Opciones después de los tratamientos de fertilidad

La infertilidad puede ser devastadora para las personas que quieren tener un bebé. Después de ser diagnosticados con infertilidad, muchas personas intentan tratamientos de fertilidad. Dependiendo de la causa de la infertilidad, estas pueden incluir:

  • medicamentos;
  • hormonas;
  • cirugías;
  • inseminación;
  • fecundación in vitro (FIV).

A veces, el tratamiento funciona y la mujer puede quedar embarazada. Otras veces, incluso después de repetidos intentos de tratamiento, no puede quedar embarazada. Esta puede ser una situación muy compleja. Sin embargo, si todavía quiere tener un bebé, hay algunas opciones más.

El camino hacia una mejor salud

Si ha probado los tratamientos de fertilidad y no han funcionado, puede sentir que se le han acabado las opciones. Sin embargo, si todavía quiere tener un bebé, hay algunos más que puede considerar.

Espermatozoide de donante

En algunos casos, las pruebas revelan que la infertilidad es causada por problemas con el espermatozoide del hombre. Puede que no produzca lo suficiente, o puede que tenga una enfermedad genética. En lugar de usar su espermatozoide, puede usar el de un donante. Este podría ser de una persona que conoce o puede conseguirlo de un banco de espermatozoides. Los espermatozoides se pueden usar con la inseminación (se colocan dentro del útero o la vagina de la mujer) o con la fecundación in vitro (FIV) (un óvulo se fertiliza fuera del cuerpo y luego se implanta en el útero). Si usa espermatozoide de donante, el bebé no compartirá genes con el hombre de la relación.

Óvulos de donante

Algunas mujeres no producen óvulos sanos que puedan ser fertilizados. Existen muchas razones por las que esto puede suceder. Esto incluye enfermedades genéticas o afecciones, como la insuficiencia ovárica primaria. Pero son físicamente capaces de llevar un bebé. Cuando esto sucede, es posible que quiera usar óvulos donados por otra mujer. El proceso de recolectar los óvulos y fecundarlos se hace de la misma manera que con la FIV. El bebé no compartirá genes con la pareja femenina de la relación.

Vientre de alquiler o portadora gestacional

Esto sucede cuando otra mujer lleva el bebé por usted. Cuando usted y su pareja usan un vientre de alquiler, el espermatozoide de la pareja masculina se inserta en otra mujer. Se puede utilizar una vientre de alquiler cuando los óvulos de la mujer no están sanos, o cuando esta no puede llevar un bebé a término. El bebé no compartirá genes con la pareja femenina.

Una portadora gestacional es una mujer que lleva un bebé que no comparte los genes con ella. Se implanta un embrión en su útero. El embrión puede ser el resultado de los óvulos y espermatozoides de la pareja, o pueden utilizarse óvulos o espermatozoides de donantes. Se utiliza una portadora gestacional cuando la pareja femenina no puede llevar un embarazo a término. El bebé puede o no compartir los genes con la pareja de la relación.

Embrión de donante

A veces, las parejas que se han sometido a una FIV deciden donar los embriones no utilizados. Estos embriones congelados se almacenan para quienes quieran puede adoptarlos. El embrión congelado se implanta en el útero de la pareja, como en la FIV. Si se utiliza un embrión de donante, el bebé no compartirá genes con la pareja masculina o femenina. Esto es cierto a pesar de que la mujer lleve al bebé.

Adopción

Algunas parejas que tienen problemas de infertilidad deciden adoptar un niño. Las personas que deciden ampliar sus familias a través de la adopción pueden hacerlo de varias maneras.

  • Adopción pública: el niño es adoptado a través del Estado. Estos niños suelen estar en hogares de cuidado temporal.
  • Adopción privada: usted trabaja con una agencia privada para encontrar un bebé o un niño para adoptar. Puede ser una agencia con o sin fines de lucro.
  • Adopción independiente: la adopción no pasa por una agencia. Por lo general, se realiza a través de personas que pueden conectar a un bebé con una familia. Esto podría incluir un médico, un abogado o un líder religioso.

Aspectos para tener en cuenta

Cuando se enfrentan a tratamientos de fertilidad fallidos, algunas parejas deciden detener todos los intentos externos de tener un bebé. El proceso de utilizar tratamientos de fertilidad puede ser agotador física, emocional y financieramente. A veces las personas dejan de intentar por su propio bienestar. Es una decisión muy personal.

Si utiliza un tercero en sus intentos de tener un bebé, puede presentar problemas legales y emocionales complicados. Es una buena idea ver a un abogado. Él o ella puede ayudarlo a resolver las implicaciones legales de su elección. Un abogado se asegurará de que usted y cualquier donante o portador estén protegidos.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Si ningún tratamiento de fertilidad ha funcionado, ¿qué opciones tengo?
  • ¿Puedo utilizar espermatozoides u óvulos de donantes?
  • ¿Cuáles son los riesgos de usar espermatozoides, óvulos o embriones de donantes?
  • ¿Cuánto cuesta?
  • ¿Cómo encuentro a una persona que sea vientre de alquiler o portadora gestacional?
  • ¿Cuáles son las implicaciones jurídicas del uso de la tecnología de reproducción asistida?
  • ¿Necesito conseguir un abogado?
  • ¿Por dónde empiezo si quiero adoptar un bebé?
  • ¿Cree que es saludable para mí o para mi pareja seguir intentando tener un bebé?