Tomografía computarizada de la cabeza

Una tomografía computarizada (TC) o tomografía axial computarizada (TCA) examina dentro de la cabeza y el cuello. Las tomografías computarizadas y las tomografías computarizadas axiales son la misma prueba. La tecnología especial de rayos X le brinda a su médico una imagen de su cráneo, cerebro, ojos, conductos nasales, venas, arterias y tejidos. Es una prueba común. Se usa cuando hay una lesión grave en la cabeza, dolores de cabeza persistentes, defectos congénitos en el cerebro y el cráneo, enfermedades cerebrales y accidentes cerebrovasculares. Los médicos deciden cuándo una persona necesita una tomografía computarizada de la cabeza.

Para una tomografía computarizada se utiliza un tomógrafo. La máquina tiene forma de cilindro gigante. Está unido a una camilla larga que se desliza dentro y fuera de la máquina. La tecnología toma múltiples radiografías de su cabeza. Las coloca una encima de la otra para crear una imagen tridimensional para su médico.

Si se realiza una tomografía computarizada de la cabeza, se acostará sobre la camilla durante el procedimiento. Se le pedirá que permanezca quieto. Puede llevar 30 minutos completarla. La máquina hace mucho ruido. Sin embargo, la prueba es indolora. Los niños a menudo tienen dificultades para permanecer quietos, por lo que pueden recibir una inyección de un medicamento para que duerman durante la prueba. No se le darán los resultados de la prueba en el momento.

El camino hacia una mejor salud

Una lesión o enfermedad relacionada con la cabeza puede causar miedo. Sin embargo, las imágenes proporcionadas por la tomografía computarizada de la cabeza pueden ayudar a su médico a diagnosticar y tratar mejor las afecciones de la cabeza y el cerebro. También puede reducir la necesidad de someterse a otros procedimientos médicos, incluso la cirugía.

Su médico primero hará un examen en el consultorio y analizará sus síntomas. Su médico también examinará la gravedad de sus síntomas. Eso lo ayudará a decidir si es necesaria una tomografía de la cabeza. Si su tomografía de la cabeza no es una emergencia, se programará en un hospital o centro de imágenes.

En caso de una emergencia, como un accidente, una lesión grave o un accidente cerebrovascular, los médicos pueden realizar una tomografía computarizada de la cabeza en la sala de emergencias. En estos tipos de emergencias de salud, el tiempo es crítico. Es posible que un médico de la sala de emergencias deba realizarle una tomografía de la cabeza para diagnosticar, tratar y evaluar el daño que una persona puede haber sufrido. Por ejemplo, las tomografías computarizadas de la cabeza se usan para diagnosticar un accidente cerebrovascular. Una persona que ha tenido un accidente cerebrovascular tiene una mejor oportunidad de recuperación cuando se la examina y se la trata a tiempo. Una tomografía de la cabeza en la sala de emergencias ayuda a los médicos a confirmar que fue un accidente cerebrovascular, evaluar el daño y decidir sobre un tratamiento posterior.

Para la tomografía de la cabeza, deberá desvestirse y ponerse una bata de hospital. A algunas personas se les debe inyectar un tinte (contraste) en la vena del brazo para la tomografía computarizada de la cabeza. El tinte contiene yodo. Esto facilita que ciertas partes y funciones de su cabeza o cuello aparezcan en la imagen. Una vez que se inyecta el tinte, puede sentir una sensación de ardor, un sabor metálico y una sensación de calor en su cuerpo. Estos duran solo unos segundos. Algunas personas son alérgicas al medio de contraste (ver «Aspectos a tener en cuenta»). Informe a su médico si sabe que es alérgico al tinte.

Aspectos a tener en cuenta

Algunas personas que necesitan una tomografía computarizada de la cabeza deben recibir una inyección de un tinte de yodo antes de la prueba. Si sabe que es alérgico al yodo, informe a su médico. Puede recetarle medicamentos antes de la prueba para reducir su reacción alérgica. Algunas personas con insuficiencia renal causada por enfermedad renal o diabetes pueden necesitar líquidos adicionales después de la prueba para ayudar a eliminar el yodo de sus riñones. Las personas que tienen diabetes y están tomando el medicamento metformina deben informar a su médico antes de la prueba. La metformina y el tinte pueden provocar una interacción farmacológica grave. La alergia más grave al tinte podría causar dificultad para respirar. Si tiene problemas para respirar durante la prueba, informe al técnico de la tomografía inmediatamente.

Al igual que una radiografía, la tomografía computarizada de la cabeza lo expondrá a una pequeña dosis de radiación. Una tomografía de la cabeza está compuesta por múltiples radiografías. Así es como la tecnología crea una imagen clara del interior de su cabeza o cuello. Por lo tanto, una tomografía de la cabeza lo expone a más radiación que una sola radiografía. La exposición a la radiación es pequeña en la tomografía de la cabeza. La exposición repetida a los escáneres durante un período prolongado puede aumentar su riesgo de cáncer. La tecnología de la tomografía computarizada de hoy es más rápida de lo que solía ser. Por lo tanto, su exposición a la radiación es incluso menor que antes. Hable con su médico acerca de si los beneficios de una tomografía de cabeza superan el riesgo de exposición a la radiación.

Su médico considerará si es necesaria o no una tomografía computarizada de la cabeza. Debido a que la prueba involucra exposición a la radiación, potencial uso excesivo, tiempo y gastos, la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP, por sus siglas en inglés) sigue las recomendaciones de la campaña Choosing Wisely (Elegir con prudencia) para las tomografías computarizadas. Choosing Wisely es un esfuerzo que promueve conversaciones entre el médico y el paciente sobre pruebas y procedimientos médicos innecesarios. Según Choosing Wisely, los niños y adultos que acuden a la sala de emergencias con una lesión menor en la cabeza y tienen un bajo riesgo de desarrollar complicaciones graves no necesitan una tomografía computarizada de la cabeza. Una tomografía computarizada de la cabeza no debe realizarse en una persona con pérdida auditiva repentina, a menos que esa persona tenga signos de una lesión o enfermedad cerebral, antecedentes de trauma o enfermedad grave del oído. Además, Choosing Wisely recomienda que los médicos no ordenen una tomografía computarizada de la cabeza para personas que acuden a la sala de emergencias por desmayo o sensación de mareo sin signos adicionales de un problema más grave.

Finalmente, si pesa 300 libras (136 kilos) o más, consulte con su médico para ver si el tomógrafo tiene una restricción de peso.

Preguntas para su médico

  • ¿Cuál es el límite de tomografías computarizadas de la cabeza que se puede realizar si se considera la exposición a la radiación?
  • ¿Una tomografía computarizada de la cabeza expondrá otras partes de mi cuerpo a la radiación?
  • ¿Una tomografía computarizada de la cabeza puede ser perjudicial para mi embarazo?
  • ¿Cuándo es mejor una tomografía computarizada de la cabeza que una radiografía?
  • ¿Cuál es la diferencia entre una tomografía computarizada de la cabeza y una imagen por resonancia magnética (IRM)?