Osteopenia

¿Qué es la osteopenia?

La osteopenia es una afección que comienza cuando se pierde masa ósea y se debilitan los huesos. Esto sucede cuando el interior de los huesos se vuelve quebradizo por la pérdida de calcio. Es muy común a medida que envejece. La masa ósea total alcanza su máximo alrededor de los 35 años. Las personas que tienen osteopenia corren un mayor riesgo de tener osteoporosis.

Síntomas de osteoporosis

La mayoría de las personas que tienen pólipos no tienen síntomas. La pérdida de masa ósea no es dolorosa. Los huesos se pueden fracturar o quebrar, pero estos problemas tienden a ocurrir una vez que tiene osteoporosis.

¿Qué ocasiona la osteopenia?

Durante su vida, los huesos cambian constantemente. El hueso nuevo crece mientras el hueso viejo se descompone y su cuerpo lo absorbe. Cuando es joven, crece hueso nuevo más rápido de lo que su cuerpo descompone el hueso viejo. Esto contribuye a una gran masa ósea. Una vez que su cuerpo comienza a descomponer el hueso viejo más rápido de lo que crea hueso nuevo, la masa ósea comienza a disminuir. La pérdida de masa ósea debilita los huesos y puede hacer que se rompan. El comienzo de esta disminución se conoce como osteopenia. Para algunas personas, puede provocar osteoporosis, que es más alarmante.

Las mujeres son más propensas a tener osteopenia que los hombres. Esto se debe a diversos factores. Las mujeres tienen una masa ósea más baja en general y absorben menos calcio que los hombres. También tienden a vivir más tiempo. En las mujeres, la velocidad de la pérdida ósea se incrementa tras la menopausia, cuando caen los niveles de estrógeno. Dado que los ovarios producen el estrógeno, es posible que la pérdida ósea se acelere si se extirpan los ovarios.

¿Cómo se diagnostica la osteopenia?

Para diagnosticar la osteopenia, su médico hará una prueba de densidad ósea. La densidad ósea mide la masa y la resistencia óseas. Un tipo de prueba es una absorciometría con radiografías de doble energía (DEXA o DXA). Mide la densidad ósea en las caderas, la columna vertebral y la muñeca. El resultado puede indicar si usted tiene osteopenia u osteoporosis, o si sus huesos son normales. Cuanto menor sea su puntaje, mayor será su riesgo de rotura de huesos. Un puntaje T entre -1 y -2.5 se llama osteopenia. Un puntaje T inferior a -2.5 se denomina osteoporosis.

Según el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU., todas las mujeres mayores de 65 años deben hacerse una prueba de densidad ósea. Las mujeres menores de 65 años también deben hacerse la prueba si corren un alto riesgo.

¿Se puede prevenir o evitar la osteopenia?

No siempre se puede evitar. Los factores que aumentan el riesgo incluyen los siguientes:

  • edad: la masa ósea disminuye con el tiempo;
  • raza: la osteopenia es más común en caucásicos y asiáticos;
  • sexo: es más común en las mujeres que en los hombres;
  • antecedentes familiares de osteopenia u osteoporosis;
  • menopausia precoz en las mujeres (antes de los 45 años);
  • cirugía para extirpar los ovarios;

Hay algunas cosas que puede hacer para reducir su riesgo:

  • Deje de fumar o usar tabaco.
  • Evite o limite el consumo de alcohol.
  • Haga ejercicio con regularidad.
  • Mantenga un peso saludable. Los trastornos de la alimentación, como la anorexia nerviosa y la bulimia, pueden disminuir la masa ósea.
  • Obtenga suficiente calcio y vitamina D a través de alimentos o suplementos.

El uso a largo plazo de ciertos medicamentos también puede aumentar su riesgo. Los ejemplos incluyen corticosteroides y anticonvulsivos. Hable con su médico sobre todas las formas en que puede prevenir la pérdida ósea no deseada.

Tratamiento de osteopenia

El tratamiento para la osteopenia comienza con cambios en su estilo de vida. El médico querrá que aumente su actividad física. El ejercicio que utiliza el peso corporal puede ayudar a fortalecer sus huesos. También puede desarrollar músculos y mejorar el equilibrio, lo que ayuda a prevenir fracturas de huesos. Algunos ejemplos de ejercicios con peso corporal son caminar, trotar y subir escaletas.

Su médico también le sugerirá formas de aportar más calcio y vitamina D a su dieta. Los productos lácteos sin grasa y de bajo contenido de grasa (yogur, queso y leche) son buenas fuentes de calcio. Otras fuentes de calcio incluyen frijoles secos, salmón, espinacas y brócoli. Algunos alimentos, como el jugo de naranja, los panes y los cereales secos, pueden enriquecerse con calcio, vitamina D o ambos. Su médico también puede sugerirle un suplemento de vitamina D o calcio.

Vivir con osteopenia

El diagnóstico precoz y el tratamiento de la osteopenia son importantes. Puede ayudar a prevenir la osteoporosis y futuros problemas de salud.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Según mi edad y estilo de vida, ¿estoy en riesgo de padecer osteopenia?
  • ¿Cuándo debería comenzar a preocuparme por mi densidad ósea?
  • ¿Debería hacerme una prueba de densidad ósea y, de ser así, con qué frecuencia?
  • ¿Qué alimentos debo comer o evitar para reducir mi riesgo de osteopenia?
  • ¿Qué tipo de ejercicio debo hacer y con qué frecuencia?
  • ¿Debo tomar un suplemento de calcio o vitamina D?