Llevar a su bebé a casa

Dar la bienvenida a un bebé en su casa es un evento importante. Podría traer a su bebé a casa desde el hospital. También podría estar adoptando o recibiendo a un bebé como hogar de acogida. Puede que se sienta asustada si es su primer bebé. Hay muchas cosas que planificar y tener en cuenta. Esto puede hacer que se sienta insegura o abrumada. No se preocupe; no está sola. Acuda a su pareja, médico, familia y amigos para pedir ayuda en este período.

A continuación se presentan consejos y asesoramiento para llevar a su bebé a casa.

Ir a casa

Su estancia en el hospital puede durar de 1 a 3 días. La mayoría de las compañías de seguros requieren que usted sea dada de alta dentro de las 48 horas si tuvo un parto natural sin complicaciones. Si usted tuvo una cesárea, por lo general recibirá el alta a las 72 horas.

Mientras está allí, obtenga toda la ayuda que pueda. Necesitará descanso extra después del parto y antes de partir a casa. Está bien si se siente sensible al principio. Su cuerpo ha hecho un gran esfuerzo físico. Habrá un montón de cosas nuevas para procesar. Es común que se sienta de esta manera durante varios días o semanas.

La mayoría de la gente elige un médico de antemano. Asegúrese de programar el primer control de su bebé. Pregunte cómo puede ponerse en contacto con ellos o con una enfermera una vez que haya sido dada de alta. Una gran cantidad de consultorios y hospitales tienen números de contacto después de hora. También pueden derivarlo a “líneas de emergencia”. Estas líneas funcionan las 24 horas del día los 7 días de la semana para responder a las preguntas y preocupaciones de los padres primerizos.

La ropa que usa para ir a casa debe ser cómoda y suelta. Aún tendrá peso por el embarazo y su cuerpo puede estar sensible. La ropa de su bebé debe ser adecuada para el clima. No querrá que sienta demasiado frío ni demasiado calor una vez que está en el asiento de seguridad.

Es una buena idea instalar y practicar el uso de su asiento de seguridad con antelación. El personal del hospital podría solicitar aprobar el asiento de seguridad antes de que reciba su alta. No puede llevar a su bebé a casa sin un asiento se seguridad. No es seguro tener en brazos a su bebé en el automóvil. Tampoco es seguro dejar solo a su bebé en el automóvil. El uso del asiento de seguridad lleva más tiempo, pero es requerido por la ley. Usted mejorará con la práctica.

Hay tres tipos de asientos de seguridad que puede obtener. Los asientos para niños pequeños se utilizan solo para bebés. Debe colocar a su bebé en un asiento trasero mirando hacia la parte trasera del automóvil. Una vez que su bebé tenga 2 años o alcance los límites de altura y peso, necesitará un nuevo asiento. Los asientos convertibles están hechos para durar más tiempo. Estos asientos pueden mirar hacia atrás para colocar bebés y luego cambiar y mirar hacia adelante en caso que se utilicen para niños de 1 a 3 años y niños mayores de 3 años. También puede conseguir un asiento 3-en-1. Se puede utilizar mirando hacia atrás, mirando hacia adelante o como asiento elevado. Siga las instrucciones del fabricante de su asiento de seguridad para verificar los límites y cuándo cambiar el asiento. Asegúrese de que su bebé esté atado y seguro antes de salir.

La Administración Nacional de Seguridad del Tránsito en Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) recomienda realizar una inspección al asiento de seguridad del automóvil. Puede encontrar lugares aprobados que controlarán la instalación correcta del asiento. La policía y las estaciones de bomberos a menudo proporcionan este servicio.

En casa

Traer un nuevo bebé a casa representa mucho trabajo. Ayuda tener los elementos básicos del bebé listos con antelación. Muchos de los padres hacen esto como parte de su fase de “anidamiento”. También puede pedir a un familiar que organice las cosas antes de que usted llegue.

Los bebés comienzan con un sistema inmunológico bajo. Pueden obtener gérmenes de cualquier persona que los cuida o los toca. Pida a las personas que se laven las manos antes de tocar al bebé. Las personas que están enfermas deben esperar hasta que se mejoren para hacer una visita. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que cualquiera que tenga contacto frecuente con el bebé reciba una vacuna Tdap o de refuerzo. También deben vacunarse contra la gripe.

Usted tendrá que presentar su nuevo bebé a sus hermanos o alguna mascota. Debe hacer esto en un entorno seguro. Nunca los deje solos con el bebé. Trate de hacer que todos se sientan bienvenidos. Puede pedir a los hermanos que ayuden con el bebé o lo amen. También es bueno dedicarle tiempo en exclusiva a sus otros hijos o mascotas. Ellos quieren ser parte de la vida del recién nacido, pero, todavía necesitan de usted.

No se sienta como si necesitara ver a todos inmediatamente. Espacie las visitas de la gente. Necesita darse una pausa. Puede que se sienta egoísta, pero necesita descansar también. Pida a su familia o un amigo que se turnen para el cuidado del bebé.

Trate de no olvidarse de su pareja. Necesitan mantener su vínculo fuerte y resolver los cambios juntos. Trate de ser abierta y honesta con los demás acerca de sus sentimientos y presiones. Reserve tiempo para ustedes dos.

Primeros meses

La vinculación con su bebé es un proceso. A veces el vínculo ocurre de manera inmediata. Otras veces, tarda varias semanas o meses. Puede depender de la cantidad de tiempo que usted pueda pasar con su bebé. Puede ser más difícil si su bebé tiene que permanecer en el hospital para un tratamiento. También depende de si tiene un embarazo múltiple u otros hijos.

Hay cosas que puede hacer para promover el vínculo. Los sentidos del bebé, especialmente el tacto y el oído, son muy sensibles. Pase tiempo sosteniendo y abrazando a su bebé. Puede acariciar su piel o darle besos. Trate de hacer contacto visual con él. La lactancia materna, la hora del baño y mecerlo son actividades comunes de vinculación afectiva. Todos los bebés responden diferente, así que tómese el tiempo para aprender lo que funciona. Trate de no desanimarse si tarda más de lo que pensaba. Consulte a su médico si está preocupada.

La comunicación es otra gran parte de la vinculación afectiva. Debe practicar hablarle, leerle y cantarle a su bebé. La sonrisa y otras expresiones faciales también afectan a su bebé. Todas estas cosas ayudan al desarrollo de su bebé.

Los bebés no pueden hablar todavía, en su lugar lloran. Podría parecer que esto es todo lo que hacen, pero es natural para ellos. Con el tiempo, es posible que encuentre que determinados tipos de llanto significan determinadas cosas. Un tipo de llanto significa que tienen hambre. Otro tipo podría significar que necesitan un cambio de pañal. Puede ser que lloren cuando tienen miedo, y todo lo que necesitan es escuchar su voz para tranquilizarse.

Una vez que su bebé tenga de 2 a 3 meses, sus reacciones mejorarán. Van a empezar a responder con otras formas que no sean llanto. Su bebé podría copiar lo que usted hace, por ejemplo sonreír o reír. También comenzarán a aprender y explorar todo tipo de cosas nuevas. Tendrá la oportunidad de ver a su bebé encontrar sus manos y pies, y escuchar todos los sonidos que pueden hacer.

Puede ayudar a su bebé a aprender y crecer. Promueva tipos de juego, tales como:

  • Tiempo boca abajo. Cuando su bebé esté despierto, reserve un tiempo para que esté boca abajo. Esto ayuda a fortalecer los músculos y a que después gatee. Siempre vigile a su bebé durante el tiempo boca abajo. No lo ponga boca abajo cuando esté durmiendo. Esto aumenta el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).
  • Juguetes educativos. Proporcione juguetes específicos para su edad que cautiven sus sentidos. Colores brillantes, sonidos alegres y diferentes texturas son cosas que puede probar. Tenga cuidado de no exagerar al mismo tiempo. Deje que se enfoquen y exploren. Nunca deje a su hijo solo con los juguetes.
  • Ejercicios de movimiento. Usted puede hacer ciertos movimientos con su bebé. Practique hacer que aplauda. Haga estiramientos con sus brazos y piernas. Baile o muévase con el bebé mientras canta o habla.

Cuándo consultar a su médico

Recuerde, usted no está solo en este viaje. Puede llamar a su médico de cabecera o enfermera si tiene alguna pregunta o inquietud. Si nota algo extraño, póngase en contacto con ellos de inmediato.

Cosas a tener en cuenta incluyen:

  • Descenso de la temperatura o fiebre de más de 100.4 °F (38 °C).
  • Respiración rápida o irregular. Llame al 911 si su bebé no está respirando o se está poniendo azul.
  • Presencia de sangre en su vómito o en las heces.
  • Vómitos constantes o la imposibilidad de retener líquidos.
  • Signo de infección.
  • Deshidratación. Los síntomas pueden ser sequedad en la boca o llanto sin lágrimas. Su bebé podría orinar menos y tener diarrea. Otros síntomas son los ojos hundidos o un punto blando hundido en la cabeza.
  • Diarrea excesiva. (Más de 8 veces en 8 horas).
  • No responde con ciertos sentidos, como el sonido o la vista.

También es útil llevar un registro de todos los síntomas y cambios. Puede hacer esto a mano o hay aplicaciones de teléfonos inteligentes que puede utilizar. Pregúntele a su médico si tiene alguna que prefiera.

Si hay un problema crítico con su bebé, llame al 911 o vaya a la sala de emergencias inmediatamente.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuál es el horario de su consultorio? ¿A quién contacto después de hora o en caso de emergencia?
  • ¿Con qué frecuencia será necesario hacerle controles a mi bebé?
  • ¿Cómo puedo saber si tengo depresión posparto? ¿Cómo puedo tratar esto?
  • ¿Cómo sé si el llanto de mi bebé significa que está enfermo?