Otitis Media (Exudativa)

¿Qué es la otitis media exudativa?

La otitis media es un término genérico que se refiere a la inflamación del oído medio. El oído medio es el espacio que se encuentra detrás del tímpano. Otitis media exudativa significa que hay líquido (derrame) en el oído medio, sin infección.

El líquido en el oído medio puede dar pocos síntomas, especialmente si se desarrolla lentamente. Casi siempre desaparece por sí solo en unas pocas semanas o al cabo de unos meses. Por lo tanto, este tipo de problema de oído generalmente no necesita un tratamiento con antibióticos. Su médico puede decidir tratarlo si causa una infección dolorosa o si el líquido no desaparece.

La otitis media exudativa es más común en niños pequeños, de 2 años o menos. Pero puede afectar a personas de cualquier edad.

Síntomas de la otitis media exudativa

Es posible que los niños que tienen otitis media exudativa no presenten síntomas: Por lo general, no se comportan como si estuvieran enfermos. Podrían experimentar lo siguiente:

  • Sentir que tienen el oído tapado.
  • Audición amortiguada.
  • Líquido que drena de los oídos (si el tímpano se ha perforado).
  • Un poco de dolor dentro del oído (si el niño es demasiado pequeño como para hablar y decirle que le duele el oído, es posible que se jale la oreja con frecuencia)

Si la otitis media exudativa de su hijo se convierte en una infección, es posible que presente otros síntomas. Estos incluyen los siguientes:

  • Dolor en el oído (llanto o tironeo de la oreja en niños muy pequeños).
  • Fiebre
  • Irritabilidad.
  • Languidez.
  • Problemas de audición.
  • No tener ganas de comer o dormir.

¿Qué causa la otitis media exudativa?

La trompa de Eustaquio conecta el oído medio con la parte posterior de la garganta. Normalmente, la trompa de Eustaquio permite drenar el líquido del oído medio. Pero a veces la trompa de Eustaquio se inflama. Puede bloquearse parcial o completamente. Esto puede causar la acumulación de líquido en el oído medio.

Lo siguiente puede hacer que la trompa de Eustaquio se inflame:

  • Alergias.
  • Irritantes, como el humo del cigarrillo.
  • Infecciones respiratorias.
  • Adenoides agrandadas (glándulas cerca de la oreja).
  • Beber mientras está acostado boca arriba (bebés alimentados con biberón).
  • Un aumento repentino en la presión del aire (al descender en un avión o conducir en una montaña).

Si las trompas de Eustaquio están bloqueadas, el líquido del oído no puede drenar normalmente. Si crecen bacterias en el líquido del oído medio, un derrame puede convertirse en una infección del oído medio (otitis media aguda). Esto suele aumentar la presión detrás del tímpano y causar mucho dolor. El tímpano se pondrá de color rojo y se inflamará. Si esto ocurre, es posible que tenga que tratar a su hijo con antibióticos. Los niños que tienen infecciones de oído frecuentes también pueden desarrollar otitis media exudativa después de que la infección haya desaparecido si el líquido permanece en el oído medio.

No es buena idea dejar que su bebé se duerma con un biberón ni dejarle un biberón en la cuna. Beber mientras está acostado puede llevar bacterias desde la garganta hasta las trompas de Eustaquio y el espacio del oído medio. Esto aumenta el riesgo de bloqueo e infección de las trompas.

¿Cómo se diagnostica la otitis media exudativa?

Si cree que su hijo puede tener otitis media exudativa, haga una cita con su médico. El médico le examinará los oídos. Mirarán el tímpano en busca de señales que indiquen que puede haber líquido detrás de él. Puede ordenar una prueba llamada timpanometría. Esta prueba puede diagnosticar la otitis media exudativa. También puede ayudar a determinar la cantidad y el grosor del fluido atrapado. Es posible que también ordene una prueba de audición para su hijo.

¿Se puede prevenir o evitar la otitis media exudativa?

Las mejores formas de prevenir la acumulación de líquido en los oídos son las mismas que para prevenir las infecciones del oído:

  • Lave las manos y los juguetes de su hijo a menudo.
  • Evite los chupetes.
  • Amamante a su bebé.
  • Si alimenta con biberón a su bebé, sosténgalo en una posición vertical y sentado cuando lo alimente.
  • Mantenga a su hijo alejado del humo del cigarrillo.
  • Asegúrese de que las vacunas de su hijo estén al día.

Tratamiento de la otitis media exudativa

Si su hijo tiene más de 6 meses de edad y sólo tiene síntomas leves, el mejor tratamiento es dejar que el líquido desaparezca por sí solo. Puede darle a su hijo un analgésico de venta libre, como acetaminofén, (una marca: Tylenol para niños) si se siente incómodo. Colocar un paño caliente y húmedo sobre la oreja también puede ayudar.

Por lo general, el líquido desaparece luego de 2 o 3 meses y la audición vuelve a la normalidad. Llegado ese momento, es posible que su médico desee revisar a su hijo para ver si todavía hay líquido presente. Si es así, es posible que le prescriba antibióticos.

Un tratamiento que su médico puede sugerir es un balón nasal. Un balón nasal puede ayudar a eliminar el líquido del oído medio. Puede usar fácilmente un balón nasal en casa. Su hijo simplemente insertará la boquilla del balón en una fosa nasal mientras bloquea la otra fosa nasal con un dedo. Luego, inflará el balón con su nariz.

Si el líquido no desaparece después de una cierta cantidad de tiempo y de tratamiento, es posible que su hijo necesite tubos para drenaje timpánico. Estos pequeños tubos se insertan a través del tímpano. Permiten que el médico aspire el líquido que se encuentra detrás del oído. También permiten que entre aire en el oído medio, lo que ayuda a prevenir la acumulación de líquido. Cualquier pérdida de audición experimentada por su hijo debe restablecerse después de drenar el líquido.

Advertencia de la FDA

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) desaconseja el uso de velas óticas. Las velas óticas pueden causar lesiones graves, y no hay evidencia que demuestre su eficacia. Para obtener más información, visite el sitio web de la FDA.

Vivir con otitis media exudativa

La mayoría de los casos de otitis media exudativa desaparecen por sí solos en unas pocas semanas o meses. El tratamiento puede acelerar el proceso. La mayoría de los niños no tienen ningún efecto a largo plazo en sus oídos, su audición o su habilidad para hablar. Es así, incluso si tuvieron acumulación de líquido en los oídos durante mucho tiempo.

En algunos casos, la otitis media exudativa podría conducir a la aparición de problemas en un plazo más largo. Estos incluyen los siguientes:

  • Otitis frecuente.
  • Problemas en el habla y el desarrollo del lenguaje.
  • Pérdida auditiva permanente.

Pero la mayoría de los niños se recupera rápidamente y no tienen efectos a largo plazo.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué causó que se acumulara líquido en el oído de mi hijo o el mío?
  • ¿Mi hijo o yo necesitamos tratamiento?
  • ¿Qué tipo de tratamiento será mejor para mi hijo o para mí?
  • ¿Mi hijo necesita tubos para los oídos?

Recursos

Otitis media: diagnosis and treatment by Harmes KM, et al. (American Family Physician October 01, 2013)