Proteja a Su Hijo de los Peligros del Hogar

Proteja a Su Hijo de los Peligros del Hogar

¿Por qué es importante proteger a su hijo de los peligros del hogar?

Los accidentes caseros en los EE. UU. están entre las principales causas de lesiones y muertes infantiles. Proteger a su hijo de los peligros del hogar puede reducir el riesgo. Los accidentes caseros que involucran a niños pequeños normalmente incluyen quemaduras, caídas, electrocución, ahogamiento, envenenamiento, asfixia y lesiones en la cabeza.

Camino a una mejor seguridad

  • Quemaduras:
    • Reemplace las candelas de llama tradicional con candelas operadas con baterías.
    • Use cobertores de perillas en la estufa. Coloque los mangos de las ollas y sartenes hacia la parte de adentro de la estufa para que su hijo no pueda jalar una sartén caliente que esté sobre él o ella. Coloque una cubierta a prueba de niños sobre el interruptor de la trituradora de basura.
    • Instale cubiertas a prueba de niños en los grifos y regaderas de su baño y de su cocina para evitar quemaduras con agua caliente. Baje la temperatura de su calentador de agua.
    • Mantenga los fósforos y encendedores fuera del alcance de los niños.
    • No deje cigarrillos encendidos alrededor de los niños.
    • Instale y revise regularmente los detectores de humo. Deseche las cenizas calientes afuera en un recipiente a prueba de fuego.
    • Instale una rejilla protectora para chimeneas alrededor de la chimenea.
  • Caídas
    • Coloque una compuerta para bebés de un lado a otro de las escaleras o entradas a las habitaciones que pudieran presentar un riesgo de una exposición insegura, tales como la cocina, el baño, el garaje, la lavandería o el sótano. Elija compuertas que se puedan asegurar a la pared con accesorios duraderos.
    • Agregue cobertores de perillas para puerta a las puertas exteriores para evitar que su hijo se caiga desde una azotea, un balcón o de las escaleras.
    • Asegure las ventanas con una red de barrera o protectores para ventanas. Los protectores para ventanas deben evitar que se abra la ventana más de 4 pulgadas. Las rejillas para ventanas son frágiles y se pueden empujar hacia afuera. Elija protectores para ventanas que pueda “retirar” fácilmente, en caso de que haya un incendio.
    • Use red de barrera alrededor de azoteas y balcones.
    • Use amortiguadores acolchonados para cubrir las esquinas afiladas de los muebles y el piso de la chimenea para suavizar una lesión en caso de una caída.
    • Estabilice los aparatos o muebles altos y pesados contra la pared o al piso con abrazaderas y pernos para evitar que caigan sobre su hijo.
  • Envenenamiento
    • Cierre con llave los gabinetes, armarios y puertas de las habitaciones, las gavetas y otras áreas de almacenamiento que contengan venenos comunes en el hogar. Estos incluyen, suministros de limpieza, medicamentos, detergentes para lavandería y cápsulas para el lavavajillas.
    • Instale detectores de monóxido de carbono en toda su casa. Cambie las baterías dos veces al año cuando cambie las baterías de la alarma de incendios. Reemplace el detector si no está funcionando apropiadamente.
  • Ahogamiento
    • Drene el agua de los lavabos, tinas y piscinas para niños. Instale un seguro a prueba de niños en el inodoro. Drene la piscina grande exterior al final de la temporada.
    • Instale cobertores de perillas en las puertas que dan a los baños.
    • Asegure la piscina o jacuzzi con un cobertor resistente diseñado para el producto (no una lona liviana).
    • Instale un cerco de cuatro pies alrededor del perímetro de una piscina o jacuzzi exterior para proteger a su hijo y a los niños del vecindario. Cierre la compuerta con llave.
    • Agregue un cierre seguro a la puerta o puertas que llevan a una piscina exterior. Las barras de empuje en puertas de vidrio corredizas no sirven y un niño pequeño las puede levantar.
    • Use una alarma flotante de piscina para un jacuzzi o piscina exterior. Este dispositivo envía un sonido de alarma cuando algo o alguien entra en el agua.
  • Asfixia
    • Mantenga alejado a su bebé o niño pequeño de los peligros de asfixia como juguetes pequeños, monedas, ropa, botones y otros peligros de asfixia.
    • Corte la comida en pedazos pequeños.
    • Considere inscribirse para recibir cursos de primeros auxilios y RCP a través de organizaciones como la Cruz Roja Americana y otros grupos locales.
  • Electrocución
    • Instale cobertores de tomacorrientes en todos los tomacorrientes para evitar que su hijo meta su dedo o un objeto en el tomacorriente.
  • Estrangulación y sofocamiento
    • Reemplace las persianas o cortinas tradicionales en las ventanas con la versión sin correas para evitar una estrangulación. Ate las correas y cuélguelas en alto. Corte lo que no necesite o levante las persianas y ate el cordón adicional cerca de la parte superior de la ventana. Hay kits gratuitos para reparación de cordones para persianas hechas antes del año 2000 a través del Consejo de Seguridad de cortinas y ventanas (Window Covering Safety Council, WCSC).
    • Guarde las bolsas de plástico, incluyendo las de abarrotes, basura y de lavandería fuera del alcance de los niños.
    • Retire la tapadera de la caja de juguetes o use una sin tapadera.
    • Cierre con llave su congelador o refrigerador adicional o desconectado para evitar que su hijo quede atrapado en el interior.
    • Asegure o evite usar móviles para cuna. Estos se pueden caer y potencialmente estrangular a su hijo.
    • No coloque chupetes en la ropa de su hijo con listones o cuerdas mientras duerme.
    • Corte los listones y cuerdas que cuelguen de los juguetes y la ropa de su hijo.
    • Retire los collares o bandas elásticas para el cabello de su hijo antes de ponerlos a dormir.
  • Lesiones debidas a pistolas y cuchillos
    • Siempre mantenga las pistolas y los cuchillos bajo llave y almacenados fuera del alcance de un niño. Los cuchillos de cocina se guardan mejor en un gabinete alto, en lugar de una gaveta.
    • Si no hay disponible un área de almacenamiento que se pueda cerrar con llave o seguro para una pistola, asegúrese de usar los seguros del gatillo de todas las armas de fuego.

Cosas que debe tener en cuenta sobre la protección de peligros en el hogar

Quemaduras: los niños sufren quemaduras leves y graves a causa de incendios iniciados por candelas, agua hirviendo, quemaduras de cigarrillos, estufas calientes, una chimenea e incendios en el hogar.

Caídas: una caída de las escaleras o desde un balcón, azotea o ventana, puede causar huesos rotos y lesiones graves o mortales en la cabeza (o la columna vertebral).

Envenenamiento: muchos venenos parecen ser inofensivos para los niños, incluyendo las cápsulas coloridas que se usan para la lavandería y en los lavavajillas. Los medicamentos coloridos también les llaman la atención a los niños. El monóxido de carbono es inodoro e invisible.

Ahogamiento: un niño se puede ahogar en 2 pulgadas de agua. El ahogamiento es un peligro si su hijo se deja solo cerca del fregadero, la tina, o el inodoro, igual que de piscinas y jacuzzis.

Asfixia: los niños pequeños están en riesgo de asfixiarse mientras comen o cuando se colocan objetos no comestibles en la boca. Si su niño se está asfixiando, puede ser que usted no escuche arcadas ni tos. Es posible que usted se dé cuenta que su hijo no puede hablar o hacer ruido, que tenga respiración fuerte o que no respire, los labios azules o que caiga inconsciente.

Electrocución: algo tan pequeño como un tomacorriente puede causar la muerte si su hijo introduce un objeto de metal en el tomacorriente.

Estrangulación y sofocamiento: muchos artículos caseros pueden causar sofocamiento, incluyendo las bolsas plásticas que se usan para los abarrotes, la basura o la lavandería. Los niños se pueden sofocar al subirse a una caja de juguetes con una tapadera o dentro de un refrigerador o congelador desconectado. La estrangulación puede ocurrir con objetos de uso cotidiano, incluyendo los cordones de las cortinas o persianas de la ventana, cuerdas o listones que se usan en la ropa, collares, tiras elásticas para el cabello y el móvil que cuelga sobre la cuna.

Lesiones causadas con pistolas y cuchillos: las muertes y lesiones a causa de puñaladas y disparos accidentales son comunes. Estas pueden ocurrir cuando las pistolas o los cuchillos no se retiran ni almacenan apropiadamente lejos del alcance de los niños.

La mayoría de las lesiones y muertes accidentales en el hogar se pueden evitar tomando ciertas precauciones. La mejor estrategia es recorrer su hogar, habitación por habitación y revisar los artículos de esta lista para asegurarse de que cada uno esté asegurado, cerrado, almacenado o bloqueado apropiadamente fuera del alcance de su hijo.

Preguntas para su médico

  • ¿Cuáles son las señales de asfixia?
  • ¿Cuáles son las señales de envenenamiento?
  • ¿Cuáles son las señales de estrangulación o sofocamiento?
  • ¿Debería yo tratar la quemadura de mi hijo en casa?
  • ¿Qué debo buscar en una lesión en la cabeza debido a una caída?
  • ¿Cuáles son las señales de electrocución? ¿Corro el riesgo de electrocutarme al jalar a mi hijo lejos de una fuente eléctrica mientras se esté electrocutando?
  • ¿Cómo sabré si la pequeña cantidad de agua que tragó mi hijo mientras nadaba podría causar un ahogamiento seco o secundario?

Anuncio