Cuidar a un pariente que tiene demencia

Si su ser querido se encuentra en las primeras etapas de la demencia, es posible que no necesite mucho cuidado. Este es un buen momento para que conozca la demencia de su familiar y lo que puede esperar. Además, es una buena idea que usted, su pariente y los demás miembros de su familia hagan plan para el futuro mientras su ser querido todavía puede tomar decisiones acertadas.

Si su ser querido está en las etapas medias de la demencia, mantenga el entorno seguro. Apéguese a una rutina diaria. Lea los siguientes consejos para obtener ideas sobre cómo hacer frente a las nuevas exigencias y cambios de personalidad asociados con la demencia.

El camino hacia un mayor bienestar

Comuníquese

La demencia afecta la capacidad de su ser querido para comunicar pensamientos y emociones. Es posible que su ser querido no sepa cómo decirle lo que necesita. Es posible que no entienda lo que quiere cuando usted hace una pregunta o solicita algo. Esto puede ser frustrante. Siga estos consejos para reducir el estrés y mejorar la comunicación:

  • Sea positivo. Conserve la calma con su tono de voz y con su lenguaje corporal. Controle sus expresiones faciales. Hable de una manera agradable. Y use el tacto para darle cariño a su ser querido.
  • Sea claro. Obtenga la atención de su ser querido. Hable despacio y con calma. Use palabras y frases sencillas. Puede que tenga que repetir la información o la pregunta varias veces. No se sienta frustrado cuando esto suceda. Haga preguntas que se respondan con sí o con no. Evite dar opciones si no hay ninguna.
  • Reconozca los sentimientos de su ser querido. Si su ser querido está triste, enojado o molesto, no lo ignore. Hágale saber que usted entiende mientras trabaja para calmarlo. Por ejemplo, podría decir: “Puedo ver que estás frustrado. Vamos a hacer una caminata”.

Cuídese

Como cuidador de una persona que padece demencia, también debe ocuparse de cuidar de usted mismo. Si está demasiado cansado y frustrado, podrá ayudar menos al miembro de su familia. Si necesita un descanso, pruebe lo siguiente:

  • Pida ayuda a familiares, amigos y organizaciones de la comunidad local.
  • Busque grupos de apoyo para cuidadores. Otras personas que están lidiando con los mismos problemas pueden tener buenas ideas sobre cómo hacerles frente y sobrellevarlos.
  • Considere el cuidado de relevo. El cuidado de relevo es un cuidado a corto plazo que se brinda a una persona que tiene demencia. Esto proporciona un breve descanso para el cuidador. Este servicio puede estar disponible a través de un grupo local de personas mayores. Además, puede ser proporcionado por una agencia de servicios sociales.
  • Considere centros de atención para adultos. Estos centros pueden proporcionarle a su familiar un ambiente apropiado. Además, le da la oportunidad de socializar.

Aspectos a tener en cuenta

Cuidar de un ser querido que tiene demencia es difícil. Él o ella experimentará muchos cambios. Estos incluyen:

Agitación

Su ser querido puede sentirse agitado. Puede deberse a muchas razones diferentes. Un cambio repentino en el entorno o situaciones frustrantes pueden causar agitación. Mudarse a un nuevo apartamento, a una casa, a un asilo de ancianos o al hospital puede causar agitación. Vestirse o responder preguntas incorrectamente puede causar frustración. También hay otras causas de agitación. Estas pueden incluir sentirse cuestionado por su confusión. Pueden incluir la incapacidad de hacer las cosas que solía hacer. Su ser querido puede llorar, volverse irritable o tratar de lastimar a los demás de alguna manera. Para minimizar la agitación, intente lo siguiente:

  • Evite los ruidos fuertes y la sobreestimulación. Un ambiente tranquilo y agradable con caras y cosas familiares ayuda a aliviar el miedo y la ansiedad.
  • Establezca expectativas realistas. Esperar demasiado de su ser querido puede frustrarlo y molestarlo a usted. Permita que su ser querido lo ayude con tareas simples y agradables. Esto incluye preparación de comidas, jardinería, manualidades y clasificar fotos. Hacer otras tareas menos difíciles. Por ejemplo, en lugar de que su ser querido se vista solo, haga que se ponga una parte del atuendo. Podría ser una camisa, un zapato, un sombrero, etc.
  • Limite la frecuencia de las tareas difíciles. Si es difícil bañarse o ducharse, haga que su ser querido se bañe día por medio. Planifique hacer tareas difíciles cuando su ser querido esté más tranquilo.
  • Sea positivo. Los elogios frecuentes a su familiar pueden ayudarlo a sentirse mejor. Lo ayudarán también a usted.

Problemas para dormir

La demencia causa cambios en los patrones de sueño. Su ser querido puede estar inquieto o despierto por la noche. Puede confundir la noche con el día o dormir todo el día. Si su ser querido tiene problemas para dormir, intente lo siguiente:

  • Establecer una rutina. Mantenga la rutina horaria para levantarse y acostarse.
  • Hacer que la hora del día resulte obvia. Mantenga las cortinas o persianas abiertas para que pueda distinguir el día de la noche. Coloque los relojes donde él o ella pueda verlos.
  • Limitar la comida chatarra. Controle la cantidad de cafeína, azúcar y alimentos poco saludables que consume su ser querido.
  • Hacer ejercicio. Asegúrese de que su ser querido haga ejercicio todos los días. Evite el ejercicio demasiado cerca de la hora de acostarse.
  • Limitar las siestas. Demasiadas siestas durante el día dificulta conciliar el sueño por la noche.
  • Acondicionar una habitación apacible para su ser querido. De noche, asegúrese de que la habitación esté en silencio. Coloque una luz nocturna o deje una luz tenue encendida. La oscuridad total puede aumentar la confusión.
  • Aliviar el dolor. Hable con el médico de su ser querido si tiene artritis u otra afección dolorosa. Esto afecta la calidad del sueño.

Deambular

Deambular significa caminar en medio de la noche. Además, podría significar alejarse de su hogar o asilo de ancianos sin permiso. Las cosas simples pueden ayudar con este problema. Está bien que su ser querido deambule en un lugar seguro, como en un patio cercado. Proporcionar un lugar seguro puede evitar la confrontación. Si no puede proporcionar un lugar seguro para que su ser querido deambule, intente lo siguiente:

  • Bloquee las puertas. Recuerde a su ser querido que no salga por una puerta determinada. Coloque una señal de alto en ella o coloque un mueble en frente de ella. Una cinta cruzada sobre una puerta también sirve como un recordatorio. Intente ocultar el picaporte colocando una tira de tela sobre él. Usar candados para niños puede causar frustración y agitación.
  • Utilice un sistema de alarma. Esto lo alertará de que su ser querido está tratando de abandonar un área determinada. Su sistema de alarma puede ser profesional. O bien, pueden ser algunas latas vacías atadas a una cuerda en el picaporte de la puerta.
  • Instale cerraduras especiales. Esto podría ser necesario. Sin embargo, tenga en cuenta que podría ser peligroso en un caso de incendio. Conserve las llaves cerca de la puerta. Asegúrese de que todos los demás miembros de la familia sepan dónde encontrar las llaves. Enséñeles a todos cómo abrir las puertas. No utilice este método si su ser querido se quedará solo en casa.
  • Dele a su ser querido un brazalete de identificación. Asegúrese de que lo use. Debe incluir el nombre, la dirección, el número de teléfono y las afecciones médicas de la persona en caso de una emergencia. Además, esto es útil si su ser querido se pierde. Considere comprar un dispositivo digital con GPS para rastrear el paradero de una persona.

Alucinaciones

Las alucinaciones son la experiencia de ver algo que realmente no existe. Si su ser querido tiene alucinaciones que le causan miedo y ansiedad, intente lo siguiente:

  • Mantenga las habitaciones bien iluminadas. Esto ayuda a minimizar las sombras.
  • Mantenga elementos peligrosos fuera de su alcance. Esto es por su seguridad y la de su ser querido.
  • Ofrezca explicaciones simples. Para tranquilizar a un ser querido, ofrézcale una razón simple por la que no debería tener miedo. Sin embargo, no discuta. Esto contribuye a su agitación.
  • Distráigalo. Hacer participar a su ser querido de una actividad placentera puede ayudar a reducir el miedo, la ansiedad y la frustración.
  • Hable con un doctor. Si las alucinaciones son graves, hable con el médico de su ser querido. Algún medicamento podría ayudar.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué pasa si no puedo pagar los cuidados?
  • ¿Ser un cuidador puede afectar mi salud?
  • ¿Cómo reconozco los cambios en mi ser querido?
  • ¿Puede una persona con demencia ser violenta?