Quemaduras: cómo prevenirlas en su casa

Quemaduras: cómo prevenirlas en su casa

Prevenga las quemaduras mediante la prevención de incendios y otros accidentes que causan incendios en su hogar. Los incendios y quemaduras por lo regular ocurren de forma inesperada. Sin embargo, puede tomar precauciones para ayudar a prevenirlos. Esté preparado y sapa qué hacer en caso de que un incendio o accidente cause quemaduras en su hogar.

Camino hacia una mejor salud

No todas las quemaduras ocurren debido a los incendios. Los productos químicos domésticos, el agua hirviendo y los electrodomésticos también pueden causar quemaduras. Éstos son algunos consejos de seguridad y prevención contra incendios y quemaduras en su hogar:

Prevención general contra incendios

  • Ponga alarmas de humo en su casa. Contrólelas una vez al mes. Si funcionan con baterías, ponga baterías nuevas cada 6 meses.
  • Piense en cómo salir de su hogar en caso de incendio. Haga un plan de escape familiar y realice simulacros de incendio en el hogar. Designe un lugar de encuentro fuera de la casa en caso de incendio.
  • Haga que un electricista profesional revise el cableado en su casa al menos una vez cada 10 años.
  • Haga que un profesional inspeccione y limpie su chimenea y el hogar una vez al año.
  • Aprenda cómo y cuándo usar un extintor de incendios. Tenga uno o más en su casa.

Prevención de diferentes tipos de incendios o quemaduras en su hogar

  • Prevenga las quemaduras químicas al usar guantes y otras prendas de protección cuando manipule productos químicos. Guarde los productos químicos, incluyendo la gasolina, fuera del alcance de los niños.
  • Para evitar las quemaduras eléctricas, ponga tapas sobre cualquier enchufe eléctrico que esté al alcance de los niños. Tire los cables eléctricos que se deterioran o dañan.
  • Utilice los calentadores de ambiente con mucho cuidado. Enseñe a los niños a mantenerse alejados de ellos.
  • Guarde los fósforos y encendedores en un gabinete cerrado con llave, lejos de los niños.
  • Nunca deje velas sin supervisión. Apáguelas cuando salga de la habitación.
  • Si fuma, no fume en la cama. Deshágase de los cigarrillos usados con cuidado. Los incendios ocasionados por materiales para fumar son la principal causa de muerte en los incendios domésticos.
  • Antes de poner un niño menor de 1 año en un asiento de coche, toque el asiento para ver si está caliente. Las correas o las hebillas de los cinturones de seguridad calientes pueden causar quemaduras de segundo grado en los niños pequeños. Cubra el asiento del coche con una toalla cuando estacione bajo el sol.
  • No deje que los niños jueguen cerca del horno ni que lo ayuden a cocinar en el horno.
  • No use ropa con mangas largas y flojas cuando esté cocinando.
  • Los incendios en la cocina son la principal causa de incendios domésticos. Apague un pequeño incendio en un horno colocando una tapa sobre las llamas.
  • No use un horno de microondas para calentar biberones. El líquido se calienta de forma desigual y puede escaldar la boca de su bebé.
  • Desenchufe las planchas calientes (planchas para prendas de vestir y rizadores). Manténgalas fuera del alcance de los niños.

Prevención de quemaduras por agua caliente en su casa

  • Pruebe la temperatura del agua antes de que usted o sus hijos entren en la bañera o ducha. No permita que los niños pequeños toquen las llaves del grifo durante el baño.
  • Ajuste la temperatura del calentador de agua a 120 grados F, o utilice la configuración “bajo-medio”. El agua que está más caliente que esto puede causar quemaduras en 2 a 3 segundos.
  • Coloque los mangos de las ollas y sartenes hacia el lado del horno, o use los quemadores de la parte trasera.
  • Utilice humidificadores o vaporizadores de agua fría. Si usa vaporizadores de agua caliente, manténgalos fuera del alcance de los niños.

Aspectos a tener en cuenta

Si hay un incendio en su casa, su familia debe:

  • Cumplir con su plan de escape. Llegar a su lugar de reunión tan rápido como sea posible.
  • Mantenerse cerca del suelo. Arrastrarse si es necesario. El humo y el calor aumentan. Será más fácil respirar estando más cerca del suelo. (Muchas más personas mueren a causa de los gases tóxicos causados ​​por los incendios domésticos que por las quemaduras.)
  • Compruebe si las puertas están cerradas tocándolas con el dorso de la mano. Si la puerta está caliente, no la abra. Esto significa que el fuego está cerca. Si está fría, ábrala suavemente y mire hacia fuera.
  • Cierre las puertas para separarse del fuego y el humo.
  • Si usted o su ropa se prenden fuego, “deténgase, tírese al suelo y ruede”.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué medicamento debería tener en casa para tratar quemaduras leves?
  • ¿Cómo es una quemadura grave?
  • ¿Hay remedios naturales para tratar una quemadura leve?
  • ¿Los analgésicos de venta libre pueden ayudar con el dolor de una quemadura leve?
  • ¿Cuál es el tratamiento para la inhalación de humo?