Cálculos biliares

Descripción general

¿Qué son los cálculos biliares?

La vesícula biliar es un órgano interno que se encuentra justo debajo del hígado. Almacena los líquidos digestivos que son producidos por el hígado. A veces estos líquidos se vuelven sólidos y forman cálculos, que se llaman cálculos biliares.

Síntomas

¿Qué problemas pueden causar los cálculos biliares?

La mayoría de las personas que tienen cálculos biliares nunca experimentan ningún síntoma. Es posible que nunca sepan que tienen cálculos biliares.

A veces, un cálculo biliar puede salir de la vesícula biliar e ingresar en el pasaje que va desde la vesícula biliar hasta el intestino. Si un cálculo biliar queda atascado en ese pasaje y lo obstruye por completo, usted sentirá un dolor intenso en la parte superior derecha del vientre. Es posible que también sienta dolor en la parte superior de la espalda. Por lo general, el dolor empieza en forma repentina y dura varias horas. Esto se conoce como un ataque de vesícula biliar.

La obstrucción completa o parcial también puede hacer que la vesícula biliar se irrite y se inflame. Si esto sucede, por lo general tendrá dolor durante varias horas. Es posible que también tenga fiebre. Es posible que la piel se torne de color amarillento, lo que se conoce como ictericia. Es posible que vomite o tenga náuseas.

Causas y factores de riesgo

¿Quién tiene cálculos biliares?

Usted tiene más probabilidades de tener cálculos biliares si:

  • Es mujer.

  • Tiene más de 60 años

  • Tiene ascendencia indio americana o mexicana.

  • Tiene diabetes.

  • Tiene antecedentes familiares de cálculos biliares.

  • Está embarazada.

  • Toma píldoras anticonceptivas.

  • Tiene una dieta alta en colesterol.

  • Tiene sobrepeso u obesidad.

  • Tiene una dieta baja en calorías y ha perdido peso recientemente de manera muy rápida.

Tratamiento

¿Cómo se tratan los cálculos biliares por lo general?

Usted y su médico hablarán acerca de su situación y decidirán qué es lo adecuado para usted. Si tiene cálculos biliares, pero no tiene dolor, tiene buenas probabilidades de que los cálculos no sean un problema para usted. Es posible que su médico le sugiera no tratarlos.

Una vez que tiene un ataque de vesícula biliar, la probabilidad de tener otro es alta (de alrededor del 70%). Muchos médicos sugerirán una cirugía para extraer su vesícula biliar y, así, prevenir un ataque futuro. Si la vesícula biliar está irritada o inflamada, la mayoría de los médicos querrán extraerla de inmediato. La cirugía es segura y efectiva. Sin cirugía, la vesícula biliar puede infectarse. Es posible que incluso reviente y provoque aún más problemas.

¿Existen otros tratamientos?

Hay disponibles otros tratamientos para las personas que tienen un alto riesgo en la cirugía porque son personas mayores o porque tienen problemas del corazón o una enfermedad de los pulmones. Sin embargo, los cálculos biliares, por lo general, vuelven a aparecer cuando no se los trata con cirugía.

Su médico podría usar terapia con onda sonora para romper los cálculos de modo que puedan transportarse al intestino sin problemas. Sin embargo, no todas las personas pueden recibir este tratamiento. Si usted tiene más de 1 cálculo biliar, si su cálculo biliar es grande o si usted tiene otra afección médica, es posible que no pueda recibir terapia con onda sonora.

También podría tomar una píldora para disolver los cálculos. Esta píldora no funciona para todas las personas y puede ser muy costosa. La cirugía continúa siendo la mejor manera de curar los cálculos biliares. Hable con su médico acerca de qué es lo adecuado para usted.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Necesitaré cirugía para extraer mi cálculo biliar? ¿Existen otras opciones?

  • ¿Estoy en riesgo de tener otro cálculo biliar?

  • ¿Tengo que hacer cambios en el estilo de vida para prevenir los cálculos biliares?

  • ¿Qué debo hacer si tengo un ataque de vesícula biliar?

  • ¿Tener un cálculo biliar es un signo de otra afección?

Las Citas

  • Management of Gallstones and Their Complications by A Ahmed, M.D., RC Cheung, M.D., and EB Keefe, M.D.( 03/15/00, http://www.aafp.org/afp/20000315/1673.html)