Entrenamiento de la vejiga para la incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es la pérdida del control de la vejiga. Esto significa que no siempre puede controlar cuándo orinar. Existen diferentes tipos de incontinencia urinaria. La mayoría se pueden tratar. El entrenamiento de la vejiga es un tratamiento común.

¿Qué es el entrenamiento de la vejiga?

El entrenamiento de la vejiga es una forma de aprender a controlar la incontinencia urinaria. Le ayuda a cambiar sus hábitos de orinar. Por lo general se usa para la incontinencia de esfuerzo o la incontinencia de urgencia. La incontinencia de esfuerzo se produce cuando se pierde orina debido a una presión repentina sobre los músculos de la parte inferior de su abdomen. Esto podría ocurrir cuando tose, se ríe, levanta algo o hace ejercicio. La incontinencia de urgencia es cuando la necesidad de orinar aparece tan rápidamente que no puede llegar a un baño a tiempo. El entrenamiento de la vejiga también puede usarse para una combinación de los 2 tipos (llamada incontinencia mixta).

¿Cómo puede ayudar el entrenamiento de la vejiga?

El entrenamiento de la vejiga puede ayudar de la siguiente manera:

  • Prolongación de la cantidad de tiempo entre los viajes al baño.
  • Aumento de la cantidad de orina que su vejiga puede contener.
  • Mejora del control sobre el impulso de orinar.

El camino hacia una mejor salud

Pregúntele a su médico acerca de comenzar un programa de entrenamiento de la vejiga. Él o ella pueden pedirle que mantenga un diario. Puede usar el diario para registrar la cantidad y la frecuencia con la que orina. Esta información ayudará a su médico a crear un plan que sea adecuado para usted.

A continuación, se enumeran tres métodos de entrenamiento de la vejiga. Su médico puede recomendar uno o más de estos métodos para ayudar a controlar su incontinencia.

  • Ejercicios de Kegel: Estos son ejercicios que ayudan a fortalecer los músculos que usa para detener el flujo de orina. Se pueden hacer en cualquier lugar y en cualquier momento. Fueron diseñados para las mujeres, pero también pueden ayudar a hombres con incontinencia urinaria. Para obtener más información, consulte “Ejercicios de Kegel para sus músculos pélvicos”.
  • Micción demorada: Si sufre de incontinencia de urgencia, puede aprender a posponer la micción cuando sienta un impulso. Comience tratando de mantener su orina durante 5 minutos cada vez que sienta la necesidad de orinar. Cuando sea fácil esperar 5 minutos, intente aumentar el tiempo a 10 minutos. Continúe aumentando la cantidad de tiempo hasta que orine cada 3 a 4 horas. Cuando sienta ganas de orinar antes de que se acabe el tiempo, puede intentar aplicar técnicas de relajación. Respire de manera lenta y profunda. Concéntrese en su respiración hasta que desaparezca el impulso. Los ejercicios de Kegel también pueden ayudar a controlar los impulsos.
  • Cronograma de idas al baño: Algunas personas controlan su incontinencia yendo al baño según un cronograma. Esto significa que va al baño en horarios fijos, ya sea que sienta ganas o no. Por ejemplo, puede comenzar yendo al baño cada hora. Luego, aumente gradualmente el tiempo hasta que encuentre un horario que funcione para usted.

Tenga en cuenta que el entrenamiento de la vejiga puede tomar de 3 a 12 semanas. Durante su programa de entrenamiento, su médico puede pedirle que realice un seguimiento de la cantidad de fugas de orina que tiene cada día. Esto los ayudará a usted y a su médico a ver si el entrenamiento de la vejiga está funcionando. No se desanime si no observa resultados inmediatos o si todavía experimenta algo de incontinencia.

Aspectos a tener en cuenta

¿Qué más puedo hacer?

Es posible que le resulte útil realizar algunos cambios en su dieta. Algunos alimentos pueden irritar su vejiga. Estos incluyen el alcohol, la cafeína, los alimentos con alto contenido de ácido (como el tomate o la toronja) y los alimentos picantes. Consulte a su médico si cree que su dieta puede contribuir a su incontinencia.

Algunas personas consideran que limitar la cantidad que beben antes de acostarse ayuda a reducir la incontinencia nocturna.

Perder peso si tiene sobrepeso también puede ayudar a reducir la incontinencia.

¿Existen otras formas de tratar la incontinencia?

Sí. Los medicamentos o dispositivos médicos pueden tratar algunos tipos de incontinencia urinaria. En algunos casos, la cirugía puede ser una opción. El tratamiento depende del tipo de incontinencia urinaria que tenga y de la causa. Hable con su médico sobre qué tratamiento es adecuado para usted.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué tipo de incontinencia urinaria tengo?
  • ¿Me ayudará el entrenamiento de la vejiga?
  • ¿Qué tipo de entrenamiento de la vejiga funcionará mejor para mí?
  • ¿Qué debo escribir en mi diario para mantener un registro de mi micción?
  • ¿Existe algo más que pueda hacer para mejorar mi incontinencia urinaria?