Cáncer de mama masculino

¿Qué es el cáncer de mama masculino?

El cáncer de mama es una forma de cáncer que ocurre en los senos. Los hombres pueden contraer cáncer de mama, pero es más común en las mujeres. Debido a esto, los hombres a menudo no saben que tienen cáncer de mama hasta que está avanzado.

Existen varios tipos y niveles de cáncer de mama masculino. Los tipos varían según la ubicación de las células cancerosas y su aspecto. El cáncer de mama puede comenzar en el revestimiento, en los conductos o en los lóbulos mamarios. También puede ocurrir en el pezón o en la areola (el área circular alrededor del pezón). Esto se conoce como enfermedad de Paget del pezón.

El cáncer de mama puede ser invasivo. Esto significa que se ha extendido o podría extenderse a otras áreas del cuerpo (puede viajar a través del sistema linfático a otros tejidos, órganos o huesos). Si el cáncer no se ha propagado, es preinvasivo o «in situ». A veces se llama no invasivo, pero esto puede cambiar si el cáncer no se trata.

Los grados y los estadios del cáncer dependen del tamaño, la composición y las características de las células cancerosas. Cuanto más alto es el grado (1-3), más anormales son las células. Esto también indica qué tan lento o rápido crecen las células cancerosas. Cuanto más alto es el estadio (I-IV), más avanzado está el cáncer. Esto también indica la posibilidad de que el cáncer se propague. El grado y el estadio afectan el tratamiento y la perspectiva.

El carcinoma ductal infiltrante (CDI) es la forma más común de cáncer de mama masculino. Comienza en los conductos mamarios, pero es probable que se extienda a otras áreas.

Síntomas del cáncer de mama masculino

Los hombres deben ser conscientes de la forma, el tamaño y la sensación de sus senos. Esto puede ayudar a detectar signos de cáncer de mama temprano. Los síntomas incluyen:

  • Un bulto o una masa en el tejido mamario. Esto puede sentirse redondo, como una canica, o plano, como un botón. El bulto puede ser o no doloroso.
  • Cambios en la forma o en el tamaño del seno.
  • Un hoyuelo en la piel del seno.
  • Un pezón invertido.
  • Dolor en el pezón, el seno o el área circundante, como los ganglios linfáticos debajo del brazo.
  • Piel roja, áspera o con picazón en el pezón o en la areola.
  • Secreción del pezón.

Si tiene cáncer de mama que se ha diseminado a los ganglios linfáticos, podría encontrar otros bultos, que pueden estar al costado del seno, debajo del brazo o junto a la clavícula.

¿Qué causa el cáncer de mama masculino?

Todas las personas tienen células en el cuerpo que crecen y se dividen. El cáncer ocurre cuando algunas de esas células cambian y crecen sin control. Estas células anormales pueden formar una masa, un tumor. Los tumores pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos).

Los niños y las niñas tienen cantidades similares de tejido mamario cuando son pequeños. En la pubertad, las niñas producen mayores cantidades de estrógeno. Esta hormona femenina hace que crezca tejido mamario. Al mismo tiempo, los niveles de estrógeno en los niños disminuyen, por lo que crece poco tejido mamario.

Los hombres a menudo descubren que tienen cáncer de mama en una etapa tardía. Esto se debe a que los hombres tienen menos tejido mamario que las mujeres y a que muchos hombres no son conscientes del cáncer de mama masculino. La mayoría, pero no todos los casos de cáncer de mama masculino incluyen niveles de estrógeno más altos de lo normal.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de mama masculino?

La detección temprana y el tratamiento conducirán a mejores resultados. Consulte a su médico de inmediato si encuentra un bulto o nota síntomas.

Su médico realizará un examen físico y analizará sus antecedentes. Si su médico cree que puede tener cáncer de mama, puede ordenar más pruebas.

  • Una mamografía de diagnóstico toma una radiografía de los senos. Cada seno se coloca entre dos placas y se aplana para ver el tejido. Las mamografías pueden ser incómodas y dolorosas por un momento. Su médico analizará la radiografía para detectar cualquier anomalía.
  • Una ecografía toma una imagen de los senos utilizando ondas de sonido. La prueba se realiza moviendo una varita sobre la superficie del seno. La varita está conectada a una máquina que creará imágenes de los senos. Su médico observará la imagen en busca de algo anormal.
  • Una prueba de resonancia magnética (IRM) obtiene una imagen de los senos utilizando energía magnética y ondas de radio. Para la prueba, el paciente se recuesta en una mesa y una gran máquina lo rodea. La prueba es indolora, pero puede demorar aproximadamente una hora. Su médico buscará cualquier cosa anormal en la imagen.

Si su médico ve algo inusual en las pruebas, es probable que le diga que necesita una biopsia. Durante una biopsia, el médico extraerá una muestra de tejido. En algunos casos, puede necesitar eliminar toda la masa o el bulto. Una biopsia es la única forma de saber si una masa es o no es cáncer. Las biopsias determinan el tamaño, el tipo y el grado del cáncer.

Las células cancerosas también se evaluarán para detectar ciertas hormonas y genes. Si las células son receptivas al estrógeno o a la progesterona, usted es receptor positivo de la hormona. Esto explica la mayoría de los casos de cáncer de mama masculino. Los receptores positivos de la hormona pueden sugerir mejores resultados. Si las células contienen altos niveles de HER2, usted es positivo para HER2. Esta forma de células cancerosas tiende a ser más agresiva.

El cáncer de mama puede propagarse (hacer metástasis) a través del sistema linfático. Si el cáncer es invasivo, es posible que necesite más pruebas.

¿Se puede prevenir o evitar el cáncer de mama masculino?

Los hombres no pueden prevenir o evitar el cáncer de mama. La Academia Estadounidense de Médicos de Familia no recomienda los exámenes de detección del cáncer de mama para los hombres. Sin embargo, los hombres deben hablar con su médico si tienen un alto riesgo de cáncer de mama. El médico podría sugerir pruebas genéticas o una mamografía.

Los factores que pueden aumentar el riesgo de cáncer de mama masculino incluyen:

  • La edad. El riesgo de tener cáncer aumenta con la edad. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la edad promedio de los hombres diagnosticados con cáncer de mama es de entre 60 y 70 años.
  • La genética. Los antecedentes familiares de cáncer de mama o mutaciones del gen BRCA aumentan el riesgo.
  • Los altos niveles de estrógeno. Esto podría ser el resultado de los genes, de ciertos medicamentos o de tratamientos hormonales. Los hombres con sobrepeso o alcohólicos también pueden tener más estrógeno.
  • La radiación. Los hombres que están expuestos a la radiación en el área del pecho podrían desarrollar cáncer de mama.
  • La ginecomastia. Esta es una condición benigna en la cual los senos de un hombre son más grandes de lo normal. A su vez, tienen más tejido mamario y corren el riesgo de padecer cáncer de mama.
  • El síndrome de Klinefelter. Los hombres que tienen este trastorno genético tienen dos o más cromosomas X, junto con un cromosoma Y (normalmente, los hombres solo tienen un cromosoma X y uno Y). El síndrome de Klinefelter es un defecto de nacimiento. Los hombres que lo tienen pueden tener senos agrandados, así como otros rasgos.

Tratamiento de cáncer de mama masculino

Todos los factores del cáncer de mama masculino juegan un papel en su tratamiento. Esto incluye el tamaño, la ubicación, el tipo, el grado y el estadio. El tamaño de la masa no cambia el pronóstico, pero puede afectar las opciones de tratamiento. Otros aspectos incluyen su edad, salud general y sus opciones de estilo de vida personales. Hable con su médico en detalle sobre los riesgos y los efectos secundarios de cada tratamiento.

Combatir el cáncer puede incluir uno o más de los siguientes tratamientos:

  • Cirugía:una mastectomía es la cirugía más común para el cáncer de mama masculino. Elimina todo o parte del tejido mamario, el pezón, la areola y los ganglios linfáticos circundantes. La cirugía ocurre en el hospital (internado) y requiere anestesia.
  • Radioterapia:a menudo se usa radiación después de la cirugía. Puede matar las células cancerosas restantes y ayudar a evitar que se propaguen. También puede reducir el riesgo de que el cáncer regrese. La radiación por lo general se realiza de forma ambulatoria en un hospital o un centro de tratamiento.
  • Quimioterapia:esta forma de tratamiento es poderosa y afecta todo el cuerpo. El medicamento está destinado a matar todas las células de crecimiento rápido, que incluyen las células cancerosas y las células normales. El cabello crece rápidamente y es por eso que las personas que reciben quimioterapia a menudo pierden el cabello. Usted puede recibir quimioterapia en forma de píldora o intravenosa (IV), o ambas. Su médico puede recetarle otros medicamentos para tratar los efectos secundarios.
  • Terapia hormonal:esta es una opción si las células cancerosas dan positivo para los receptores de estrógeno o progesterona. Puede ayudar a prevenir que las células cancerosas crezcan y se propaguen.
  • Terapia dirigida:ciertas formas de quimioterapia tienen como objetivo defectos celulares. El medicamento Herceptin es un tipo que trata las células cancerosas HER2 positivas. «Marca» y mata solo las células cancerosas; no las células normales. Ayuda a prevenir que las células cancerosas crezcan y se propaguen. La terapia dirigida suele tener menos efectos secundarios.

Vivir con cáncer de mama masculino

El proceso para diagnosticar y tratar el cáncer puede ser largo y frustrante. La mayoría de los tratamientos son invasivos y causan efectos secundarios. Los medicamentos ayudan a contrarrestarlos, pero los efectos pueden ser duraderos. Es probable que deba realizar cambios en el estilo de vida.

Después del tratamiento, el cáncer puede disminuir. La remisión puede ser breve o permanente. Los sobrevivientes de cáncer por lo general requieren atención continua, que puede incluir pruebas y tratamientos para controlar su salud.

Vivir con cáncer es emocional. Puede considerar unirse a un grupo de apoyo. Su médico también podría sugerir rehabilitación para ayudarlo con los cambios físicos y de vida.

Tener un miembro masculino de la familia con cáncer de mama es un desencadenante de pruebas genéticas y de asesoramiento. Después de recibir el diagnóstico, un asesor genético puede ayudarlo a determinar si los miembros de su familia deben hacerse la prueba de mutaciones en el gen BRCA. Las anormalidades en el gen BRCA causan formas de cáncer de mama y de ovario.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué tratamientos necesito?
  • ¿Cómo afectará el tratamiento del cáncer a mi vida diaria?
  • ¿Debo participar en ensayos clínicos?
  • ¿Cuál es el pronóstico del cáncer de mama que tengo?
  • Si tengo un alto riesgo de cáncer de mama, ¿debería ver a un asesor genético?
  • ¿Cuál es la probabilidad de que el cáncer regrese y cuáles son los signos o los síntomas?