Proteja a Su Hijo de los Peligros del Hogar

Los accidentes domésticos en los EE. UU. se encuentran entre las principales causas de lesiones y muertes infantiles. Puede reducir el riesgo haciendo de su hogar un lugar seguro para ellos. Los accidentes en el hogar que involucran a niños pequeños generalmente incluyen quemaduras, caídas, electrocución, ahogo, envenenamiento, asfixia y lesiones en la cabeza.

El camino hacia una mejor seguridad

Quemaduras:

  • Reemplace las velas tradicionales de llama por velas que funcionan con baterías.
  • Use tapas de perillas en las cocinas. Gire los mangos de sus ollas y sartenes hacia la parte posterior de la cocina para que su hijo no pueda tirarse una sartén caliente encima.
  • Instale tapas de grifos y duchas de seguridad en su baño y cocina para evitar quemaduras por agua caliente. Baje la temperatura en su calentador de agua.
  • Mantenga los fósforos y encendedores fuera de su alcance.
  • No deje cigarrillos encendidos cerca de los niños.
  • Instale y revise regularmente los detectores de humo. Deseche las cenizas calientes en el exterior, en un cubo a prueba de fuego.
  • Instale una pantalla antichispas alrededor de su chimenea.

Caídas:

  • Coloque puertas para bebés frente a escaleras o entradas a las habitaciones que podrían presentar una exposición insegura. Esto incluye la cocina, el baño, el garaje, el lavadero o el sótano. Elija puertas que se puedan sujetar a la pared con herrajes duraderos.
  • Agregue tapas de perillas a las puertas que dan al exterior para evitar que su hijo se caiga de una terraza, balcón o escaleras.
  • Asegure las ventanas con mallas de barrera o protectores de ventanas. Los protectores de ventanas deben evitar que estas se abran más de 4 pulgadas. Los mosquiteros de las ventanas son endebles y se pueden sacar. Elija protectores de ventana que usted pueda «quitar» fácilmente en caso de incendio.
  • Use redes protectoras alrededor de terrazas y balcones.
  • Use defensas acolchadas para cubrir esquinas afiladas en los muebles y el centro de su chimenea para suavizar la lesión de una caída.
  • Fije muebles altos y pesados o electrodomésticos contra la pared o al piso con soportes y pernos para evitar que se caigan sobre su hijo.

Envenenamiento:

  • Cierre con llave los gabinetes, armarios y puertas de habitaciones, cajones y otras áreas de almacenamiento que contengan venenos domésticos comunes. Estos incluyen artículos de limpieza, medicamentos, detergente para la ropa y cápsulas para lavavajillas.
  • Instale detectores de monóxido de carbono en toda su casa. Cambie las baterías dos veces al año, cuando cambia las baterías de su alarma de humo. Reemplace el detector si no funciona correctamente.

Ahogo:

  • Vacíe el agua de los fregaderos y bañeras, y de las piscinas infantiles. Instale un seguro a prueba de niños en su inodoro. Vacíe su piscina mayor al aire libre al final de la temporada.
  • Instale tapas de perillas en las puertas que conducen a los baños.
  • Asegure su piscina o jacuzzi con una cubierta resistente diseñada para el producto (no una lona ligera).
  • Instale una cerca de cuatro pies alrededor del perímetro de una piscina o jacuzzi al aire libre para proteger a su hijo y a los niños del vecindario. Cierre la puerta.
  • Agregue una cerradura segura a la puerta o puertas que conducen a una piscina exterior. Las barras de empuje en las puertas corredizas de vidrio no son efectivas y un niño pequeño puede levantarlas.
  • Use una alarma flotante para una piscina al aire libre o bañera de hidromasaje. Este dispositivo envía un sonido de advertencia cuando algo o alguien ingresa al agua.

Asfixia:

  • Mantenga los objetos que representan peligro de asfixia, como juguetes pequeños, monedas, ropa, botones y otros riesgos, lejos de su bebé o niño pequeño.
  • Corte la comida en pequeños bocados.
  • Considere inscribirse en cursos básicos de primeros auxilios y RCP en organizaciones como la Cruz Roja Americana y otros grupos locales.

Electrocución:

  • Instale tapas protectoras en todos sus enchufes eléctricos para evitar que su hijo meta su dedo o un objeto en el tomacorriente.

Estrangulamiento y asfixia:

  • Reemplace las persianas o cortinas tradicionales con una versión sin cuerdas para evitar el estrangulamiento. Ate las cuerdas y cuélguelas bien alto. Recorte lo que no necesita, o levante las persianas y ate el resto de la cuerda cerca de la parte superior de la ventana. Los kits de reparación de cable gratuitos para persianas fabricadas antes del 2000 están disponibles a través del Consejo de Seguridad de Ventanas (WCSC, por sus siglas en inglés).
  • Guarde las bolsas de plástico, como las de comestibles, basura y tintorería fuera del alcance de los niños.
  • Retire la tapa de una caja de juguetes o use una sin tapa.
  • Bloquee su congelador o refrigerador adicional, o alguno desenchufado, para evitar que su hijo quede atrapado dentro.
  • Sujete los móviles de cuna o evite usarlos. Estos pueden caerse y potencialmente estrangular a su hijo.
  • No coloque chupetes en la ropa de su hijo con cintas o cordones mientras duerme.
  • Recorte cintas y cuerdas colgantes de los juguetes y la ropa de su hijo.
  • Quítele collares o vinchas elásticas a su hijo antes de ponerlo a dormir.

Lesiones por armas y cuchillos:

  • Mantenga siempre las armas y cuchillos guardados bajo llave y fuera del alcance de los niños. Es mejor guardar los cuchillos de cocina en un armario alto y no en un cajón.
  • Si no hay una caja de seguridad u otra área de almacenamiento con cerradura disponible para armas, asegúrese de bloquear el gatillo en todas las armas de fuego

Varios

  • Coloque una cubierta a prueba de niños sobre el interruptor de su trituradora de basura.
  • Guarde las baterías pequeñas fuera del alcance de los niños. Pueden ser un peligro de asfixia y venenosas.

Aspectos a tener en cuenta

Quemaduras: Los niños sufren quemaduras leves y graves causadas por incendios iniciados por velas, agua hirviendo, cigarrillos encendidos, estufas calientes, una chimenea e incendios domésticos.

Caídas: Una caída por las escaleras, o desde un balcón, terraza o ventana puede ocasionar fracturas de huesos y lesiones graves o mortales en la cabeza (o la columna).

Envenenamiento: Muchos venenos parecen aptos para niños, incluidas las coloridas cápsulas que se usan para el lavarropas y el lavavajilla. Las medicinas coloridas también parecen atractivas para los niños pequeños. El monóxido de carbono es inodoro e invisible.

Ahogo: Un niño puede ahogarse en 2 pulgadas de agua. Su hijo corre peligro de ahogarse si se queda solo cerca del fregadero de la cocina, la bañera o el inodoro, así como también en piscinas y jacuzzis.

Asfixia: Los niños pequeños corren el riesgo de asfixiarse mientras comen o cuando se llevan a la boca un objeto no comestible. Si su hijo se está ahogando, es posible que no lo escuche tener arcadas o toser. Puede notar que su hijo no puede hablar o hacer sonidos, puede respirar fuerte o no respirar, tener labios azules o caer inconsciente.

Electrocución: Algo tan pequeño como un tomacorrientes puede causar la muerte si su hijo mete un objeto metálico.

Estrangulamiento y asfixia: Muchos artículos del hogar pueden causar asfixia, incluidas las bolsas de plástico que se usan para la compra de alimentos, la basura o la tintorería. Los niños pueden asfixiarse al subirse a una caja de juguetes con tapa o dentro de un congelador o refrigerador desconectado. El estrangulamiento puede ocurrir con las cosas cotidianas, incluidos las cuerdas de las persianas y cortinas, cordones o cintas usadas en la ropa, collares, cintas elásticas y un móvil que cuelga sobre una cuna.

Lesiones por armas y cuchillos: Las muertes y lesiones por disparos accidentales y puñaladas son comunes. Esto puede ocurrir cuando las pistolas y los cuchillos no se han retirado o guardado adecuadamente fuera del alcance de un niño

La mayoría de las lesiones y muertes accidentales en el hogar pueden evitarse si se toman ciertas precauciones. La mejor estrategia es recorrer su hogar, habitación por habitación, y verificar los elementos de esta lista para asegurarse de que cada uno esté bien asegurado, guardado bajo llave, almacenado o bloqueado fuera del alcance de su hijo.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuáles son los signos de asfixia?
  • ¿Cuáles son los signos de envenenamiento?
  • ¿Cuáles son los signos de estrangulamiento o asfixia?
  • ¿Debo tratar la quemadura de mi hijo en casa?
  • ¿Qué debo buscar en una lesión en la cabeza por una caída?
  • ¿Cuáles son los signos de electrocución? ¿Me arriesgo a electrocutarme si alejo a mi hijo de una fuente eléctrica mientras se está electrocutando?
  • ¿Cómo sabré si la pequeña cantidad de agua que tragó mi hijo mientras nadaba podría provocar un ahogo seco o secundario?

Recursos

Comisión de seguridad de productos de consumo de los Estados Unidos