La vacuna contra el VPH también es para los varones

Las niñas no son las únicas que pueden beneficiarse de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH). Los niños también pueden reducir sus posibilidades de desarrollar algunos tipos de cáncer si reciben la vacuna.

La vacuna contra el VPH se desarrolló por primera vez para ayudar a prevenir el cáncer de cuello uterino en las mujeres. Los investigadores ahora saben que la vacuna también puede ayudar a prevenir los cánceres relacionados con el VPH en los hombres.

Los cánceres de boca y garganta están en aumento, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). También lo son los casos de cáncer anal. Por lo general, las personas no son examinadas para estos cánceres. Esto los hace más difíciles de detectar. El tratamiento de estos cánceres puede ser más difícil porque no se detectan temprano. Pero la vacuna contra el VPH puede ayudar a prevenirlos.

¿Qué es el VPH?

El virus del papiloma humano (VPH) es un virus común de transmisión sexual. Es la infección de transmisión sexual (ITS) más común en los Estados Unidos. Hay más de cien tipos de VPH. El VPH puede causar verrugas genitales y cánceres de cuello uterino, vagina, vulva, ano, pene y garganta.

El VPH se transmite de una persona a otra a través del contacto de piel a piel. Algunas personas nunca se dan cuenta de que la tienen porque no tienen síntomas. Todavía pueden transmitir la infección a otros.

El camino hacia una mejor salud

Los médicos recomiendan vacunar a los niños y niñas contra el VPH entre los 11 y los 12 años. Los preadolescentes que se vacunan a esta edad necesitarán solo dos rondas de la vacuna. Estas rondas se espaciarán entre 6 y 12 meses. Si su hijo ya tiene 15 años, necesitará tres rondas de la vacuna. Las 3 rondas se llevarán a cabo dentro de un período de 6 meses.

Nunca es demasiado tarde para recibir la vacuna. Establecer la edad para la vacuna en 11-12 tiene por objeto proteger a los niños y niñas antes de que estén expuestos al VPH. Es posible vacunarse a los 9 años de edad.

Vacunas para prevenir el VPH

Actualmente hay 3 vacunas utilizadas para prevenir la propagación del VPH, de acuerdo con vacines.gov. Las 3 vacunas están aprobadas por la  Administración de Alimentos y Medicamentos​ de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) para prevenir las infecciones por VPH:

  • Gardasil es una vacuna contra el VPH para hombres y mujeres.
  • Gardasil 9 es una vacuna contra el VPH para hombres y mujeres.
  • Cervarix es una vacuna contra el VPH solo para mujeres.

Las 3 vacunas previenen la infección de los tipos más comunes de VPH: los tipos 16 y 18. Gardasil también protege contra los tipos de VPH 6 y 11. Gardasil 9 lo protege de la infección contra 5 tipos adicionales de VPH: 31, 33, 45, 52 y 58.

Sepa que estas vacunas no brindan protección contra otras infecciones de transmisión sexual. Además, no lo protegen de todos los tipos de VPH. Lo protegen de los tipos con mayor probabilidad de causar cáncer.

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP por sus siglas en inglés) recomienda que los niños y niñas de entre 11 y 12 años reciban vacunas contra el VPH como parte de su calendario de vacunación.

¿Cuándo no debo darle esta vacuna a mi hijo?

No se debe vacunar a su hijo contra el VPH si es muy alérgico a alguno de los componentes de la vacuna. Su hijo no debe recibir la vacuna si tiene una alergia severa a los hongos. Dígale a su médico acerca de todas las alergias de su hijo.

Las mujeres que están embarazadas deben esperar para recibir la vacuna contra el VPH. Es seguro para las mujeres que están amamantando.

Si su hijo está enfermo, debe esperar para vacunarlo. Pregúntele a su médico si no está seguro.

Aspectos a tener en cuenta

Los efectos secundarios de la vacuna contra el VPH suelen ser leves. Es probable que se vayan solos. Los ejemplos de efectos secundarios leves incluyen:

  • Un brazo adolorido por la inyección.
  • Enrojecimiento o hinchazón donde se aplicó la inyección.
  • fiebre baja;
  • Dolor de cabeza.

Además, a veces las personas se desmayan después de una inyección. Su médico hará que permanezca sentado o acostado hasta 15 minutos después de la inyección.

Al igual que con cualquier medicamento, es posible sufrir efectos secundarios más graves con la vacuna contra el VPH. Existe una pequeña posibilidad de que tomar cualquier vacuna pueda causar lesiones graves o la muerte. Además, las reacciones alérgicas graves son poco frecuentes, pero a veces ocurren.

De acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS por sus siglas en inglés), los beneficios de la vacuna superan con creces cualquier riesgo. «Los estudios muestran que las vacunas contra el VPH son muy seguras y se han utilizado en los Estados Unidos y en todo el mundo durante muchos años», informa el HHS.

Preguntas para hacerle al médico

  • ¿Debería mi hijo recibir la vacuna contra el VPH?
  • ¿Qué vacuna contra el VPH (Gardasil, Gardasil 9 o Cervarix) es mejor para mi hijo?
  • ¿Cuántas rondas de esta vacuna necesitará mi hijo?
  • ¿Cuánto tiempo durará la vacuna antes de que él o ella necesite una vacuna de refuerzo?
  • ¿Qué efectos secundarios debemos esperar?
  • Mi hijo recibió la vacuna Gardasil. ¿Debería él o ella tener ahora el Gardasil 9?
  • Si mi hijo ya es sexualmente activo, ¿es demasiado tarde para la vacuna?

Recursos

Institutos Nacionales de la Salud, MedlinePlus: Virus del papiloma humano (VPH)