Manejo personal de su salud: usted está a cargo

Hay 2 tipos principales de enfermedad: aguda y crónica. Una enfermedad aguda no dura mucho tiempo. Esta desaparece ya sea por cuenta propia o en respuesta al tratamiento, tal como tomar medicamentos o someterse a una cirugía. La faringitis estreptocócica es un ejemplo de una enfermedad aguda.

Una enfermedad crónica es continua. Lo afecta durante un largo período de tiempo—posiblemente toda su vida. En muchos casos, no hay manera de curar una enfermedad crónica. La diabetes y la hipertensión arterial son ejemplos de enfermedades crónicas.

Vivir con este tipo de enfermedad a largo plazo puede desordenar su vida. Puede interferir con sus planes y cómo se ve a sí mismo. Puede hacer que se sienta enojado o incluso deprimido. Puede hacerlo sentir solo.

Una de las mejores maneras de lidiar con una enfermedad crónica es participar en la gestión de la misma. Esto puede ayudarle a sentir como si estuviese recuperando el control de su vida.

El camino hacia una mejor salud

Es importante tomar a su enfermedad crónica en serio. Si usted no cree esto, nunca estará motivado para manejar su enfermedad con eficacia. El manejo de su enfermedad consiste en tomar buenas decisiones de estilo de vida y realizar los tratamientos médicos recetados para estar lo más saludable posible. A menos que usted cuide de su cuerpo, su enfermedad crónica puede causar más problemas en el futuro.

Cuando se tiene un problema de salud crónico, es fácil sentirse abrumado. Incluso puede sentirse impotente, como si la enfermedad se ha apoderado de su vida. Por ejemplo, es posible que tenga que darse inyecciones diarias de insulina. Es posible que necesite usar un inhalador, o controlar su presión arterial. Sin embargo, puede tomar medidas para controlar los efectos negativos de una enfermedad crónica sobre su salud. Uno de los métodos de tomar el control se denomina “autogestión”.

¿Qué es la autogestión de una enfermedad crónica?

La autogestión de una enfermedad crónica significa que usted toma la responsabilidad de hacer lo necesario para controlar su enfermedad de forma eficaz. Es importante que usted sea responsable de su salud. Las recomendaciones de tratamiento que haga su médico no funcionarán a menos que las siga. Él o ella no pueden tomar decisiones por usted o hacer que cambie su comportamiento. Sólo usted puede hacer estas cosas.

En la autogestión, el cuidado es un trabajo en conjunto entre usted y su médico. Su médico puede proporcionar información y consejos valiosos para ayudarlo a lidiar con su enfermedad. Sin embargo, el plan de tratamiento que funciona mejor para una persona con su misma condición no necesariamente funcionará bien para usted. Hable con su médico acerca de las diferentes opciones de tratamiento disponibles. Ayude a crear un plan que sea adecuado para usted. Después de todo, nadie sabe más que usted acerca de sus sentimientos, sus acciones, y cómo lo afectan sus problemas de salud.

Como parte de la autogestión, también es su responsabilidad pedir la ayuda que necesita para hacer frente a su enfermedad. Este apoyo puede venir de amigos y familiares. Puede venir de su médico o un grupo de apoyo para personas con su mismo problema de salud.

¿Cómo puede la autogestión ayudar a una persona que tiene una enfermedad crónica?

Una vez que haya decidido jugar un rol activo en la gestión de su enfermedad, usted y su médico pueden trabajar juntos para establecer metas que conduzcan a una mejor salud. Estos objetivos serán parte de un plan general de tratamiento.

Escoja un problema.

Observe honestamente los aspectos no saludables de su estilo de vida. Comience con un comportamiento particular que desea cambiar con el fin de tener un mejor control sobre su enfermedad. Por ejemplo, puede decidir que no come suficientes verduras. O que no realiza suficiente ejercicio, o no toma sus medicamentos como su médico se lo indicó.

Sea específico.

Una vez que haya identificado un problema, establezca una meta específica para lidiar con él. Cuanto más específica sea su meta, más probabilidades hay de tener éxito. Por ejemplo, en lugar de decir, “voy a hacer más ejercicio”, decida qué tipo de ejercicio hará. Sea específico acerca de qué día de la semana se ejercitará y en qué horario se ejercitará en esos días. Su nuevo objetivo podría ser: “Durante la hora del almuerzo los lunes, miércoles y viernes, voy a caminar 1 milla en el parque.”

Planifique con anticipación.

Después de haber declarado su objetivo, piense en cosas que podrían salir mal y planifique cómo lidiará con ellas. Por ejemplo, si llueve y no puede ir al parque, ¿dónde irá a caminar? Si planea cómo solucionar los problemas de antemano, no le impedirá cumplir sus objetivos.

Verifique su nivel de confianza.

Pregúntese: “¿Qué tan seguro estoy de que voy a ser capaz de cumplir con este objetivo?” Si la respuesta es “no muy confiado”, puede que tenga que comenzar con un objetivo más realista.

Realice un seguimiento.

A medida que avanza hacia su meta, visite regularmente a su médico para hacerle saber lo que está haciendo. Si usted está teniendo problemas para seguir el plan, hable con su médico para averiguar por qué. Sus recaídas pueden ser experiencias de aprendizaje que le permitan crear un nuevo plan para alcanzar el éxito.

Aspectos a tener en cuenta

Una de las cosas más importantes a tener en cuenta es que usted puede cambiar su comportamiento. A pesar de que su enfermedad lo hace sentir impotente, no lo es. Si usted trabaja con su médico para establecer metas y toma la responsabilidad de seguir adelante con ellas, puede realizar cambios que conduzcan a una mejor salud.

Preguntas para su médico

  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento?
  • ¿Cuál es el objetivo de mi tratamiento?
  • ¿Qué complicaciones pueden desarrollarse como resultado de mi enfermedad?
  • ¿Con qué frecuencia debería venir para controlar mi enfermedad crónica?
  • ¿Debería también consultar a un especialista para mi enfermedad crónica?
  • ¿Me puede recomendar un grupo de apoyo?
  • ¿Qué libros o sitios web debería leer para aprender más sobre mi enfermedad crónica?