Migrañas

¿Qué es la cefalea migrañosa?

La migraña es por lo general un dolor de cabeza pulsátil intenso que dura horas o inclusive días. El dolor palpitante o pulsátil comienza por lo general en la frente, los lados de la cabeza o alrededor de los ojos. El dolor de cabeza empeora gradualmente. Casi cualquier movimiento, actividad, luces brillantes o ruidos fuertes parecen hacer que duela más. Las náuseas y los vómitos son comunes durante una migraña.

Las migrañas pueden ocurrir solo una o dos veces por año, o con una frecuencia diaria. Las mujeres tienen más probabilidades de padecer migrañas que los hombres.

Hay varios tipos diferentes de cefaleas migrañosas. Los tipos más comunes de migrañas son las migrañas clásicas y las migrañas comunes.

Las migrañas clásicas comienzan con una señal de advertencia denominada aura. Estos tipos de migrañas también se denominan “migrañas con aura”. El aura con frecuencia involucra cambios en la manera de ver. Se podrán ver luces parpadeantes, colores, un patrón de líneas o sombras. Temporalmente, se podrá perder algo de visión, tal como la visión lateral.

También se podrá sentir una sensación extraña punzante o ardiente, o tener debilidad muscular de un lado del cuerpo. Es posible que haya problemas para comunicarse. También se podrá sentir depresión, irritabilidad y agitación.

Las auras duran entre 15 y 30 minutos. Pueden producirse antes o después del dolor de cabeza. En algunas oportunidades, el dolor y el aura se superponen, o el dolor nunca se produce. El dolor de cabeza de las migrañas clásicas podrá producirse de un lado de la cabeza o en ambos lados.

Las migrañas comunes no comienzan con un aura. Estos tipos de migrañas también se denominan “migrañas sin aura”. Las migrañas comunes podrán comenzar más lentamente que las migrañas clásicas, durar más tiempo e interferir más con las actividades diarias. El dolor de las migrañas comunes podrá producirse de un solo lado de la cabeza. La mayoría de quienes las padecen sufren migrañas comunes (que no tienen aura).

¿Cómo se siente una migraña?

El dolor de una cefalea migrañosa puede ser intenso. Puede entorpecer nuestras actividades diarias. Las migrañas no son iguales para todos. En el casillero a continuación se enumeran los posibles síntomas de migrañas. Se podrá experimentar una “premonición” entre varias horas a un día antes de que comience el dolor de cabeza. Las premoniciones son sensaciones que se perciben que pueden indicar que está por producirse una migraña. Estas sensaciones incluyen energía intensa, fatiga, antojos de comida, sed y cambios de humor.

Síntomas de migrañas

Los posibles síntomas de migrañas incluyen:

  • Dolor punzante intenso o sordo de un lado o de ambos lados de la cabeza
  • Dolor que empeora con la actividad física
  • Náuseas o vómitos
  • Cambios en la manera de ver, inclusive visión borrosa o puntos ciegos
  • Molestias por la luz, los ruidos o los olores
  • Sentirse cansado y/o confundido
  • Nariz tapada
  • Sentir frío o sudar
  • Cuello rígido o sensible
  • Aturdimiento
  • Sensibilidad en el cuero cabelludo

¿Qué causa las migrañas?

Los médicos no saben exactamente qué causa las migrañas. Parece que las cefaleas migrañosas podrían ser causadas, en parte, por cambios en el nivel del cuerpo de una sustancia química denominada serotonina. La serotonina juega muchos roles en el cuerpo y puede tener algún efecto sobre los vasos sanguíneos. Cuando los niveles de serotonina están elevados, los vasos sanguíneos se contraen (encogen). Cuando los niveles de serotonina caen, los vasos sanguíneos se dilatan (hinchan). Esta inflamación causa dolor u otros problemas. Otro aspecto que se está estudiando es que las cefaleas migrañosas tienen lugar con un patrón de diseminación de actividad eléctrica en el cerebro.

¿Cuáles son algunos de los factores de riesgo y desencadenantes de la migraña?

Algunas cosas predisponen más a padecer cefaleas migrañosas (estas cosas se denominan “factores de riesgo”). Otras cosas pueden provocar una migraña (estas cosas se denominan “desencadenantes”).

Los factores de riesgo de la migraña incluyen los siguientes:

  • Antecedentes familiares: Es mucho más probable que usted padezca migrañas si uno de sus padres o ambos sufrieron migrañas.
  • Sexo: Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de padecer migrañas.
  • Edad: La mayoría sufre su primera migraña en la adolescencia, pero las migrañas pueden empezar a cualquier edad, por lo general antes de los 40 años.

Los desencadenantes comunes de la migraña incluyen los siguientes:

  • Alimentos y bebidas: Ciertos alimentos y bebidas (ver lista a continuación) pueden causar migrañas. La deshidratación y las dietas, o saltearse comidas también pueden desencadenar migrañas.
  • Cambios hormonales: Las mujeres pueden experimentar migrañas relacionadas con sus ciclos menstruales, o con la menopausia, o con el uso de anticonceptivos hormonales o terapias de reemplazo hormonal.
  • Estrés: Es posible que el estrés desencadene migrañas. El estrés incluye sentirse abrumado en casa o en el trabajo, pero el cuerpo también puede sentirse estresado si se lo somete a mucho ejercicio físico o no duerme lo suficiente.
  • Sensaciones: Los ruidos fuertes, las luces brillantes (tales como luces intermitentes o la luz solar), o los olores fuertes (tales como vapores de pintura o algunos perfumes) pueden desencadenar migrañas.
  • Medicamentos: Ciertos medicamento podrán desencadenar migrañas. Si considera que su migraña podría estar relacionada con su medicamento, hable con su médico. Su médico puede recetarle un medicamento diferente.
  • Enfermedad: Las infecciones, tales como el resfriado o la gripe, podrán desencadenar migrañas, especialmente en los niños.

Es posible que los alimentos desencadenen migrañas:

  • La carne estacionada, enlatada, curada o procesada (inclusive las salchichas, la carne de caza, el jamón, el arenque, los hot dogs, el salchichón y los embutidos)
  • Quesos estacionados
  • Bebidas alcohólicas, especialmente el vino tinto
  • Aspartamo
  • Aguacate
  • Frijoles, inclusive judías de vara, habas, alubias de lima, alubias italianas, alubias azules, judías pintas y garbanzos
  • Levadura de cerveza, inclusive el pastel de café hecho con levadura fresca, las donas y pan de masa fermentada
  • Cafeína (en exceso)
  • Sopa enlatada o cubos de caldo
  • Chocolate, cacao y algarroba
  • Productos lácteos cultivados, tales como leche agria y crema ácida
  • Higos
  • Lentejas
  • Ablandadores de carne
  • Glucamato monosódico (MSG)
  • Frutos secos y mantequilla de maní
  • Cebollas, excepto en pequeñas cantidades para saborizar
  • Papaya
  • Maracuyá
  • Chauchas
  • Alimentos en escabeche, conservados o marinados, tales como aceitunas y pepinillos, y algunos refrigerios
  • Pasas de uva
  • Ciruelas rojas
  • Chucrut
  • Sal especiada
  • Tirabeques
  • Salsa de soja

¿Cómo se diagnostican las migrañas?

Su médico puede diagnosticar migrañas de acuerdo con los síntomas que usted describe. Si el diagnóstico no es claro, su médico hará un examen físico. Es posible que su médico quiera hacer un análisis de sangre o diagnóstico por imágenes, tales como una Resonancia Magnética (MRI) o una Tomografía Computarizada (CAT) del cerebro. Estos exámenes pueden ayudar a garantizar que no hay otras causas para el dolor de cabeza. También se le podrá pedir que lleve un “diario del dolor de cabeza”. Ello puede ayudar a su médico a identificar las cosas que podrían causar sus migrañas.

¿Se pueden prevenir o evitar las migrañas?

Es posible que los medicamentos para prevenir las migrañas sean útiles si sus dolores de cabeza ocurren más de 2 veces por mes. Probablemente usted querrá considerar este medicamento si sus dolores de cabeza le hacen difícil trabajar y funcionar. Estos medicamentos se toman todos los días, tenga o no un dolor de cabeza. Ejemplos de medicamentos que se utilizan para prevenir las migrañas incluyen ciertos antidepresivos, medicamentos anticonvulsivos, fármacos cardiovasculares, inyecciones de bótox y extracto de hoja y raíz de petasites.

¿Qué más puedo hacer para prevenir las migrañas?

Aunque no hay maneras seguras de evitar las cefaleas migrañosas, estas son algunas cosas que podrán ayudar:

  • Coma regularmente y no saltee comidas.
  • Mantenga un horario regular de sueño.
  • Haga ejercicio con regularidad. El ejercicio aeróbico puede ayudar a reducir la tensión como así también a mantener su peso bajo control. La obesidad puede contribuir a las migrañas.

Lleve un diario de las migrañas que lo ayude a entender qué las desencadena y qué tratamientos son más útiles.

Tratamiento para la migraña

Existen 2 tipos de medicamentos para los tratamientos de las migrañas. Un tipo, denominado “abortivo”, se enfoca en evitar que el dolor de cabeza se vuelva severo y en aliviar el dolor. Deberá comenzar este tipo de tratamiento en cuanto crea que está por tener una migraña. El otro tipo, denominado “profiláctico o preventivo” incluye medicamentos que se toman todos los días para reducir la frecuencia de los dolores de cabeza.

Hable con su médico acerca de cuál de estos dos tipos de medicamentos es mejor para usted. Hay quienes usan ambos tipos. Los medicamentos sin y con receta que se utilizan con frecuencia en grandes dosis podrán causar otros problemas.

¿Qué medicamentos alivian el dolor de la migraña?

Para las migrañas leves a moderadas, los medicamentos de venta libre que podrán ayudar a aliviar el dolor de la migraña incluyen:

  • aspirina
  • paracetamol (una marca: Tylenol)
  • una combinación de paracetamol, aspirina y cafeína (una marca: Excedrin Migraine)
  • ibuprofeno (una marca: Motrin)
  • naproxeno (marca comercial: Aleve)
  • ketoprofeno (marca comercial: Orudis KT)

Quienes sufren migrañas más severas podrán tener que probar medicamentos “abortivos” con receta. Un medicamento denominado ergotamina puede resultar efectivo solo o en combinación con otros medicamentos. La dihidroergotamina está relacionada con la ergotamina y puede resultar útil. Otros medicamentos con receta para migrañas incluyen sumatriptán, zolmitriptán, naratriptán, rizatriptán, almotriptán, eletriptán y forvatriptán.

Si el dolor no se va, se podrán necesitar medicamentos para el dolor más fuertes, tales como un fármaco narcótico o medicamentos que contengan un barbitúrico (medicamento para inducir el sueño). Estos medicamentos pueden crear hábito y deberán usarse con precaución. Su médico podrá recetárselos solo si son necesarios y solo por un corto período de tiempo.

¿Qué más puedo hacer?

Para ayudar a manejar el dolor de la migraña, intente lo siguiente:

  • Recuéstese en una habitación oscura y en silencio.
  • Coloque una compresa o paño frío sobre la frente o detrás del cuello.
  • Masajee su cuero cabelludo usando mucha presión.
  • Aplique presión sobre las sienes.

Vivir con migrañas

Las migrañas pueden aparecer rápidamente, muchas veces sin previo aviso. Pueden arruinarle el día, o inclusive varios días cada vez. Pueden hacer que deba faltar al trabajo, que pierda importantes eventos o que se pierda la diversión. Si tiene migrañas recurrentes, es posible que sienta que no tiene control total sobre su vida.

Trabaje con su médico para recuperar el control. Lleve un registro de lo que estaba haciendo y lo que estaba comiendo cuando sufrió las migrañas. Lleve un registro de cómo estaba el tiempo y si estuvo expuesto a olores o entornos inusuales. Conocer los desencadenantes puede ayudarlo a prevenir las migrañas. Su médico también podrá recetarle diferentes medicamentos o combinaciones de medicamentos. Hacer esto ayuda a decidir qué resultará más efectivo para prevenir las migrañas o para detenerlas cuando comienzan.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Cómo puedo prevenir una migraña. ¿Hay hábitos de estilo de vida que puedo cambiar?
  • ¿Qué pasa con los medicamentos? ¿Se pueden curar las migrañas?
  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios del medicamento para la migraña?
  • ¿Qué tendré que escribir en mi diario sobre dolor de cabeza?
  • ¿Mi hijo crecerá sin tener migrañas?