Cáncer vulvar

¿Qué es el cáncer vulvar?

La vulva es la piel y el tejido graso entre los muslos superiores de las mujeres. Se extiende desde el área del ano hasta aproximadamente una pulgada por debajo de la línea del vello púbico. El cáncer de vulva afecta con mayor frecuencia a los dos pliegues cutáneos (o bordes) alrededor de la vagina conocidos como labios.

El cáncer vulvar no es muy común. Sin embargo, es muy grave porque puede afectar el funcionamiento sexual de una mujer. Puede hacer que el sexo sea doloroso y difícil. Si se detecta temprano, el cáncer vulvar tiene una alta tasa de curación y las opciones de tratamiento implican menos cirugía.

Síntomas del cáncer vulvar

Informe a su médico si tiene alguno de estos signos de advertencia de cáncer vulvar:

  • Comezón en la vulva que dura más de un mes
  • Un corte o llaga en la vulva que no sana
  • Un bulto o masa en la vulva
  • Dolor vulvar
  • Sangrado de la vulva (diferente de su sangrado menstrual habitual)
  • Ardor en el área genital que dura incluso después de que su médico lo haya tratado
  • Cualquier cambio en el tamaño, color o textura de una marca de nacimiento o lunar en el área vulvar

¿Qué causa el cáncer vulvar?

El cáncer vulvar afecta con mayor frecuencia a mujeres de 65 a 75 años de edad. Sin embargo, también puede aparecer en mujeres de 40 años o menos. El cáncer vulvar puede estar relacionado con las verrugas genitales, una enfermedad de transmisión sexual causada por el virus del papiloma humano (VPH).

¿Cómo se diagnostica el cáncer vulvar?

Si su médico encuentra un área anormal en la vulva, es posible que desee tomar un pequeño trozo de tejido para observarlo con un microscopio. Este procedimiento se puede hacer en el consultorio del médico. Se lo denomina biopsia. Una biopsia es la única forma de averiguar si usted padece de cáncer vulvar.

¿Se puede prevenir o evitar el cáncer vulvar?

Actualmente, no hay una forma conocida de prevenir el cáncer vulvar.

Tratamiento del cáncer vulvar

El cáncer vulvar generalmente se trata con cirugía, radioterapia, quimioterapia o con una combinación de tratamientos. El tipo de cirugía depende del tamaño, profundidad y propagación del cáncer. Su médico analizará todas las opciones de cirugía y los pros y contras de cada opción. Incluso con la cirugía, algunas personas también pueden necesitar radioterapia.

Cuando el cáncer vulvar se descubre y se trata a tiempo, la tasa de curación es de más del 90 %. La clave para una cura es hablar con su médico sobre cualquier señal temprana de advertencia y someterse a una biopsia de inmediato. Después del tratamiento, asegúrese de ir a todas las citas de seguimiento que su médico recomiende.

Vivir con cáncer vulvar

Si la cirugía es parte de su tratamiento, su cuerpo puede verse diferente después. Hable con su médico para estar preparada. Estos cambios pueden hacerla sentir diferente o menos atractiva. Puede llevar tiempo acostumbrarse a los cambios. Recuerde que sus amigos y su familia la quieren. Permita que la apoyen durante este tiempo. No los aleje.

Incluso con tratamiento, el cáncer vulvar puede no desaparecer por completo. O, si lo hace, usted puede vivir con temor a que regrese. Eso puede causar mucho estrés para usted y sus seres queridos. Considere unirse a un grupo de apoyo o hablar con un terapeuta acerca de sus sentimientos. Invite a su familia a hacer lo mismo.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Puede una prueba de Papanicolaou detectar el cáncer vulvar?
  • ¿Cuál es el tratamiento correcto para mi cáncer vulvar?
  • ¿Hay alguna manera de prevenir el cáncer vulvar?
  • Si he tenido cáncer vulvar, ¿es más probable que vuelva a tenerlo?
  • ¿Mi tratamiento tendrá algún efecto en mi deseo sexual o en mi disfrute del sexo?
  • ¿El cáncer vulvar puede ser hereditario?