, la ansiedad y la confusión. Tomar estos medicamentos puede ayudarle al comienzo de su período de abstinencia. Pueden evitar que los síntomas empeoren o duren más tiempo.

Las personas que tienen abstinencia grave a menudo tienen que ir al hospital. Pueden necesitar fluidos para prevenir o tratar la deshidratación. También es posible que necesiten medicamentos para el tratamiento de los síntomas. Estos se administran a menudo por vía intravenosa. Su médico le puede decir qué nivel de prueba o tratamiento necesita.

Aspectos a tener en cuenta

La necesidad de beber de nuevo durante la abstinencia puede ser muy fuerte. Recibir apoyo por parte de su familia y amigos puede ayudarle a resistir ese impulso. Es importante evitar cualquier desencadenante o situaciones que puedan hacer que desee alcohol. Esto podría implicar evitar ciertos lugares o personas.

Después de que desaparezcan los síntomas de abstinencia, es posible que necesite más tratamiento. Puede unirse a un grupo de apoyo o programa de sobriedad, como Alcohólicos Anónimos. Estos programas pueden ayudar a prevenir las recaídas.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué tan grave es mi abstinencia alcohólica?
  • ¿Qué tipo de tratamiento es necesario?
  • ¿Cuánto tiempo duran los síntomas y el tratamiento?
  • Si he tenido síndrome de abstinencia alcohólica, ¿cuál es el riesgo de sufrirlo de nuevo?
  • ¿Qué tipos de problemas de salud están relacionados con el síndrome de abstinencia alcohólica?