Zika

¿Qué es el Zika?

El Zika es un virus que se transmite de los mosquitos a los seres humanos. Luego podemos transmitirles el virus a otros seres humanos. Esto generalmente se produce por vía sexual (vaginal o anal) o durante el embarazo.

El virus del Zika recibe su nombre por el bosque Zika en Uganda, donde se descubrió por primera vez en 1947. Más recientemente, el virus se ha vinculado a Brasil, Puerto Rico, Miami y otras áreas del continente americano.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, las mujeres embarazadas o que intentan quedar embarazadas no son más vulnerables al Zika. Sin embargo, corren un gran riesgo de transmitirle el virus a su bebé.

Síntomas del Zika

Si un mosquito infectado lo pica, es posible que tenga síntomas. Estos pueden incluir fiebre, erupciones cutáneas, enrojecimiento de los ojos, dolor en las articulaciones o los músculos, o dolores de cabeza. Los síntomas pueden aparecer de 2 a 7 días después de la picadura y pueden durar desde varios días hasta una semana mientras el virus sigue su curso.

Los estudios demuestran que la mayoría de las personas nunca se enteran de que tienen el virus. En promedio, solo 1 de cada 5 personas siente algún síntoma relacionado con el Zika.

¿Qué causa el Zika?

Ciertas especies de mosquitos son responsables de transmitirles el Zika a los seres humanos. Los mosquitos Aedes también pueden transmitir la fiebre del dengue y el virus chikungunya. Este tipo de mosquito es conocido por picar durante el día y sentirse atraído por zonas en las que se acumula gran cantidad de agua. Una vez infectada, una persona puede transmitir el virus a través de las relaciones sexuales, a través del embarazo, mediante una transfusión de sangre o la exposición en un laboratorio. Para transportar y transmitir el virus no es necesario tener síntomas.

El brote reciente se ha vinculado a un aumento de la cantidad de bebés que nacen con defectos cerebrales graves. La afección principal, la microcefalia, se produce cuando el cerebro de un bebé no se desarrolla normalmente. Es fácil notarla porque la cabeza del bebé es más pequeña de lo normal.

¿Cómo se diagnostica el Zika?

Si usted vive en o ha viajado a un área en la que el Zika está presente, o tiene algún síntoma, póngase en contacto con su médico inmediatamente. Hay dos tipos de pruebas que su médico puede realizar para diagnosticar el virus.

  • Un análisis de sangre comprobará si su cuerpo está tratando de luchar contra la infección del Zika.
  • Un análisis de orina mostrará la presencia del virus real. Sólo será positivo si el Zika ha estado en su cuerpo menos de 2 semanas.

Dependiendo de su situación, el médico ordenará una o ambas pruebas. Los resultados generalmente se obtienen entre 3 y 5 días.

Si usted está embarazada y el resultado de su prueba del Zika es positivo, su médico la incluirá en el Registro de embarazadas con Zika de los Estados Unidos. Esta lista es confidencial y gratuita. Los médicos e investigadores utilizan los datos para entender los efectos del Zika. También se pueden necesitar pruebas adicionales para controlar el estado de salud de su bebé. El Zika se ha relacionado con casos de microcefalia. Su médico puede realizar pruebas para detectar esta afección durante el embarazo o después del parto.

¿Se puede prevenir o evitar el Zika?

En la actualidad no existe una vacuna para prevenir el Zika. El CDC alerta a las personas para que cancelen o retrasen los viajes a las zonas en las que se ha informado la presencia del Zika. Algunas zonas conocidas son Brasil, México, Puerto Rico y partes de Florida. (Consulte el sitio web del CDC para acceder a una lista completa de las sitios). Esto es especialmente importante para las mujeres embarazadas o que intentan quedar embarazadas. Un individuo corre más riesgo si reside en una zona en la que hay Zika o tiene una pareja que viaja a esas áreas. Para evitar contraer el virus, practique sexo seguro y use preservativos.

También debe tomar precauciones para evitar las picaduras de mosquitos. Lleve repelente de insectos aprobado y vestimenta larga. Evite los cuerpos de agua y duerma con un mosquitero. Si se utilizan correctamente, los repelentes para insectos son seguros para las mujeres que están embarazadas o amamantando.

Tratamiento del Zika

No existe ningún medicamento ni receta para tratar el virus del Zika. Hable con su médico antes de tomar cualquier medicamento para aliviar los síntomas.

Tampoco existe una cura para los bebés que nacen con microcefalia, un defecto congénito relacionado con el Zika. Las opciones de tratamiento varían en función de la gravedad de la afección.

Vivir con Zika

Si su médico le diagnostica Zika, el virus seguirá su curso natural. Para evitar la propagación del Zika, use preservativos para practicar sexo seguro (por vía vaginal o anal).

Si usted está embarazada y es posible que tenga Zika, póngase en contacto con su médico inmediatamente. Se la agregará a un registro de embarazadas para controlar su afección. Los médicos y los científicos continúan investigando con la esperanza de crear una vacuna y una cura para el virus del Zika.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Una vez tuve Zika, ¿puedo tenerlo nuevamente? ¿Siempre seré portador del virus?
  • Si estoy embarazada y he estado expuesta al Zika, ¿cuáles son las posibilidades de que le transmita el virus a mi bebé? ¿Hay otros factores que influyan en esto, tales como el medio ambiente, medicamentos u otros virus?
  • ¿Puedo transmitirle el Zika a mi bebé después de que nazca? Por ejemplo, a través de la leche materna.