Resfriados y gripe

Anuncio

¿Qué es un resfriado y qué es la gripe?

El resfriado y la gripe son infecciones virales. Ambos afectan tu sistema respiratorio. Esto incluye la garganta, la nariz, las vías respiratorias y los pulmones. Es difícil distinguirlos. La gripe es generalmente peor que un resfriado. Es común resfriarse más de una vez al año. La mayoría de las personas contraen la gripe solo unas pocas veces cada 10 años.

Síntomas de un resfriado o la gripe

Los resfriados y la gripe tienen síntomas similares. Sin embargo, son dos condiciones diferentes.

Los síntomas incluyen:

  • fiebre de hasta 102 °F (38 °C);
  • secreción o congestión nasal;
  • secreción nasal verde o amarilla;
  • dolor de garganta;
  • tos;
  • estornudos;
  • cansancio;
  • dolores musculares;
  • dolor de cabeza;
  • ojos llorosos.
  • Los síntomas se desarrollan lentamente.
  • Los síntomas son leves

Los síntomas de la gripe incluyen:

  • fiebre de más de 102 °F (38 °C);
  • congestión nasal;
  • náuseas;
  • escalofríos y sudores;
  • cansancio;
  • dolores musculares, especialmente en la espalda, piernas y brazos;
  • tos;
  • dolor de cabeza;
  • falta de apetito.
  • Los síntomas aparecen repentinamente.
  • Los síntomas son más intensos.

Un tipo particular de gripe se considera grave. Se llama gripe H1N1. Algunas personas la llaman “gripe porcina”. Es una infección respiratoria. Es causada por un virus que se encuentra en los cerdos. Puede infectar a los humanos. Los síntomas son similares a los de otros tipos de gripe.

Para un resfriado común o la gripe, no necesita ver a su médico. Sin embargo, si los síntomas se vuelven graves, llame o consulte a su médico. Los síntomas graves para los niños incluyen:

  • fiebre superior a 103 °F (39.5 °C)
  • que dura más de 3 días;
  • dificultad para respirar, respiración rápida o sibilancias;
  • piel de color azulado;
  • dolor de oído o drenaje del oído;
  • dificultad para despertarse;
  • irritabilidad;
  • convulsiones;
  • síntomas que mejoran y luego regresan pero con fiebre o una tos aún peor;
  • agravamiento de una afección médica crónica (como diabetes o enfermedades del corazón);
  • vómitos o dolor de estómago.

Los síntomas graves en adultos incluyen:

  • fiebre alta prolongada (más de 102 °F [38 °C]) con fatiga y dolores corporales;
  • síntomas que duran más de 10 días o empeoran;
  • dificultad para respirar o disnea;
  • dolor o presión en el pecho;
  • mareos o sensación de estar a punto de desmayarse;
  • confusión o desorientación;
  • vómitos graves o persistentes;
  • dolor en los senos paranasales, en el rostro o en la frente;
  • glándula inflamada en el cuello o en la mandíbula.

Los síntomas del resfriado y la gripe pueden durar entre 2 y 14 días.

¿Qué causa un resfriado o la gripe?

Los virus causan resfriados y gripe. Hay más de 200 virus diferentes que pueden causar un resfriado. No tantos virus causan la gripe. Por eso hay una vacuna disponible para la gripe y no para los resfriados.

¿Cómo se diagnostica un resfriado o la gripe?

No hay ninguna prueba para diagnosticar un resfriado. Su médico le preguntará acerca de los síntomas y le sugerirá tratarlos. Si su médico sospecha que usted tiene gripe, podría hacerle un examen que consiste en frotar el interior de la nariz o la parte posterior de la garganta. Los resultados se saben con bastante rapidez.

¿Se puede prevenir o evitar un resfriado o la gripe?

Hay cosas que puede hacer para reducir el riesgo de contraer resfriados y gripe. Estas incluyen:

  • lavarse las manos con frecuencia; utilizar jabón para detener la propagación de gérmenes;
  • comer sano, hacer ejercicio y dormir lo suficiente. Estos pequeños hábitos refuerzan su sistema inmunológico:
  • toser y estornudar en el interior de su codo (no en las manos);
  • limpiar las superficies comunes, como mesas, mostradores, juguetes, manijas de puertas y baños; utilizar desinfectantes antibacterianos;
  • darse la vacuna contra la gripe (inyección o aerosol nasal). Está disponible durante toda la temporada de gripe. La época típica es octubre y noviembre. La vacuna contra la gripe es segura para adultos y todos los niños de 6 meses de edad y mayores. Se recomienda que todos los niños de 6 meses a 59 meses de edad se vacunen anualmente contra la gripe. La vacuna en aerosol nasal contiene virus vivos pero debilitados. Es seguro para adultos y todos los niños de 2 años de edad y mayores que no tengan asma o problemas respiratorios. Hable con su médico antes de vacunarse contra la gripe en los siguientes casos. No puede contraer la gripe de la vacuna contra la gripe ni de la vacuna en aerosol nasal. Algunas personas que reciben la vacuna pueden contraer gripe de todas formas. Por lo general, son casos más leve que los de las personas que no están vacunadas. La vacuna se recomienda para las personas que tienen más probabilidades de enfermarse más gravemente por complicaciones relacionadas con la gripe.

Tratamiento para resfriados y gripe

No hay cura para el resfriado común ni para la gripe. Los antibióticos no funcionan contra los virus que causan los resfriados y la gripe. La enfermedad tiene que seguir su curso. Puede hacer algunas cosas para aliviar los síntomas. Si la fiebre es baja, y tiene dolores leves, consuma productos con acetaminofeno (una marca: Tylenol), naproxeno (una marca: Aleve) o ibuprofeno (una marca: Advil). Beba mucho líquido. Duerma todo lo que pueda. Quédese en su casa para evitar contagiar sus gérmenes a otros.

Su médico le puede recetar un medicamento antiviral para tratar la influenza H1N1. Esto solo acorta el tiempo que está enfermo. Estos medicamentos vienen en forma de pastillas, jarabe o en un inhalador. El tipo inhalado puede causar problemas en algunas personas que tienen asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Algunos medicamentos antivirales pueden causar náuseas y vómitos.

Para aliviar los síntomas de un niño, puede darle paracetamol (una marca: Children’s Tylenol), que puede ayudar a aliviar el dolor y bajar la fiebre. Asegúrese de darle a su hijo la dosis correcta de acuerdo con su edad y peso.

Los aerosoles nasales y los descongestivos no se recomiendan para niños pequeños. Pueden causar efectos secundarios. Los medicamentos para la tos y el resfriado no se recomiendan para niños. Esto es especialmente cierto para los menores de 2 años. Hay poca evidencia de que los medicamentos para la tos y el resfriado, y los descongestionantes nasales sean efectivos para el tratamiento en niños.

Para tratar el resfriado o la gripe de su hijo, asegúrese de que descanse. Dele muchos líquidos. Use un humidificador para humedecer el aire en la habitación de su hijo. Esto ayudará con la congestión nasal. Use un aerosol nasal salino para diluir el moco nasal. Use una jeringa de bulbo para aspirar la mucosidad de la nariz de su bebé o niño.

Vivir con un resfriado o la gripe

Los síntomas del resfriado y la gripe son incómodos. No se sentirá bien durante el tiempo que su resfriado o gripe se disponga a seguir su curso. Alivie los síntomas con reposo, líquidos, medicamentos de venta libre y suénese la nariz.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuánto tiempo durarán mis síntomas de resfrío o gripe?
  • ¿Durante cuánto tiempo debería estar yo (o mi hijo) en casa?
  • ¿Todos los medicamentos para el resfriado y la gripe requieren recetas?
  • ¿Puedo vacunarme contra la gripe mientras estoy enfermo?
  • ¿La vacuna es efectiva después de que haya tenido gripe?
  • Estoy embarazada. ¿Hay peligro para mi bebé si tengo gripe?