Quemaduras: cómo prevenirlas en su casa

Los incendios y otros accidentes en su hogar pueden provocarle quemaduras a usted o a un miembro de su familia. Estas situaciones a menudo ocurren inesperadamente. Sin embargo, tómese un tiempo ahora para estar preparado y saber qué hacer si alguien en su hogar se quema.

El camino hacia una mejor salud

No todas las quemaduras ocurren debido a incendios. Los productos químicos domésticos, el agua hirviendo y los electrodomésticos también pueden causar quemaduras. Aquí hay algunas cosas que puede hacer para protegerse usted y a su familia.

Seguridad general contra incendios

  • Instale detectores de humo en su hogar. Revíselos mensualmente para asegurarse de que la alarma suene. Si funcionan con baterías, cámbielas cada 6 meses.
  • Aprenda cómo y cuándo usar un extintor de incendios. Mantenga uno en la cocina, uno cerca de la lavadora y la secadora, y uno cerca del horno.
  • Piense en cómo saldría de su casa si hubiera un incendio. Haga un plan de escape familiar. Realice simulacros de incendio en su casa regularmente. Elija un lugar afuera, en donde todos los miembros de la familia se encontrarían en caso de incendio.
  • Haga que un electricista profesional revise el cableado de su hogar al menos una vez cada 10 años.
  • Haga que un profesional inspeccione y limpie la chimenea y hogar una vez al año.

Cómo prevenir diferentes tipos de incendios o quemaduras alrededor de su hogar

  • Si tiene un asiento de niños en el automóvil, siempre tóquelo antes de poner a su hijo en él. Esto se debe a que las correas y hebillas calientes del cinturón de seguridad pueden causar quemaduras de segundo grado en niños pequeños. Cubra el asiento del automóvil con una toalla si se estaciona al sol.
  • Coloque cubiertas en todos los enchufes eléctricos que un niño pueda alcanzar. Esto ayudará a prevenir quemaduras eléctricas.
  • Deseche los cables eléctricos que estén deshilachados o dañados. Esto también ayudará a prevenir quemaduras eléctricas.
  • Prevenga las quemaduras químicas usando guantes y otra ropa protectora cuando maneje productos químicos. Almacene los productos químicos, incluida la gasolina, fuera del alcance de los niños.
  • Use calentadores de espacio con cuidado. Manténgalos al menos 3 pies alejados de las cortinas, alfombras, ropa de cama, ropa y papel. Enseñe a los niños a mantenerse alejados de ellos.
  • Guarde los fósforos y encendedores en un armario cerrado, fuera del alcance de los niños.
  • Nunca deje velas desatendidas. Sóplelas cuando salga de la habitación. Considere usar velas sin llama.
  • Si fuma, no fume en la cama. Deshágase de los cigarrillos usados con cuidado. Los incendios causados por materiales para fumar son la principal causa de muerte en incendios domésticos.
  • No permita que los niños pequeños jueguen cerca de la estufa ni lo ayuden a cocinar en la estufa.
  • No use ropa con mangas largas y sueltas cuando esté cocinando.
  • Los fuegos de cocina son la causa principal de los incendios domésticos. Puede apagar un fuego pequeño en la estufa deslizando una tapa sobre las llamas.
  • No use un horno de microondas para calentar biberones. El líquido se calienta de manera desigual y puede escaldar la boca del bebé.
  • Desenchufe las planchas calientes (ropa y rizadores). Manténgalos fuera del alcance de los niños.

Prevención de quemaduras de agua caliente en su hogar

  • Ajuste la temperatura del calentador de agua a no más de 120 grados Fahrenheit, o use el ajuste “bajo-medio”. El agua que está más caliente, puede causar quemaduras en 2 a 3 segundos.
  • Pruebe la temperatura del agua antes de que usted o sus hijos se metan en la bañera o la ducha. No permita que los niños pequeños toquen las manijas de los grifos durante el baño.
  • Al cocinar, gire las manijas de las ollas y sartenes hacia el costado de la estufa, o use los quemadores posteriores.
  • Use humidificadores o vaporizadores de agua fría. Si usa vaporizadores de vapor caliente, manténgalos fuera del alcance de los niños.

Aspectos para tener en cuenta

Si hay un incendio en su hogar, su familia debe:

  • Seguir su plan de escape familiar. Llegar al lugar de reunión lo más rápido que sea posible.
  • Mantenerse cerca del suelo. Andar a gatas, si es necesario. El humo y el calor ascienden. Será más fácil respirar más cerca del piso. (Más personas mueren por los gases venenosos causados por los incendios domésticos que por las quemaduras).
  • Verifique las puertas cerradas tocándolas con el dorso de la mano. Si la puerta está caliente, no la abra. Significa que el fuego está cerca. Si está fría, ábrala lentamente y asegúrese de no ver fuego, antes de salir de la habitación.
  • Cierre las puertas para separarse del fuego y el humo.
  • Si usted o la ropa se incendian, “deténgase, déjese caer y ruede” en el suelo.

Preguntas para hacerle al médico

  • ¿Qué medicamento debo conservar en casa para tratar quemaduras leves?
  • ¿Cómo se ve una quemadura severa?
  • ¿Existen remedios naturales para tratar una quemadura leve?
  • ¿Pueden los analgésicos de venta libre ayudar con el dolor de una quemadura leve?
  • ¿Cuál es el tratamiento para la inhalación de humo?

Recursos

Institutos Nacionales de la Salud, MedlinePlus: Seguridad contra incendios en el hogar