Enfermedad de Alzheimer

Enfermedad de Alzheimer

Descripción general

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es un tipo de demencia. La demencia es una afección que describe una amplia gama de síntomas. Los síntomas están asociados con cambios físicos y funcionales en el cerebro. Por lo general, la demencia afecta la memoria, las habilidades de pensamiento y la personalidad de una persona. En las etapas posteriores, una persona con demencia tiene dificultades para cuidar de sí mismo.

La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia entre las personas mayores. Sin embargo, también otras cosas pueden causar demencia. La enfermedad de Alzheimer afecta con mayor frecuencia a personas mayores de 65 años de edad. Las personas menores de 65 años de edad también pueden padecer la enfermedad de Alzheimer. Se denomina Alzheimer de inicio temprano. El Alzheimer de inicio temprano no es muy común.

 

Síntomas

Síntomas de la enfermedad de Alzheimer

Si le preocupa que usted o un ser querido pueda tener la enfermedad de Alzheimer, hay 10 síntomas principales a considerar. Cada persona es diferente y puede tener más o menos de estos 10 síntomas. Hable con su médico si nota 1 o más en usted mismo o en un ser querido.

  • Pérdida de memoria que afecta la vida diaria: Alguno ejemplos incluyen olvidar fechas importantes o cosas que acaba de aprender, hacer la misma pregunta una y otra vez o depender en gran medida de notas de recordatorio, tecnología u otros miembros de la familia para recordar cosas.
  • Cambios en la capacidad de seguir un plan o resolver un problema: Esto puede incluir tener dificultades para concentrarse en un problema, como un problema de matemáticas, seguir un plan, tal como una receta, o realizar un seguimiento de las tareas programadas de forma regular, como el pago de facturas mensuales.
  • Cambios en la capacidad de completar tareas familiares: La enfermedad de Alzheimer puede hacer que sea difícil hacer las cosas que solía hacer todo el tiempo. Por ejemplo, puede ser difícil llevar a cabo tareas domésticas, hacer recados o terminar una tarea de rutina en el trabajo.
  • Confusión sobre el tiempo o el lugar: Los ejemplos incluyen perder la noción de cuánto tiempo ha pasado, la fecha o el día de la semana, olvidar dónde se encuentra y cómo llegó allí.
  • Problemas con la visión o comprensión de la información visual: Algunos ejemplos incluyen problemas con la comprensión lectora, identificación de los colores, percepción de las distancias o confusión sobre lo que se está viendo.
  • Problemas con las palabras: Algunos ejemplos incluyen olvidar palabras en medio de una conversación, repetir partes de una conversación o problemas con el vocabulario, tal como llamar a las cosas por los nombres equivocados.
  • Colocar las cosas en los lugares incorrectos: Los ejemplos incluyen poner cosas en lugares inusuales, perder cosas a menudo, ser incapaz de volver sobre sus pasos para encontrar un objeto perdido e incluso acusar a otros de robo.
  • Falta de criterio: Los ejemplos incluyen prestar menos atención a la apariencia o a la limpieza y falta de criterio en cuanto al uso del dinero, tal como dar grandes cantidades de dinero a los abogados.
  • Retirarse de las actividades: Ejemplos incluyen retirarse de actividades sociales, proyectos de trabajo o reuniones familiares, o abandonar un hobby, deporte o actividad favorita.
  • Cambios en el estado de ánimo y la personalidad: Los ejemplos incluyen estar inusualmente confundido, sospechoso, trastornado, deprimido, temeroso, o ansioso, especialmente cuando está en lugares nuevos o desconocidos.

La enfermedad de Alzheimer se denomina una enfermedad “progresiva”. Esto significa que en general sus síntomas comienzan lentamente y son leves. Las habilidades cognitivas (cerebrales) y funcionales (autocuidado) de una persona empeoran con el tiempo. En las últimas etapas de la enfermedad, una persona que tiene Alzheimer ya no es capaz de comunicarse y depende totalmente de otras personas para su cuidado.

Además, a medida que la enfermedad progresa, una persona puede experimentar complicaciones de salud, incluyendo:

  • Depresión.
  • Dolor, enfermedad o efectos secundarios debido a los medicamentos no informados (debido a la incapacidad para comunicarse).
  • Caídas.
  • Neumonía u otras infecciones.
  • Desnutrición o deshidratación.

Si usted piensa que un ser querido podría estar experimentando cualquiera de las complicaciones enumeradas anteriormente, hable con su médico. Él o ella puede proporcionar medicamentos u otros tratamientos para ayudar a mantener a su ser querido cómodo.

¿Qué ocasiona la enfermedad de Alzheimer?

Los médicos no saben cuál es la causa de la enfermedad de Alzheimer. Una teoría es que la enfermedad se desarrolla cuando grupos de proteínas anormales crecen en el cerebro. Este crecimiento probablemente comienza con muchos cambios pequeños en el cerebro. Esto normalmente comienza mucho antes de que se noten los síntomas. Con el tiempo, estos cambios se suman. Eventualmente, las células cerebrales se dañan y mueren.

Además, los médicos creen que ciertos factores aumentan el riesgo de una persona a desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Los factores de riesgo incluyen:

  • Edad: Mientras mayor sea usted, mayor es el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Después de los 65 años, su probabilidad de desarrollar Alzheimer se duplica cada 5 años.
  • Genética y antecedentes familiares: Es más probable que contraiga la enfermedad de Alzheimer si tiene antecedentes familiares. Los científicos también piensan que ciertos genes en su ADN pueden aumentar su riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.
  • Síndrome de Down: Las personas que tienen síndrome de Down tienen un riesgo mucho mayor a desarrollar la enfermedad de Alzheimer que la población general.
  • Factores ambientales/de estilo de vida: Es probable que su entorno y sus hábitos de vida también afecten su riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer. Un historial de traumatismo craneal, problemas cardiovasculares o cardíacos, diabetes y obesidad parecen aumentar su riesgo para la enfermedad de Alzheimer. Para ayudar a prevenir estos problemas de salud, use un casco al andar en bicicleta, siempre abroche el cinturón de seguridad cuando esté en un automóvil, establezca una rutina de ejercicios regular, aliméntese bien y evite los productos de tabaco.

La enfermedad de Alzheimer también parece ser más común en las mujeres que en los hombres. Casi dos tercios de las personas que padecen la enfermedad de Alzheimer son mujeres.

 

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Alzheimer?

Un diagnóstico de Alzheimer puede tomar algún tiempo. No hay un examen que pueda decirle a su médico si usted tiene la enfermedad. Brinde a su médico toda la información que sea posible para ayudar a determinar la causa de sus síntomas. Es posible que su médico desee evaluar lo siguiente en usted o su ser querido:

  • Historial médico y estado de salud actual.
  • Rutina diaria y cualquier cambio en su comportamiento.
  • Memoria, resolución de problemas, atención y habilidades de lenguaje.
  • Pruebas de laboratorio, como pruebas de sangre u orina.
  • Escaneo cerebral para buscar problemas, tal como un accidente cerebrovascular, que puedan estar causando los síntomas.

Basándose en esta información, en la mayoría de los casos, su médico será capaz de decir si usted tiene demencia. Es probable que su médico pueda establecer si la enfermedad de Alzheimer es la causa de su demencia. Sin embargo, la enfermedad de Alzheimer solo se puede diagnosticar con certeza después de la muerte. Esto se hace examinando el cerebro bajo un microscopio. El cerebro de una persona que tenía la enfermedad de Alzheimer mostrará cambios muy significativos que solo suceden cuando el Alzheimer es la causa de la demencia.

Si le preocupa que usted o un ser querido pueda estar exhibiendo algunas de las señales de advertencia de la enfermedad de Alzheimer, hable con su médico. Un diagnóstico temprano le ayudará a obtener tratamiento lo antes posible. Además, le dará tiempo para resolver algunas cuestiones con respecto a su cuidado, finanzas y asuntos legales con su familia.

¿Se puede prevenir o evitar la enfermedad de Alzheimer?

Nadie sabe cómo prevenir o evitar la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, los médicos creen que una vida saludable y mantener su cerebro activo puede ayudar a reducir el riesgo. O puede retrasar su aparición. Eso significa llevar una dieta saludable, reducir su consumo de alcohol, no fumar, mantenerse física y socialmente activo y desafiar sus habilidades mentales con juegos mentales.

Las pruebas de detección pueden ser valiosas para el diagnóstico temprano de muchas enfermedades. Sin embargo, la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP) afirma que no hay suficiente evidencia actual para demostrar que las pruebas de detección de rutina sobre deterioro cognitivo sean útiles.

 

Tratamiento

Tratamiento de la enfermedad de Alzheimer

No hay cura para la enfermedad de Alzheimer. En su lugar, el tratamiento puede centrarse en:

  • Disminuir la progresión de los síntomas, como la pérdida de memoria.
  • Abordar los cambios de comportamiento, como la depresión y la agresión.
  • Ayudar a aliviar otros síntomas, tales como los problemas de sueño.

En la actualidad se utilizan algunos medicamentos para tratar la memoria y los síntomas de comportamiento de la enfermedad de Alzheimer. Estos medicamentos no detienen la enfermedad. Podrían no funcionar para todas las personas o podrían ser útiles solo durante un periodo de tiempo corto.

Medicamentos para la memoria

  • Los inhibidores de la colinesterasa han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) para tratar las etapas tempranas y moderadas de la enfermedad de Alzheimer. Los efectos secundarios típicos de este medicamento incluyen diarrea, náuseas y vómitos.
  • La memantina es un fármaco aprobado para tratar la enfermedad de Alzheimer moderada a grave. Puede ser utilizado solo o junto con un inhibidor de la colinesterasa. Puede causar efectos secundarios como mareos y dolores de cabeza.

Su médico puede recomendar o recetar medicamentos para los cambios de comportamiento. El tipo de medicamento dependerá del comportamiento y la gravedad del problema. Los medicamentos de venta libre pueden incluir analgésicos. Los medicamentos con receta pueden incluir antidepresivos, medicamentos contra la ansiedad y medicamentos para dormir.

Los fármacos no siempre ayudan a aliviar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Los tratamientos no farmacológicos para una persona que padece la enfermedad de Alzheimer a menudo incluyen controlar el entorno de su ser querido y establecer una rutina para ayudar a reducir el estrés y la ansiedad.

Vivir con la enfermedad de Alzheimer

La esperanza de vida de una persona diagnosticada con la enfermedad de Alzheimer difiere con cada persona. La mayoría de la gente vive de 4 a 8 años después de ser diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer. Algunos viven con la enfermedad hasta 20 años.

 

Preguntas

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo puedo reconocer los signos de demencia en mí mismo?
  • ¿Es ser olvidadizo un signo de la enfermedad de Alzheimer?
  • ¿Cómo afecta la enfermedad de Alzheimer mi capacidad para cuidar de mí mismo o de un ser querido?
  • ¿Cuáles son los pros y los contras de participar en ensayos clínicos?
  • ¿Pueden los juegos mentales ayudar a su memoria después de haber sido diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer?
  • Si estoy cuidando a un ser querido con la enfermedad de Alzheimer, ¿cómo puedo reducir mis niveles de estrés?