Opciones de alojamiento para personas de la tercera edad

Opciones de alojamiento para personas de la tercera edad

Una comunidad para personas mayores es un lugar donde viven los adultos mayores. Hay muchos tipos de comunidades para personas mayores. Cada uno ofrece diferentes servicios. Los servicios se basan en las necesidades de estilo de vida y de atención de la salud de los residentes. A continuación se presentan algunas opciones de alojamiento para personas mayores.

Comunidades de adultos activos

Las comunidades de adultos activos son barrios hechos para los adultos mayores. Pueden estar hechas de casas individuales o conjuntas. O pueden incluir apartamentos, condominios o casas móviles. En la mayoría de las comunidades, los adultos deben tener 55 años de edad o más para vivir allí. Los residentes son totalmente independientes. No tienen problemas para vivir por su cuenta. Ellos se cuidan a sí mismos y se encargan de gestionar sus hogares.

Esta opción permite a los adultos mayores activos poder vivir por su cuenta, pero cerca unos de otros. Muchas de estas comunidades ofrecen una serie de actividades sociales, recreativas y educativas.

Comunidades de vida independiente

Las comunidades de vida independiente son conocidas como comunidades o casas de retiro. Los adultos mayores pueden alquilar o comprar sus propias unidades en uno de estos lugares. A menudo se incluyen las comidas en los hogares de retiro. La limpieza, la lavandería y el transporte pueden estar disponibles también. La mayoría de los residentes pueden cuidar de sí mismos. No necesitan ayuda con las tareas diarias, como bañarse, vestirse o tomar medicamentos.

Esta opción puede ser una buena opción para los adultos mayores que se sienten solos. Los residentes disfrutan de la vida en comunidad con los demás. Son bastante activos e independientes, pero disfrutan de servicios como la limpieza y las comidas preparadas.

Residencias de vida asistida

Las residencias de vida asistida son similares a las comunidades de vida independiente. Sin embargo, también ofrecen servicios de cuidado personal a los residentes que los necesiten. Estos pueden incluir bañarse, vestirse o tomar un medicamento. Algunas residencias incluyen unidades especiales para personas que están en etapas tempranas e intermedias de demencia.

Esta opción podría ser una buena opción para los adultos mayores que son un poco activos, pero necesitan ayuda con las tareas diarias.

Hogares de ancianos

Los hogares de ancianos son también conocidos como de enfermería especializada o centro de cuidados prolongados. Éstos proporcionan servicios, así como atención médica. Los hogares de ancianos cuentan con enfermeras y otros profesionales de la salud las 24 horas del día. Algunos adultos mayores se quedan aquí temporalmente. Podría ser para recuperarse de una caída, afección médica o cirugía. Otros adultos pueden necesitar permanecer a largo plazo.

Esta opción es para personas que necesitan cuidado personal y médico las 24 horas. Este tipo de atención a menudo no se puede proporcionar en el hogar o en otro centro para personas mayores. Medicare y/o Medicaid cubren algunos servicios del hogar de ancianos.

Comunidades de retiro de atención continua

Las comunidades de retiro de atención continua satisfacen las necesidades de una gran cantidad de adultos mayores. Cuentan con una variedad de residencias en un campus grande. Los residentes pueden elegir una vida independiente, vida asistida o servicios del hogar de ancianos. A medida que sus necesidades cambian con el tiempo, pueden trasladarse a una residencia que ofrece más asistencia o atención médica.

Esta opción puede funcionar para muchos adultos mayores. Les permite beneficiarse de los servicios de inmediato, mientras planifican su futuro. Estas comunidades permiten a los adultos mayores vivir en un lugar el resto de su vida. Esta es la más cara de todas las opciones de alojamiento para personas mayores. Los residentes deben ser capaces de firmar un contrato y pagar por los servicios ahora, para utilizarlos en una fecha posterior.

Camino hacia una mejor salud

La gente elige mudarse a las comunidades para personas mayores por muchas razones diferentes. Algunos se mudan porque están solos y quieren estar con otros adultos mayores. Algunos adultos mayores no pueden hacerse cargo de su casa y necesitan ayuda con las tareas diarias. Otros se mudan debido a que su familia no puede proporcionar un ambiente seguro o la atención médica adecuada.

No importa cuál sea la razón, mudarse a una comunidad para personas mayores puede ser difícil. Es normal que esta transición provoque una serie de emociones en los adultos mayores y sus familiares. Debería incluir a los demás en la decisión. Hable con su familia y/o amigos. Su médico puede ayudarle a discutir los pros y los contras de las opciones de alojamiento para personas mayores. Puede ayudarle a decidir cuándo y dónde ir. Algunos adultos mayores pueden ser incapaces de decidir por razones de salud. En este caso, los familiares u otros cuidadores tendrán que hacer la mejor elección.

Aspectos a tener en cuenta

Hay muchas cosas a tener en cuenta en la elección de una comunidad para personas mayores. Debe adaptarse a sus necesidades y a sus finanzas. Los siguientes pasos pueden ayudar en este proceso.

  • Establezca un presupuesto financiero realista. Asegúrese de considerar las finanzas de los miembros de la familia que van a estar contribuyendo.
  • Haga una lista de todas sus necesidades físicas, médicas y emocionales. Decida qué comunidad para personas mayores responde a estas necesidades.
  • Encuentre residencias en su área usando el Eldercare Locator (localizador de cuidado para ancianos) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU.
  • Programe una visita con las residencias locales. Una vez allí, utilice la Lista de verificación de alojamiento para personas mayores para ayudarle a evaluar la residencia.
  • Lea el contrato de vivienda con cuidado. Es posible que desee revisarlo con un abogado.

Después de completar este proceso, hable sobre todas las opciones con su familia. Ellos pueden ayudarlo a elegir una residencia adecuada para usted.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo sé si estoy listo, o si mi padre está listo, para una comunidad para personas mayores?
  • ¿Qué tipos de atención médica o asistencia necesito?
  • ¿Necesito estar en una comunidad para personas mayores a corto plazo o a largo plazo?