Mascotas y parásitos

Un perro puede ser el mejor amigo del hombre. Sin embargo, las mascotas domésticas de cualquier tipo pueden transmitir enfermedades o parásitos (organismos que viven dentro o en otro organismo) que enferman a las personas. Esto incluye perros, gatos, aves y reptiles. También incluye animales que las personas convierten en mascotas, como los animales de granja (cerdos, pollos). Los síntomas pueden incluir fiebre, dolores musculares y diarrea. La buena noticia es que esto rara vez sucede. La mayoría de las enfermedades de las mascotas se pueden evitar si se siguen algunas reglas de sentido común.

El camino hacia un mayor bienestar

La regla más importante es evitar tocar los desechos animales (orina o heces). Esto incluye los objetos contaminados por los productos de desecho. Por ejemplo, lávese las manos después de limpiar una alfombra sucia (esto incluye limpiarse debajo de las uñas) o después de recoger las heces.

No permita que los niños pequeños jueguen en cajas de arena que no estén cubiertas, puede que los gatos del vecindario las usen como cajas de desechos. Mantenga a sus hijos alejados de la tierra de los parques por los que pasen perros de la zona.

Otro consejo importante es evitar el contacto oral con su mascota. No comparta comida ni bese a su mascota en la boca. Las mujeres embarazadas y las personas con sistemas inmunitarios debilitados nunca deben limpiar las cajas de desechos para gatos ni manipular las heces de los gatos. Pueden estar expuestas a una enfermedad llamada toxoplasmosis. La toxoplasmosis puede causar defectos graves de nacimiento en un feto si la madre se infecta durante el embarazo. Cualquiera que limpie una caja de arena debe lavarse bien las manos después.

Lleve a su mascota para que la desparasiten y vacunen exactamente como lo recomienda su veterinario. Esto mantiene saludable a su mascota y disminuye el riesgo de que usted contraiga los parásitos y las enfermedades de su mascota. Elimine pulgas y garrapatas en sus mascotas y en su casa. Las pulgas y las garrapatas pueden hacerle la vida miserable tanto a usted como a su mascota. Pueden enfermarlo.

No alimente a sus mascotas con carne cruda. Y no permita que su gato o perro cace y coma animales salvajes. Así es como los gatos contraen el parásito de la toxoplasmosis. Mantenga a sus mascotas alejadas de animales salvajes o mascotas callejeras (quizás no estén vacunados o estén enfermos).

Aspectos a tener en cuenta

La exposición a enfermedades transmitidas por reptiles es grave. Los reptiles incluyen lagartijas, serpientes y tortugas. Portan bacterias (gérmenes) que pueden enfermar a las personas. También transmiten salmonela, una infección bacteriana. Si tiene un reptil como mascota, debe lavarse las manos después de tocar a la mascota o cualquier cosa de su jaula. Lave con frecuencia la jaula, el área alrededor de la jaula y cualquier artículo que haya usado para limpiar la jaula. Los niños menores de 5 años y las personas que tienen un sistema inmunitario debilitado no deben manipular reptiles o artículos de la jaula.

Es recomendable observar a los niños pequeños mientras juegan con las mascotas. Los niños pequeños tienen más probabilidades de contraer infecciones a partir de las mascotas. Esto se debe a que los niños se arrastran por el suelo con los animales, los besan, meten los dedos en la boca de las mascotas y luego se llevan los dedos sucios a la boca.

Los niños pequeños también tienen más probabilidades de que las mascotas los muerdan o arañen. Enseñe a sus hijos cómo tratar a las mascotas de la familia y a evitar las mascotas de extraños. Puede que sea mejor esperar hasta que los niños crezcan un poco para tener una mascota.

Los niños menores de 5 años también deben evitar el contacto con:

  • Animales en zoológicos interactivos y granjas.
  • Pollitos.
  • Patitos.
  • Anfibios (como ranas, sapos y salamandras).
  • Reptiles (como tortugas, lagartijas y serpientes).

Si le gustan las actividades al aire libre, no trate a la fauna silvestre como si fueran mascotas. Los ciervos y algunos animales salvajes pueden parecer tiernos, pero portan gérmenes, virus y parásitos. Los ratones ciervos y los ciervos tienen garrapatas que causan la enfermedad de Lyme. Algunos animales salvajes transmiten rabia.

Si planea tener una mascota, podría considerar adoptar un gato o un perro de mayor edad. De esta manera, puede evitar la etapa de entrenamiento y sus problemas. Las mascotas de mayor edad que han sido bien cuidadas tienen menos probabilidades de propagar enfermedades o de enfermarse. No acepte mascotas enfermas o callejeras. Conllevan aún más riesgo de enfermarlo a usted o a sus hijos.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Puede un parásito causar la muerte de personas y mascotas?
  • ¿Se puede tratar una enfermedad humana causada por un parásito con medicamentos?
  • ¿Algunas enfermedades de las mascotas y parásitos causan problemas de salud de por vida en los humanos?

Recursos

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades: Animales (enfermedades zoonóticas)

Institutos Nacionales de la Salud, MedlinePlus: Enfermedades de los animales y su salud