Incontinencia urinaria

¿Qué es la incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la vejiga. Esto significa que no siempre puede controlar cuándo orinar. La incontinencia urinaria puede ir desde una pequeña cantidad de orina (como cuando se tose o se ríe) a tener ganas de orinar muy urgentes que son difíciles de controlar. Puede ser embarazoso, pero hable con su médico al respecto. Se puede tratar.

Millones de adultos en los Estados Unidos tienen incontinencia urinaria. Es más común en personas mayores de 50 años, especialmente en mujeres. Pero también puede afectar a las personas más jóvenes, especialmente a las mujeres que acaban de dar a luz.

Asegúrese de hablar con su médico si tiene este problema. Si oculta su incontinencia, corre el riesgo de tener erupciones, llagas, infecciones de la piel e infecciones del tracto urinario. Además, puede que evite a sus amigos y familiares por miedo y vergüenza.

¿La incontinencia urinaria es solo una parte del envejecimiento?

No. Pero los cambios con la edad pueden reducir la cantidad de orina que puede contener su vejiga. El envejecimiento puede hacer que su flujo de orina sea más débil y puede hacer que sienta la necesidad de orinar con más frecuencia. Esto no significa que tendrá incontinencia urinaria solo porque está envejeciendo. Con tratamiento, se puede controlar o curar.

Síntomas de incontinencia urinaria

Hay 5 tipos de incontinencia urinaria, que se describen a continuación.

Incontinencia de esfuerzo

La incontinencia de esfuerzo se produce cuando se pierde orina debido a una presión repentina sobre los músculos de la parte inferior de su abdomen.  Esto podría ocurrir cuando tose, se ríe, levanta algo o hace ejercicio. La incontinencia por esfuerzo generalmente ocurre cuando los músculos pélvicos se debilitan, por ejemplo, al dar a luz o al realizar una cirugía. La incontinencia de esfuerzo es común en las mujeres.

Incontinencia imperiosa

Esto ocurre cuando la necesidad de orinar ocurre muy repentinamente, a menudo antes de que pueda ir al baño. Su cuerpo solo puede advertirle de unos segundos a minutos antes de orinar. La incontinencia imperiosa es más común en los ancianos y puede ser un signo de una infección del tracto urinario o una vejiga hiperactiva.

Incontinencia por rebosamiento

Este tipo de incontinencia es la pérdida incontrolable de pequeñas cantidades de orina. Es consecuencia de una vejiga demasiado llena. Puede sentir que no puede vaciar la vejiga hasta el final y es posible que se esfuerce al orinar. Esto a menudo ocurre en hombres y puede ser consecuencia de algo que bloquea el flujo urinario, como una próstata agrandada o un tumor. La diabetes o ciertos medicamentos también pueden causar el problema.

Incontinencia funcional

Este tipo ocurre cuando tiene un control normal de la orina pero tiene problemas para llegar al baño a tiempo. Es posible que no pueda llegar al baño debido a la artritis u otras enfermedades que dificultan el desplazamiento.

Incontinencia mixta

Este tipo implica más de uno de los tipos de incontinencia mencionados anteriormente.

¿Cuál es la causa de la incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria puede ser consecuencia de muchos problemas de salud diferentes, incluidos los músculos pélvicos débiles o la diabetes. Algunas causas comunes se enumeran a continuación.

  • Para las mujeres, adelgazamiento y secado de la piel en la vagina o la uretra, especialmente después de la menopausia
  • Para los hombres, próstata agrandada o cirugía de próstata
  • Músculos pélvicos debilitados y estirados después del parto
  • Ciertos medicamentos.
  • Acumulación de heces en los intestinos
  • Sobrepeso y obesidad, lo que aumenta la presión sobre la vejiga y los músculos que controlan la vejiga
  • Infecciones del tracto urinario
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Enfermedades como la diabetes, el Alzheimer y la esclerosis múltiple

¿Cómo se diagnostica la incontinencia urinaria?

Es importante hablar con su médico de cabecera sobre sus síntomas. Esta es la mejor manera para que su médico determine qué tipo de incontinencia urinaria tiene. Su médico también puede solicitar una muestra de orina. Es posible que deba llevar un diario de sus hábitos de micción (cuándo y cuánto). Su médico puede ordenar una ecografía pélvica para evaluar su vejiga. Su médico usará toda esta información para determinar su tipo de incontinencia urinaria.

¿Se puede prevenir o evitar la incontinencia urinaria?

Es posible que pueda prevenir la incontinencia urinaria ejercitando para mantener fuertes los músculos pélvicos. Pero aun así, no garantiza que nunca tendrá incontinencia urinaria.

También hay cambios en el estilo de vida que puede hacer para ayudar a prevenir la incontinencia urinaria. Es posible que le resulte útil realizar algunos cambios en su dieta. El alcohol, la cafeína, los alimentos con alto contenido de ácido (como el tomate o la toronja) y los alimentos picantes pueden irritar su vejiga. Consulte a su médico si cree que su dieta puede contribuir a su incontinencia.

Algunas personas consideran que limitar la cantidad que beben antes de acostarse ayuda a reducir la incontinencia nocturna.

Preder peso si tiene sobrepeso también puede ayudar a reducir la incontinencia.

Tratamiento para la incontinencia urinaria

El tratamiento depende del tipo de incontinencia urinaria que tenga y de la causa. Si su incontinencia urinaria es causada por un problema de salud, la incontinencia desaparecerá cuando se trate el problema. Los ejercicios de Kegel y el entrenamiento de la vejiga ayudan a algunos tipos de incontinencia mediante el fortalecimiento de los músculos pélvicos. Los medicamentos y la cirugía son otras opciones.

¿Qué son los ejercicios de Kegel?

Los ejercicios de Kegel ayudan a fortalecer los músculos que controlan la vejiga. Se pueden hacer en cualquier lugar y en cualquier momento. Aunque fueron diseñados para mujeres, los ejercicios de Kegel también pueden ayudar a los hombres. Puede demorar entre 3 y 6 meses ver una mejora. Para obtener más información, consulte “Ejercicios de Kegel para sus músculos pélvicos”.

¿Qué es el entrenamiento de la vejiga?

El entrenamiento de la vejiga es una forma de aprender a controlar la incontinencia urinaria. Generalmente se usa para la incontinencia de esfuerzo, la incontinencia imperiosa o una combinación de los 2 tipos (incontinencia mixta).

El entrenamiento vesical puede ayudar de las siguientes maneras:

  • Prolonga la cantidad de tiempo entre los viajes al baño.
  • Aumenta la cantidad de orina que su vejiga puede contener.
  • Mejora el control sobre el impulso de orinar.

Algunas técnicas de entrenamiento vesical se explican en Entrenamiento vesical para la incontinencia urinaria.

¿Existen otras formas de tratar la incontinencia?

Sí. Los medicamentos o dispositivos médicos pueden tratar algunos tipos de incontinencia urinaria. Por ejemplo, la crema de estrógeno para poner en la vagina puede ser útil para algunas mujeres que tienen incontinencia de esfuerzo leve. Existen varios medicamentos recetados para tratar la incontinencia imperiosa. Para los hombres, hay medicamentos recetados disponibles para reducir la próstata y mejorar el flujo de orina a través de la próstata. Consulte a su médico sobre las posibles opciones de medicamentos para su tipo de incontinencia.

En algunos casos, la cirugía puede ser una opción. El tratamiento depende del tipo de incontinencia urinaria que tenga y de la causa.

Vivir con incontinencia urinaria

No permita que la incontinencia urinaria controle su vida. No permita que lo mantenga en casa ni afecte sus actividades cotidianas. Todo lo que se necesita es un poco de planificación. Por ejemplo, si sabe que no va a estar cerca de un baño, considere usar un protector o un protector o una toalla sanitaria. Cuando se encuentre en un evento fuera de casa, busque las ubicaciones de los baños. Vaya seguido al baño. Intente beber menos mientras se encuentra fuera de casa.

Lo más importante es que hable con su médico y las personas cercanas a usted sobre su incontinencia urinaria. Al principio puede sentirse avergonzado, pero pueden ayudarlo a trabajar en soluciones, especialmente su médico. Es importante saber que no está solo en esto.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué tipo de incontinencia urinaria tengo?
  • ¿Cuál es la causa probable de mi incontinencia urinaria? ¿Se puede tratar esta afección?
  • Si es así, ¿el tratamiento de la afección curará mi incontinencia urinaria? ¿Cuándo desaparecerán los síntomas?
  • ¿Debería comenzar a hacer los ejercicios de Kegel? ¿Con qué frecuencia?
  • ¿Ayudaría un programa de entrenamiento de la vejiga a controlar mi incontinencia urinaria?
  • ¿Algún cambio en el estilo de vida me ayudará a controlar mi incontinencia urinaria?
  • Estoy avergonzado por mi incontinencia urinaria. Hasta que mis síntomas mejoren, ¿qué más puedo hacer para ayudar a controlar mi afección?