Resfriados y gripe

Resfriados y gripe Family Doctor Logo

Descripción general

¿Qué son el resfriado común y la gripe?

El resfriado común y la gripe son infecciones virales del tracto respiratorio, el cual incluye la garganta, la nariz, las vías respiratorias y los pulmones.

Síntomas

¿Cómo puedo determinar si tengo resfriados o gripe?

A pesar de que el resfriado común y la gripe tienen muchos síntomas similares, son 2 afecciones distintas.

Los síntomas de un resfriado se desarrollan en forma lenta y pueden incluir:

  • Fiebre de hasta 102 °F.
  • Goteo o congestión nasal (a menudo con secreciones de color verde o amarillo).
  • Dolor de garganta.
  • Tos.
  • Estornudos.
  • Fatiga.
  • Dolores musculares.
  • Dolor de cabeza.
  • Lagrimeo en los ojos.

Los síntomas del resfriado generalmente son más leves que los síntomas de la gripe.

Por lo general, los síntomas de la gripe aparecen en forma repentina y pueden incluir:

  • Fiebre superior a 102 °F.
  • Congestión nasal.
  • Náuseas.
  • Escalofríos y sudoración.
  • Fatiga.
  • Dolores musculares, en especial, en la espalda, los brazos y las piernas.
  • Tos.
  • Dolor de cabeza.
  • Pérdida del apetito.

¿Debo llamar a mi médico?

En la mayoría de los casos, usted no necesita consultar a su médico cuando tiene resfriados o gripe. Sin embargo, si usted tiene alguno de los síntomas que se indican en el recuadro a continuación, llame a su médico.

Llame a su médico si tiene estos síntomas de resfriado y de gripe:

En los niños:

  • Fiebre alta (superior a 103 °F) o fiebre que dure más de 3 días.
  • Síntomas que duran más de 10 días.
  • Problemas para respirar, respiración acelerada o respiración sibilante.
  • Color de piel azulado.
  • Dolor de oído o drenaje del oído.
  • Cambios en el estado mental (como no despertarse, irritabilidad o convulsiones).
  • Síntomas parecidos a los de la gripe que mejoran, pero regresan con fiebre y una tos peor.
  • Empeoramiento de una afección médica crónica (como la diabetes o una enfermedad cardíaca).
  • Vómitos o dolor abdominal.

En los adultos:

  • Fiebre alta y prolongada (superior a 102 °F) con fatiga y dolores por todo el cuerpo.
  • Síntomas que duran más de 10 días o que empeoran, en lugar de mejorar.
  • Problemas para respirar o falta de aire.
  • Dolor o presión en el pecho.
  • Desmayos o sensación de que está a punto de desmayarse.
  • Confusión o desorientación.
  • Vómitos intensos o persistentes.
  • Dolor intenso de los senos paranasales en la cara o en la frente.
  • Glándulas muy hinchadas en el cuello o la mandíbula.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa de los resfriados y de la gripe?

Los virus provocan resfriados y gripe. Hay más de 200 virus distintos que pueden provocar resfriados. No hay tantos virus que provoquen gripe. Por este motivo, hay una inyección disponible para la gripe y no para los resfriados.

Tratamiento

¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?

No existe una cura para el resfriado común. Todo lo que puede hacer para sentirse mejor es tratar los síntomas mientras el cuerpo combate el virus.

Para la gripe, es probable que su médico le recomiende tratar los síntomas hasta que usted se sienta mejor. En casos graves, su médico podría recetarle un medicamento antiviral. Los medicamentos antivirales pueden acortar el tiempo durante el cual esté enfermo con gripe. Estos medicamentos se encuentran disponibles en forma de píldoras o jarabe o en un inhalador. El tipo de medicamentos que es para inhalación podría provocar problemas en algunas personas que tienen asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

¿Qué medicamentos puedo darle a mi hijo?

No existe una cura para el resfriado ni para la gripe, y los antibióticos no funcionan contra los virus que provocan los resfriados y la gripe.

Los analgésicos como el acetaminofén (una marca: Children’s Tylenol) pueden ayudar a aliviar los dolores de cabeza, los dolores musculares y los dolores de garganta, así como también tratar la fiebre. Asegúrese de que le está dando la dosis correcta a su hijo, de acuerdo con su edad y peso.

Los aerosoles nasales y los descongestivos no son recomendables para niños pequeños, debido a que podrían provocar efectos secundarios. Los medicamentos para la tos y los resfriados no son recomendables para los niños, en especial, para aquellos menores de 2 años. También existe poca evidencia de que los medicamentos para la tos y los resfriados, y los descongestivos nasales sean eficaces para tratar a los niños.

Para tratar los resfriados o la gripe, asegúrese de que su hijo descanse y beba abundante cantidad de líquido. Usted puede utilizar un humidificador para ayudar a humedecer el aire en el dormitorio de su hijo. Esto puede ayudar a aliviar la congestión nasal. Usted también puede utilizar un aerosol nasal de solución salina para diluir la mucosidad nasal y una pera de succión para succionar la mucosidad y sacarla de la nariz de su bebé o hijo.

¿Qué medicamentos de venta libre puedo tomar para los resfriados o la gripe?

Los medicamentos de venta libre no pueden curar los resfriados ni la gripe. Sin embargo, los medicamentos pueden ayudar a aliviar algunos de los síntomas de los resfriados o de la gripe. Consulte a su médico antes de darle algún medicamento a un niño.

Muchos de los productos para los resfriados y para la gripe se encuentran disponibles sin receta médica.

Prevención

¿Puedo evitar los resfriados o la gripe?

Usted puede reducir el riesgo de contraer una gripe o la influenza lavándose las manos con frecuencia, lo cual detiene la propagación de los gérmenes. Comer saludable, hacer ejercicio y dormir suficiente también es importante para la prevención de las gripes y la influenza ya que ayudan a reforzar su sistema inmunológico.

Cuando tosa y estornude cúbrase con la parte interna de su brazo (en lugar de cubrirse con la mano). Limpie con un desinfectante antibacterial las superficies comunes como la mesa, las cubiertas, los juguetes de su hijo, las manijas de las puertas y los baños. Esto puede ayudar a evitar que se esparzan los gérmenes.

La mejor manera para evitar contagiarse de influenza es ponerse la vacuna contra la influenza. Debe ponerse la vacuna tan pronto como esté disponible cada otoño (en octubre o noviembre), aunque también puede ponérsela en cualquier momento durante la temporada de influenza (en diciembre, enero y de ahí en adelante). La vacuna está disponible por medio de una inyección o un aerosol nasal. Sin embargo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que no se utilice la vacuna por medio del aerosol nasal para la temporada de gripe del 2016 y 2017. Hay información de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y de otros grupos que demostró la poca o relativamente baja efectividad de la vacuna en aerosol nasal durante temporadas anteriores de influenza.

Las vacunas funcionan al exponer su sistema inmunológico a una forma inactiva del virus de la influenza. Su cuerpo acumulará anticuerpos contra el virus para protegerle de contraer la enfermedad. La vacuna contra la influenza contiene virus muertos. La vacuna contra la influenza es segura para los adultos y todos los niños de 6 meses de edad y mayores, y es completamente recomendable que se administre cada año a todos los niños de 6 meses a 59 meses de edad. La vacuna en aerosol nasal contiene virus vivos, pero debilitados. Aunque no se recomienda para la temporada de influenza del 2016 y 2017, hay algunos pacientes que deben consultar con su médico antes que se administren la vacuna en aerosol nasal. Información adicional…

Usted no puede contraer la influenza por medio de la vacuna contra esta enfermedad o por medio de la vacuna en aerosol nasal. Algunas personas que reciben la vacuna aún se contagiarán de la influenza, pero generalmente su caso será más leve que el de las personas que no están vacunadas. La vacuna se recomienda particularmente para las personas que tienen más probabilidades de enfermarse seriamente por complicaciones a causa de la influenza.

Nota sobre las vacunas

A veces, la cantidad de una vacuna determinada no alcanza para la cantidad de personas que la necesitan. Lea aquí sobre la escasez de vacunas.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cuánto tiempo estaré enfermo?
  • ¿Por cuánto tiempo debo hacer que mi hijo permanezca en el hogar sin enviarlo a la guardería o a la escuela?
  • ¿Qué puedo hacer para sentirme más cómodo?
  • ¿Existe algún medicamento que pueda recomendar?
  • ¿Debo recibir la vacuna contra la gripe? ¿Debo hacer vacunar a mi hijo?
  • ¿Cuándo debo llamar a mi médico?
  • ¿Cuánto tiempo durará el período de contagio?
  • Estoy embarazada. ¿Existe algún peligro para mi bebé a causa de la gripe?
  • ¿El vapor ayudará a aliviar mi congestión?
  • ¿Los medicamentos para la tos son seguros para mi hijo?

Bibliografia

Las Citas

Anuncio