Piercing en el cuerpo

El piercing consiste en la perforación de un orificio en la piel o en una parte del cuerpo para que pueda colocarse una joya como decoración. La del lóbulo de la oreja es la perforación corporal más común. Algunas personas también perforan el cartílago de la oreja (la parte dura del exterior de la oreja). Otros lugares para perforar incluyen la ceja, la nariz, la lengua, los labios, el ombligo, los pezones y los genitales.

El camino hacia una salud mejor

Los piercings deben realizarse siempre en un entorno limpio y utilizando equipo estéril (limpio y sin gérmenes). Esta es la mejor manera de reducir el riesgo de una infección.

¿Cómo se realiza el piercing?

Normalmente se utiliza una pistola de perforación esterilizada de un solo uso para insertar un aro en el lóbulo de la oreja. Para otras partes del cuerpo, se usa una aguja hueca para perforar la piel. La persona que realiza el piercing insertará una pieza de joyería en el orificio.

Las pistolas de perforación más seguras son las pistolas de un solo uso. Eso significa que solo se usa en un cliente y luego se descarta. Esto disminuye el riesgo de infección. Las pistolas de perforación con casetes desechables esterilizados también son aceptables. Pero no prometen el mismo nivel de esterilización que las pistolas de perforación de un solo uso.

No permita que le hagan un piercing con una pistola perforadora reutilizable que no tenga casetes desechables esterilizados. Estos tipos de pistolas de perforación no pueden ser esterilizados en autoclave. Un autoclave es una máquina de esterilización que utiliza calor para esterilizar todas las herramientas de perforación no descartables. Ayuda a asegurarse de que todas las herramientas estén limpias antes de que toquen su cuerpo. Es un equipo importante en un taller de piercing limpio. No poder esterilizar en autoclave una pistola perforadora aumenta el riesgo de infecciones.

Además, no permita que le coloquen un piercing con una pistola perforadora en ninguna parte de su cuerpo, excepto en la oreja. Hacerlo puede aplastar la piel y provocar más lesiones que una perforación realizada con una aguja hueca.

¿Quién debe realizar mi piercing en el cuerpo?

Antes de hacerse un piercing, investigue un poco. Encuentre un taller de piercings limpio y seguro. Elija un profesional con una buena reputación para que le realice el piercing.

No permita que realice el piercing alguien que no sea un profesional, ni se lo haga usted mismo. Seleccione el sitio del cuerpo y la joya con cuidado. Evite las joyas hechas de níquel o latón. Estos metales pueden causar reacciones alérgicas. Busque joyas hechas de titanio, oro de 14 quilates o acero de grado quirúrgico.

La persona que realiza el piercing debe:

  • Lavarse bien las manos con un jabón germicida antes de hacer el piercing.
  • Usar guantes desechables.
  • Utilizar herramientas desechables o esterilizadas.
  • Usar una aguja nueva para cada perforación.

Aspectos a tener en cuenta

Los riesgos para la salud de un piercing corporal incluyen:

  • reacciones alérgicas
  • queloides (un tipo de cicatriz que se forma a medida que la piel se cura)
  • infecciones

La infección es el problema más común que puede tener después de hacerse un piercing. A las personas les cuesta reconocer si su piercing está infectado. Confunden la infección con un piercing que se está curando.

Llame a su médico si experimenta alguno de estos síntomas de infección:

  • Fiebre.
  • Piel roja e hinchada alrededor del área perforada.
  • Dolor al tocar la zona perforada.
  • Una secreción de color amarillento y mal olor proveniente del piercing.

¿Qué aumenta mi riesgo de problemas por un piercing corporal?

Muchas cosas pueden afectar el sistema inmunológico de su cuerpo y su capacidad para combatir infecciones. Asegúrese de informarle a la persona que le está haciendo el piercing si tiene diabetes, problemas cardíacos, un sistema inmunitario debilitado o cualquier otra afección médica. Si toma esteroides o anticoagulantes, hable con su médico antes de realizarse un piercing.

¿Cómo puedo prevenir una infección?

Asegúrese de cuidar su piercing. La persona que lo realiza le recomendará limpiar el área con agua tibia y jabón dos veces al día. También se le indicará que use un limpiador líquido medicado mientras gira suavemente la joya. Para los piercings en la lengua o el labio, deberá usar un enjuague bucal antibacteriano después de las comidas para prevenir infecciones.

Cuándo consultar al médico

Es muy importante consultar a su médico si cree que podría tener una infección. Retrasar el tratamiento puede derivar en una infección más grave. No quite su joya del piercing a menos que su médico le indique que lo haga. Dejar la joya en su lugar puede asegurar un drenaje adecuado. También evitará que se forme un absceso (una acumulación de pus). La mayoría de las veces, la infección puede tratarse sin perder el piercing.

Las infecciones menores se pueden tratar con lo siguiente:

  • Medicamentos de venta libre que tiene que frotar en la piel, como un ungüento antibiótico.
  • Una compresa tibia aplicada al piercing.
  • Remojo templado con sal marina.

Preguntas para su médico

  • ¿Podría haber estado expuesto a una enfermedad mientras me hacían el piercing?
  • ¿Cómo puedo saber si soy alérgico al metal de las joyas de mi piercing?
  • ¿Quedará una cicatriz si saco el piercing?
  • ¿Qué es un queloide? ¿Hay alguna manera de eliminarlo?