Clases de parto

Última actualización febrero 2021 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Leisa Bailey, MD

Las clases de parto son una parte importante de la preparación para tener un bebé. Pueden ayudarla a desarrollar un plan de parto y aliviar su ansiedad sobre las incógnitas del trabajo de parto y el parto.

Para los padres primerizos, estas clases pueden proporcionar información esencial, que incluye:

  • Maneras de identificar cuando está en trabajo de parto
  • Qué hacer cuando rompe bolsa
  • Los diferentes métodos de parto
  • Formas de hacer que el parto sea más cómodo, incluidas técnicas de respiración y relajación
  • Opciones de manejo del dolor
  • Conceptos básicos sobre la lactancia materna
  • Consejos para cuidar al bebé en casa

Sin embargo, las clases de parto no son solo para padres primerizos. También hay clases de «actualización» para padres que tienen hijos mayores pero están esperando un nuevo bebé.

Además de brindarle información actualizada sobre el trabajo de parto y el parto, las clases tienen otro propósito importante. Son una gran oportunidad para que su pareja se involucre y se sienta parte del nacimiento del bebé. La mayoría de las clases están diseñadas para usted y su pareja, ya sea su cónyuge, una pareja, un pariente o, incluso, un amigo cercano. Idealmente, esta persona será su «entrenador» y fuente de aliento durante su parto.

Las clases de parto también pueden ser una buena fuente de apoyo emocional. Tendrá la oportunidad de vincularse con otros padres que tienen muchos de los mismos temores y preocupaciones que usted.

Quizás lo más importante es que las clases de parto pueden aumentar su confianza. Saber que millones de otras mujeres han pasado por el trabajo de parto y el parto puede ayudar a disminuir su ansiedad. Aprender más sobre las estrategias involucradas puede ayudarla a sentirse con más control y aliviar sus miedos.

El camino hacia una mejor salud

La mayoría de los hospitales ofrecen clases de parto, al igual que algunas clínicas e incluso educadores independientes. Por lo general, estas clases las imparten enfermeros, parteros, consultores de lactancia y otros educadores sobre partos.

El centro en el que planea dar a luz puede orientarla a la mejor fuente de clases de partos. Si su plan es que su bebé nazca en un hospital, a menudo es una buena idea tomar sus clases allí. La mayoría de las clases ofrecen un recorrido por la sala de maternidad como parte de la clase, por lo que podrá ver de primera mano dónde estará cuando dé a luz.

Si su hospital no ofrece clases de parto, su médico o partera debería poder recomendarle una clase que sea conveniente para usted.

Su preferencia de método de parto también puede orientar su elección de clase. Si bien muchas clases de parto ofrecen una descripción general de todos los métodos de parto, hay clases que se enfocan en un método, como la clase Lamaze.

La mayoría de los instructores recomiendan que espere para tomar una clase de parto hasta el último trimestre del embarazo, entre los siete y ocho meses. Sin embargo, a veces hay clases al principio de su embarazo que puede tomar, donde aprenderá qué esperar durante su embarazo. Este tipo de clases son una excelente opción para las principiantes, porque enseñan consejos para tener un embarazo saludable y seguro.

Las clases se ofrecen en varios formatos. Algunas se condensan en un solo fin de semana, mientras que otras se ofrecen una noche a la semana en el transcurso de aproximadamente 10 semanas. Las clases más largas suelen ser aquellas que ofrecen una descripción general de todos los métodos de parto, así como consejos para la lactancia materna y el cuidado del bebé. Las clases que se enfocan en una técnica específica de parto a veces son más breves. También hay clases diseñadas para padres que esperan varios bebés (como mellizos o trillizos). Si tuvo una cesárea en su primer parto y espera tener un parto vaginal esta vez, también hay clases para ayudarla. Elija la que mejor se adapte a sus necesidades. Las clases tienden a llenarse rápidamente, por lo que debe reservar su lugar con anticipación.

A veces, incluso puede encontrar una clase privada, si no se siente cómoda con la idea de estar en un entorno grupal. Algunos hospitales también están comenzando a ofrecer cursos en línea.

Es probable que se le solicite que pague su clase de parto, ya que este servicio puede no estar cubierto por su plan de seguro médico. Es posible que haya ayuda financiera disponible, pero variará según el lugar donde tome su clase.

Elegir una clase

Esta clase le dará una descripción general de todo lo relacionado con el parto. Esta es una buena clase versátil, especialmente si no está seguro de qué técnica de parto y estrategia para el dolor le gustaría usar. Puede aprender sobre:

  • Técnicas de parto, incluida una descripción general de los métodos de parto natural (Lamaze, el Método Bradley e Hipnoparto)
  • Estrategias para el manejo del dolor, incluidos los métodos de masaje y relajación, así como el alivio médico del dolor (pueden ser analgésicos tradicionales o una epidural, que administra anestesia continua a través de un tubo insertado en su espalda)
  • Las diferencias entre un parto vaginal y un parto por cesárea (incluida la recuperación de cada uno)
  • Partos que requieren intervención médica, incluida la inducción al trabajo de parto (administrarle medicamentos para desencadenar el trabajo de parto) o el uso de herramientas como fórceps (una herramienta que se asemeja a pinzas para ensalada) o una ventosa obstétrica (una herramienta en forma de cono con una bomba de vacío) para ayudar a extraer el bebé
  • Qué hacer cuando rompe bolsa
  • Cómo cronometrar las contracciones y cuándo alertar a su médico o partero
  • Cuidado posparto
  • Cuidar a su bebé en casa, incluidos los primeros auxilios para bebés

Lamaze

Lamaze existe desde la década de 1960 y es una de las técnicas de parto más populares en los EE. UU. Es reconocible al instante por sus técnicas de respiración. Esta respiración consciente ayuda a desviar la atención del dolor de las contracciones. Es parte de un método de relajación general.

Otras herramientas de relajación que se utilizan en Lamaze incluyen caminar, usar una pelota de parto (similar a una pelota de ejercicios) y masajes, cualquier cosa que le ayude a atravesar cada contracción.

La filosofía detrás de Lamaze es hacer que la mujer se sienta lo suficientemente cómoda durante el trabajo de parto como para tomar sus propias decisiones. Muy a menudo, es un camino hacia el parto natural (sin medicamentos o epidural). Sin embargo, una mujer que practica Lamaze también podría optar por recibir medicamentos durante el parto.

El Método Bradley

Este método de parto dirigido por un compañero le enseña a prepararse física, mental y emocionalmente para un parto natural. Destaca la importancia de tener un bebé sano con poca o ninguna intervención médica.

El Método Bradley es un curso de 12 semanas que incluye un plan de estudios detallado y una guía de estudio que la orienta a lo largo de todo el proceso de tener un bebé, comenzando con el embarazo. Enseña métodos de relajación para la futura madre, pero también incluye un gran enfoque en capacitar a su pareja de parto (o «entrenador») para que sea más que un simple espectador. Los entrenadores aprenden a guiar a sus parejas para atravesar el dolor. También aprenden sobre posiciones efectivas para el parto que pueden ayudar a aliviar el dolor.

La filosofía detrás del Método Bradley es que se necesitan meses para planificar y prepararse adecuadamente para el parto y la paternidad. Estas clases promueven «Bebé sano, madre sana y familias sanas».

Hipnoparto

También llamado el Método Mongan, el hipnoparto ayuda a las mujeres a aprender técnicas de autohipnosis para dar a luz a sus bebés de una manera tranquila y segura, que es amable para ellas y para el bebé.

El hipnoparto se enseña durante cinco sesiones. Cada sesión tiene una duración de 2.5 horas. Durante las sesiones, aprenderá a usar los músculos para parir, dejando que su cuerpo haga el trabajo del parto. También aprenderá cómo lograr un estado de relajación donde el instinto tendrá el rol principal, disminuyendo el dolor.

La filosofía detrás del hipnoparto es que el nacimiento es un proceso natural que los cuerpos de las mujeres son completamente capaces de realizar. La razón por la que las mujeres temen el parto es porque han escuchado historias de terror al respecto. Es este miedo el que crea tensión y evita que el cuerpo trabaje para atravesar el dolor, lo cual lo empeora. Estas clases exponen los mitos asociados con el parto y ayudan a las mujeres a verlo como algo que no hay que temer.

Lactancia

Si la lactancia materna no está cubierta en su clase de parto, es una buena idea tomar una clase individual sobre ella, especialmente si es madre primeriza. Los beneficios para la salud de amamantar a su bebé están bien documentados.

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP, por sus siglas en inglés) recomienda que se brinde asistencia a las mujeres durante el embarazo y después del parto para apoyar la lactancia materna.

RCP y de primeros auxilios

Saber qué hacer en una situación de emergencia que involucra a un bebé o un niño pequeño puede significar la diferencia entre la vida o la muerte. Si su clase de parto no incluye esta información, debe buscarla. Muchos hospitales la ofrecerán como una clase individual para padres y para aquellas personas que habitualmente están cerca de niños por cualquier motivo.

Aprenderá cómo realizar reanimación cardiopulmonar (RCP) en bebés y niños, qué hacer si un bebé o un niño se están ahogando, cómo tratar las heridas (incluidas las quemaduras) y cómo cuidar a su hijo cuando tiene una enfermedad repentina.

Aspectos a tener en cuenta

A veces, no importa qué tan preparada esté, su parto no sale como esperaba. Hay una serie de razones médicas que podrían hacer que tenga que abandonar su plan de parto. Si el bebé no está con la cabeza hacia abajo y su médico no puede hacer que el bebé gire, es probable que tenga una cesárea no planificada. Podría comenzar el trabajo de parto semanas antes de lo programado. Podría pasar su fecha de parto y necesitar que se lo induzcan.

La lección aquí es planificar lo mejor que pueda, pero sepa que su cuerpo y su bebé probablemente influirán en cómo y cuándo dará a luz.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Dónde debo tomar una clase de parto?
  • ¿Qué clase o clases me recomiendan?
  • ¿Quién estará en el parto si usted no está disponible?
  • ¿Inducirá el parto si no doy a luz antes de mi fecha probable de parto?
  • Estoy planeando un parto «natural» en el hospital. ¿Puedo cambiar de opinión durante el parto?
  • Estoy pensando en tener un parto asistido en casa. ¿Qué precauciones debo tomar?

Recursos

Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU., Oficina de la Salud de la Mujer: Clases de parto, lactancia y crianza de los hijos