Seguridad en el buceo

El buceo es un deporte recreativo popular. Buceo en inglés se dice scuba diving. Scuba significa “Equipo de respiración autónomo bajo el agua”(Self-Contained Underwater Breathing Apparatus). Al practicar buceo, va bajo el agua a profundidades de hasta 130 pies. Los buzos respiran a través de una boquilla que está unida a un tanque de aire comprimido.

Las agencias certificadoras de buceo ofrecen capacitación para los buzos, desde principiantes hasta expertos. Tres agencias que ofrecen cursos con certificación son la Asociación Profesional de Instructores de Buceo (PADI, por sus siglas en inglés), la Asociación Nacional de Instructores Subacuáticos (NAUI, por sus siglas en inglés) y las Escuelas de Buceo Internacional (SSI, por sus siglas en inglés). Las clases básicas incluyen instrucción en el aula, así como entrenamiento en piscinas y en entornos acuáticos abiertos. Usted puede obtener la certificación en tan sólo 5 inmersiones en aguas abiertas. Esto le permite alquilar equipos, tanques de recarga y bucear sin supervisión. Sin embargo, la mayoría de las agencias recomiendan empezar a bucear acompañado, con un grupo de 2 o 3 buzos.

El camino hacia la seguridad

Las lesiones más graves y las muertes relacionadas con el buceo les sucede a los buzos que son nuevos o se mueven más allá de lo que su experiencia se lo permite. Para estar seguro, siempre bucee dentro de los límites de su experiencia y nivel de formación. Nunca intente bucear si usted no se siente cómodo.

Las reglas adecuadas a seguir para un buceo seguro incluyen:

  1. Nunca bucear sin un compañero.
  2. Siempre planee su buceo, y siempre bucee dentro del camino planeado.
  3. Revise su equipo de buceo para asegurarse de que funciona. Utilice un equipo adecuado que pueda llevar a cabo su inmersión prevista.
  4. No tome bebidas alcohólicas ni drogas antes de sumergirse.
  5. Pregúntele a su médico qué medicamentos puede usar cuando bucea.
  6. Pregúntele a su médico cómo puede afectar a su salud el buceo. Bucear puede ser peligroso si usted tiene ciertos problemas de salud.
  7. Familiarícese con el área submarina y sus peligros. Aprenda qué peces, corales y otros peligros debe evitar para prevenir lesiones. Esté al tanto de las mareas y las corrientes locales.
  8. Obedezca toda la enseñanza del buceo. A medida que desciende, asegúrese de ecualizar sus oídos y su máscara. En lo profundo, permanezca dentro de los parámetros de las tablas de buceo y el equipo. Esta información le ayuda a evitar la enfermedad por descompresión.
  9. Nunca mantenga la respiración durante el ascenso. Su ascenso debe ser lento y su respiración debe ser normal.
  10. Nunca entre en pánico bajo el agua. Si siente confusión o miedo durante una inmersión, deténgase, trate de relajarse y analice el problema. Pida ayuda a su compañero de buceo o instructor de buceo.
  11. El buceo en cuevas es muy peligroso. Sólo los buzos con entrenamiento y equipo adecuado deberían intentarlo.
  12. Si no se siente bien o si usted está dolorido después de bucear, vaya a la sala de urgencias más cercana.
  13. No volar durante 12 horas después de una inmersión sin descompresión, incluso en un avión presurizado. Si la inmersión requiere paradas de descompresión, no vuele durante al menos 24 horas.

Si usted o un compañero de buceo tienen un accidente durante el buceo, llame a Divers Alert Network (DAN) al 919-684-9111. Los médicos, enfermeras y técnicos de emergencia están disponibles las 24 horas del día. Ellos responderán a sus preguntas y proporcionarán ayuda. Si es necesario, lo dirigirán a la cámara hiperbárica o instalación médica apropiada más cercana.

Aspectos a tener en cuenta

El problema de salud más común en el buceo es la “compresión” en el oído medio. Esto produce dolor en los oídos causados ​​por la presión. Cuánto más profundo se sumerge, mayor será la presión en contraste con su cuerpo. Esta afección puede ocurrir si no logra igualar la presión en los oídos a medida que bucea. Puede aliviar la presión al bostezar, tragar o soplar con la nariz y la boca cerradas. Esto se conoce como “soplado” de los oídos. La compresión que afecta el oído interno o los senos son menos comunes.

Puede tener cortes, raspaduras y otras lesiones superficiales. Estas pueden ser causadas por peces, corales y otras especies marinas. Otras amenazas incluyen los desechos, hilo de pescar, y el metal o la madera expuestos provenientes de naufragios.

A continuación se presentan los problemas de salud graves relacionados con el buceo.

  • Barotrauma del oído interno. Esta afección puede ocurrir a partir del desequilibrio de la presión del oído o de un descenso rápido en el agua. Los síntomas incluyen mareos, náuseas, dolor de oído o zumbido, y la pérdida de audición.
  • Barotrauma pulmonar. Esta afección puede ocurrir a partir de la respiración inadecuada a medida que asciende a la superficie del agua. También puede ocurrir si bucea con una infección en el tracto respiratorio. Los síntomas incluyen dolor en el pecho, falta de aliento, y ronquera. Existe la posibilidad de que pueda perder el conocimiento.
  • La enfermedad de descompresión (“enfermedad del buzo”). Esta afección puede ocurrir si asciende desde aguas profundas a la superficie demasiado rápido. Su cuerpo libera gas nitrógeno que forma burbujas en el torrente sanguíneo. Las burbujas pueden dañar los tejidos del cuerpo y bloquear los vasos sanguíneos. La enfermedad de descompresión afecta a los pulmones, el cerebro y la médula espinal. Los síntomas incluyen dolor de pecho, dolor en las articulaciones, dificultad para respirar y problemas de la vejiga. Puede llegar a delirar o sufrir parálisis. Los signos de la enfermedad de descompresión grave son la disfunción de la médula espinal, el cerebro y los pulmones. Volar después de bucear puede empeorar esta afección.
  • Embolia gaseosa. Esto puede ocurrir cuando las burbujas entran en el torrente sanguíneo y viajan al cerebro. Puede ser un tipo de barotrauma o un efecto de la enfermedad del buzo. Si las burbujas entran en una vena, se denomina embolia gaseosa venosa. Si entran en una arteria, se llama embolia gaseosa arterial. Los síntomas más leves incluyen mareos, confusión, dificultad al hablar, y entumecimiento. Puede sufrir de ceguera, sordera, convulsiones o parálisis. Una embolia de aire extrema puede causar un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular o insuficiencia respiratoria.

Afortunadamente, los problemas de salud graves a causa del buceo son raros. Sin embargo, debe buscar atención médica de inmediato si presenta alguno de los síntomas enumerados anteriormente. Es posible que necesite tratamiento hiperbárico con oxígeno. Esto consiste en permanecer acostado en una cámara o artefacto naval, que tiene una presión aumentada. Se siente similar a estar bajo el agua. La terapia ayuda a reducir o eliminar las burbujas de su torrente sanguíneo.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué afecciones de salud me impiden practicar buceo?
  • ¿Qué medicamentos puedo tomar si practico buceo?
  • ¿Qué debo hacer si me siento enfermo después de bucear?