Equilibrar el trabajo y el cuidado de personas

Equilibrar el trabajo y el cuidado de personas

Cuidar a un ser querido que padece una enfermedad crónica puede ser todo un desafío. Además, muchos familiares cuidadores también trabajan fuera del hogar. Si ese es su caso, es posible que se sienta abrumado por la dificultad para combinar todas sus responsabilidades. Estas responsabilidades pueden ser con sus seres queridos, su hogar y su trabajo. Pero no está solo.

Camino hacia un mayor bienestar

Si tiene dificultades para combinar el trabajo con la tarea de cuidador, a continuación, encontrará algunas sugerencias para ayudarlo a alivianar la carga.

Investigue las políticas y programas de su empleador.

Hable con el Departamento de Recursos Humanos y busque en el manual para el empleado. Determine si su empresa tiene políticas implementadas o beneficios disponibles que lo ayuden a manejar sus funciones. Estos son algunos ejemplos:

  • Ley de Licencia Familiar y Médica (FMLA): otorga a los empleados que cumplen con los requisitos 12 semanas de licencia sin goce de sueldo por año. Se pueden usar para cuidar a un familiar enfermo. Tomarse esta licencia no afecta la cobertura de su seguro médico ni su estabilidad laboral.
  • Programas de asistencia al empleado: ayudan a los empleados que atraviesan problemas que podrían afectar su trabajo. Con frecuencia, incluyen asesoramiento terapéutico de corto plazo y recomendaciones de servicios en la comunidad.
  • Horarios flexibles: le permiten trabajar con un cronograma laboral flexible. Si su empresa ofrece horarios flexibles, deben estar definidos en el manual para empleados. Por lo general, hay un horario central durante el que debe permanecer en el trabajo; y en función de este horario, usted elabora su cronograma. Por ejemplo, quizá pueda elegir trabajar de 10 a. m. a 6 p. m., o de 7 a .m. a 3 p. m.
  • Teletrabajo: le permite trabajar desde otro lugar, como su casa o la casa de su ser querido.
  • Empleo compartido: dos personas trabajan a tiempo parcial y comparten un puesto que normalmente tiene una sola persona que trabaja a tiempo completo.

Hable con su supervisor. 

Piense en las políticas de su empresa y en qué cambios lo ayudarían a administrar mejor sus responsabilidades. Redacte una propuesta y programe una reunión con su supervisor para analizarla. Sea honesto acerca de su situación y esté abierto a las ideas que pueda tener su supervisor. Asegúrese de comunicar de qué modo los cambios que propuso beneficiarán a su empleador.

Sea activista. 

Su empresa o supervisor quizá no puedan adaptarse a sus solicitudes. Trate de no enfadarse. En lugar de eso, dé el ejemplo. Trabaje con Recursos Humanos para ayudar a los líderes de la empresa a comprender las necesidades de quienes cuidan personas. Mantenga abiertos los canales de comunicación y vuelva a intentarlo pasado algún tiempo.

Aspectos que se deben tener en cuenta

Algunas personas han hecho todo lo posible para lograr el equilibrio entre el trabajo y las tareas de cuidado, pero aun así necesitan ayuda. Si esta es su situación, estos son algunos recursos que puede consultar.

Servicios de recomendación: muchos gobiernos locales, estatales o del condado tienen organismos para la tercera edad. Pueden ayudarlo a encontrar programas y servicios en su zona. La Administración para la Tercera Edad (AoA, por sus siglas en inglés) de los EE. UU. ofrece información sobre organismos y otros servicios por zona. También puede hacerse en línea, mediante el buscador de asistencia para adultos mayores (Eldercare Locator).

Centros de día para adultos: estos centros ofrecen actividades sociales y terapéuticas en un entorno seguro. Muchas veces ofrecen comidas, atención personal, atención médica e incluso transporte.

Atención domiciliaria: puede ser un acuerdo informal con un amigo, un vecino o un voluntario. También puede ser un acuerdo formal con un cuidador privado o una agencia de atención domiciliaria.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué puedo hacer para no agobiarme al tratar de combinar el trabajo con las tareas de cuidado?
  • ¿A qué signos debo prestar atención para saber si estoy haciendo demasiadas cosas?
  • ¿Puede completar mi documentación de la FMLA para presentarla ante mi empleador?
  • ¿Puede recomendarme un organismo para la tercera edad del que pueda obtener más ayuda para cuidar a mi ser querido?