Descripción general

¿Qué es el pie plano?

El pie plano es una afección en que uno o ambos pies no tienen arcos normales. Al principio, los pies de todos los bebés parecen planos porque aún no se ha formado un arco. Los arcos deben formarse cuando su hijo tiene 2 ó 3 años. El pie plano, incluso en niños mayores, por lo general no provoca ningún problema.

Síntomas

¿Debo llevar a mi hijo al médico?

Si su hijo se queja de dolor de pie o de tobillo, llévelo al médico. Es posible que el pie plano en un niño mayor provoque dolor en el talón o en el arco, o es posible que provoque dolor cuando el niño camina y corre.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa del pie plano?

La mayoría de los pies planos son provocados por conexiones articulares laxas y grasa del bebé entre los huesos del pie. Estas afecciones hacen que el arco se caiga cuando su hijo se pone de pie. Por este motivo, a veces al pie plano se lo llama "arco caído". Puede parecer que los pies tienen arcos cuando su hijo está sentado o cuando el dedo gordo está flexionado hacia atrás, pero el arco se aplana cuando el niño pone peso en el pie.

Rara vez, el pie plano puede ser provocado por huesos del pie que están unidos.

Diagnóstico

¿Cómo se diagnostica el pie plano?

Su médico observará los pies de su hijo para estar seguro de que el dolor no es provocado por un problema en la cadera ni en la rodilla. Es posible que sea necesario hacerle radiografías a su hijo, pero es probable que su médico le diga cuál es el problema tan solo mirando los pies de su hijo.

Tratamiento

¿Necesitará mi hijo calzado o plantillas especiales?

Es probable que no. El desarrollo del pie de su hijo será el mismo independientemente de que use soporte para el arco o no. El calzado alto u ortopédico especial, las almohadillas o las cuñas solo son de utilidad para mantener el calzado colocado en el pie de su hijo. Si su hijo tiene dolor de pie, es posible que su médico le recomiende una talonera o una plantilla.

¿Algunas actividades harán que el pie plano empeore?

No. No necesita limitar las actividades de su hijo. Si el pie plano se vuelve doloroso por uso excesivo, es posible que su médico le recomiende reposo. Usar un estilo de calzado determinado, caminar descalzo, correr, hacer ejercicios con el pie o saltar no hará que el pie plano mejore ni empeore.

¿Puede ayudar la cirugía?

La cirugía no es útil para la mayoría de los pacientes con pie plano. Si el pie plano de su hijo es provocado por huesos del pie que se han fusionado, y si las plantillas y los yesos no han ayudado, es posible que se considere la posibilidad de realizar una cirugía. Su médico puede ayudarlo a tomar esa decisión.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cuál es la causa probable del dolor de pie de mi hijo?

  • ¿Cuál es la mejor opción de tratamiento?

  • ¿Hay algo que pueda hacer para ayudar a aliviar el dolor de mi hijo?

  • ¿Es seguro que mi hijo haga ejercicio? ¿Qué tipo de ejercicio debe hacer?

  • ¿Los problemas de pie plano de mi hijo provocarán algún problema a largo plazo?