Anuncio

Deslizamiento de la epífisis de la cabeza femoral

Última actualización noviembre 2022 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Kyle Bradford Jones

¿Qué es el deslizamiento de la epífisis capital femoral?

El deslizamiento de la epífisis capital femoral (SCFE) es un problema de cadera. Ocurre cuando la epífisis (extremo en crecimiento) del fémur (hueso del muslo) se desliza de la rótula de la articulación de la cadera. El SCFE puede desarrollarse en una o ambas piernas.

Además, generalmente ocurre en niños entre las edades de 8 y 15 años. A menudo ocurre durante un período de crecimiento acelerado. También es más común en niños que tienen antecedentes familiares de SCFE. El SCFE es más común en niños que en niñas. También es más común en negros que en blancos. Los niños obesos tienen un riesgo mucho mayor de contraer SCFE.

Síntomas del deslizamiento de la epífisis capital femoral

Hay dos tipos de deslizamiento de la epífisis femoral capital: estable e inestable..

SCFE estable

Se considera que un niño tiene SCFE estable si puede caminar con o sin muletas. Más del 90% de los casos de SCFE son estables.

Un niño que tiene SCFE estable primero puede tener rigidez en la cadera. La rigidez puede mejorar con el descanso. Después de un tiempo, la rigidez puede convertirse en cojera. El niño puede tener un dolor que aparece y desaparece. El dolor a menudo se siente en la ingle, el muslo o la rodilla, y no en la cadera misma.

Posteriormente, el niño puede perder cierta capacidad para mover la cadera afectada. Esta pierna generalmente se tuerce hacia afuera. Esa pierna podrá verse más corta que la otra. Es posible que el niño no pueda practicar deportes o correr. Su hijo también puede tener problemas con las tareas habituales, como agacharse para atarse los zapatos. Los síntomas pueden cambiar de forma gradual o rápida.

SCFE inestable

Un niño que no puede caminar, incluso con muletas, tiene SCFE inestable. El SCFE inestable a menudo ocurre después de un trauma, como una lesión deportiva o una caída. Las caídas también pueden hacer que un SCFE estable se vuelva inestable.

Un niño que tiene SCFE inestable tiene un dolor extremo. El dolor es similar al que se podría sentir con un hueso roto. El niño probablemente no podrá mover la pierna lesionada. Si cree que su hijo tiene SCFE inestable, no fuerce la pierna para que se mueva. Eso podría hacer que el hueso del muslo se deslice aún más.

¿Qué causa el deslizamiento de la epífisis capital femoral?

No se conoce la causa exacta del SCFE.

¿Cómo se diagnostica el deslizamiento de la epífisis capital femoral?

El médico de su hijo hablará con usted y su hijo acerca de sus síntomas. Es posible que observe la forma de andar de su hijo (cómo camina). Su médico puede ordenar radiografías de la pelvis y el muslo de su hijo.

¿Se puede prevenir o evitar el deslizamiento de la epífisis capital femoral?

Si su hijo tiene un sobrepeso severo, bajar de peso puede ayudar a reducir la posibilidad de sufrir SCFE.

Tratamiento de la epífisis capital femoral deslizada

Una vez que se diagnostica, se necesita tratamiento de inmediato. Eso generalmente significa cirugía. Su médico probablemente derivará a su hijo a un cirujano ortopédico. Este es un médico que corrige problemas óseos.

La cirugía más común de SCFE se llama fijación in situ. Con este tratamiento, el hueso se mantiene en su lugar con un tornillo. Este tornillo evita que el hueso del muslo se deslice y cerrará la placa de crecimiento. Esto generalmente funciona para niños con SCFE estable. Los resultados de este tratamiento son buenos y tiene pocas complicaciones.

Otros tratamientos quirúrgicos (incluida la fijación in situ con más de un tornillo) se usan con menos frecuencia. Pídale a su médico que le explique los posibles beneficios y riesgos de las opciones de tratamiento.

Vivir con deslizamiento de la epífisis femoral capital

Si el SCFE se detecta temprano, existe una buena posibilidad de recuperación total, especialmente si es estable. Las investigaciones sugieren que entre el 30% y el 60% de los niños diagnosticados con SCFE lo tendrán posteriormente en la otra pierna. Esto significa que el seguimiento y la supervisión estrecha son importantes. A veces se realiza una cirugía para evitar que esto ocurra. Algunos niños que han tenido SCFE pueden desarrollar artritis en la cadera más adelante en la vida.

Si su hijo se somete a una cirugía, llevará tiempo que mejore. Durante 4 a 6 semanas después de la cirugía, su hijo necesitará usar muletas para caminar. Luego, su hijo puede volver lentamente a sus actividades normales. Es posible que puedan volver a correr y practicar deportes de contacto.

A veces ocurren complicaciones con un SCFE. Las complicaciones más graves son la necrosis avascular (falta de flujo sanguíneo al hueso) y la condrólisis (descomposición del cartílago). Su médico puede explicarle estos problemas, si es necesario.

Preguntas para su médico

  • ¿Cuál es la causa probable del problema de cadera de mi hijo?
  • ¿El SCFE de mi hijo es estable o inestable?
  • ¿Mi hijo necesitará cirugía?
  • ¿Qué riesgos están asociados con la cirugía?
  • ¿Cuánto tiempo mi hijo tiene que usar muletas?
  • ¿Mi hijo necesitará fisioterapia?
  • ¿Hay otras opciones de tratamiento disponibles?
  • ¿Es probable que mi hijo tenga SCFE en ambas caderas?
  • ¿Cuándo puede mi hijo volver a hacer deporte? ¿Qué tipo de ejercicios puede hacer?

Anuncio