Defectos del tubo neural

¿Qué son los defectos del tubo neural?

Los defectos del tubo neural (DTN) son defectos de nacimiento. Afectan la columna vertebral, la médula espinal o el cerebro de un bebé. Normalmente, el tubo neural de un feto se desarrolla en su cerebro, médula espinal y columna vertebral. Un DTN se produce si el tubo no se forma o no se cierra por completo.

Los diferentes tipos de defectos del tubo neural son:

  • La espina bífida:es el DTN más común. Se produce en la base de la columna vertebral del feto. La abertura permite que parte de la médula espinal protruya a través de la columna. Hay varios tipos de espina bífida.
  • La anencefalia: se produce en la parte superior del tubo neural. Esto hace que no se formen secciones del cerebro, el cráneo y el cuero cabelludo del feto. Es más común en los niños que en las niñas.
  • El encefalocele: es similar a la anencefalia, pero menos frecuente. Se produce cuando una parte del cerebro y las membranas protruyen a través del cráneo.
  • La malformación de Chiari: también es poco frecuente: ocurre cuando el tejido cerebral desciende hacia el canal espinal del feto.

Síntomas de los defectos del tubo neural

El principal signo del DTN son las deformidades físicas. Los síntomas pueden incluir parálisis, retrasos en el desarrollo y convulsiones.

¿Qué causa los defectos del tubo neural?

Se desconoce la causa exacta de los DTN. Pueden ser difícil de determinar porque los defectos comienzan en el primer mes de embarazo. Muchas mujeres ni siquiera saben que están embarazadas en esta etapa.

Su riesgo de tener un bebé con defectos del tubo neural aumenta si usted:

  • Tiene antecedentes familiares de DTN.
  • Es obesa.
  • Tiene diabetes.
  • Toma ciertos medicamentos para prevenir las convulsiones.
  • Es de determinada raza. Los DTN son más frecuentes entre los hispanos.

Otros posibles factores de riesgo son la genética y el medio ambiente.

¿Cómo se diagnostican los defectos del tubo neural?

Un médico diagnostica con frecuencia un DTN durante el embarazo. Los defectos pueden aparecer en imágenes o pruebas de laboratorio. Si su médico ve signos de un DTN, puede realizar pruebas adicionales.

¿Se pueden prevenir o evitar los defectos del tubo neural?

La mejor manera de ayudar a prevenir defectos del tubo neural es con ácido fólico. Es un tipo de vitamina B. Puede tomarlo como suplemento o en un multivitamínico. El ácido fólico también se encuentra en algunos alimentos enriquecidos o fortificados. Alimentos como cereales, panes, pastas, arroces y harinas pueden tener mayor cantidad de ácido fólico. La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP, por sus siglas en inglés) recomienda que todas las mujeres que estén embarazadas o que estén intentando quedar embarazadas tomen ácido fólico. Necesitan 0.4 a 0.8 mg (400 a 800 mcg) por día.

Los médicos también sugieren comer alimentos ricos en ácido fólico. Estos incluyen:

  • vegetales de hoja verde oscura (como las espinacas);
  • brócoli;
  • espárragos;
  • frijoles;
  • guisantes;
  • lentejas; y
  • naranjas y jugo de naranja.

Tratamiento de los defectos del tubo neural

Los defectos del tubo neural no tienen cura. Las opciones de tratamiento se centran en aliviar el dolor y prevenir daños futuros. Los bebés que tienen espina bífida pueden necesitar cirugía para ayudar a corregir el daño.

Vivir con defectos del tubo neural

Los bebés que tienen anencefalia no sobreviven. Nacen muertos o mueren horas después del nacimiento. Los bebés que tienen otros defectos del tubo neural tienen efectos duraderos. La espina bífida puede causar parálisis por debajo de la columna vertebral. Otro problema común es la dificultad para ir al baño.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo sé si necesito ácido fólico?
  • ¿Debo esperar hasta estar embarazada para comenzar a tomar ácido fólico?
  • ¿Cuándo puedo hacerme una prueba durante el embarazo para ver si mi bebé tiene un DTN?
  • ¿Cuáles son los beneficios de diagnosticar un DTN durante el embarazo?