El sangrado durante el embarazo – ¿Qué es normal?

El sangrado vaginal durante el embarazo no es común. Sin embargo, puede suceder por diferentes razones. Puede ser el resultado de algo serio o no. El sangrado ligero (manchado) es normal al principio del embarazo. Esto se refiere a cuando el óvulo fertilizado se implanta en el útero. Sin embargo, el sangrado continuo durante el embarazo es diferente. Llame a su médico de inmediato si está sangrando mucho. Vaya a la sala de emergencias si siente dolor intenso.

El camino hacia una mejor salud

El sangrado vaginal puede ocurrir en cualquier etapa del embarazo, desde la concepción hasta el parto. En el caso del manchado, es posible que solo note unas pocas gotas de sangre en su ropa interior. El sangrado abundante es más evidente. Requerirá una toalla sanitaria para proteger su ropa.

Llame a su médico siempre que tenga un sangrado de cualquier tipo. Llame a su médico si tiene sangrado o manchado vaginal. Esto es importante incluso si una prueba de ecografía confirma que su embarazo es normal. Una ecografía es el estudio donde un técnico mueve un lector de mano sobre de su estómago para ver una imagen del bebé.

Las razones no serias para el sangrado al comienzo de su embarazo pueden incluir:

  • implantación (cuando el óvulo fecundado se asienta en su útero los primeros 6 a 12 días);
  • relaciones sexuales;
  • infecciones;
  • hormonas.

Las causas más serias de sangrado vaginal durante la primera parte del embarazo pueden incluir:

  • un embarazo ectópico (un embarazo que comienza fuera del útero y no sobrevivirá);
  • un aborto involuntario (perder al bebé al principio del embarazo);
  • un embarazo molar (un óvulo fertilizado que se implanta en el útero pero que no vive).

En un embarazo avanzado, las siguientes afecciones médicas pueden causar sangrado vaginal:

  • desprendimiento de la placenta (la placenta se desprende de la pared del útero durante el parto);
  • placenta previa (la placenta se encuentra demasiado baja en el útero y casi cubre el cuello uterino);
  • placenta accreta (cuando la placenta invade y no se separa de la pared uterina);
  • trabajo de parto prematuro (trabajo de parto que comienza antes de completar las 37 a 40 semanas de embarazo). El sangrado puede ser solo un síntoma de parto prematuro. También puede incluir flujo vaginal, presión en la pelvis o el abdomen (parte inferior del estómago), dolor leve de espalda, calambres, contracciones y ruptura de bolsa.

Si está sangrando al principio de su embarazo, su médico querrá saber durante cuánto tiempo y en qué cantidad. Si tiene contracciones y dolor al principio del embarazo, ordenará realizar pruebas. Estas incluirán una ecografía, análisis de sangre y de orina.

Si el sangrado continuo no es grave, su médico puede tratarlo recomendándole que descanse, se relaje, no se ponga de pie y no tenga relaciones sexuales. Mantenga su cuerpo sano. Tome una vitamina prenatal con ácido fólico todos los días durante el embarazo. Tómela antes si planea quedar embarazada. Evite fumar, beber alcohol y tomar drogas ilegales. Hable con su médico antes de tomar medicamentos recetados. Además, cuando está embarazada, nunca debe tomar una ducha vaginal (usar productos de limpieza vaginal) o usar tampones. Puede ser necesario tratar el sangrado grave con un reposo prolongado en la cama, hospitalización o cirugía.

No puede evitar un aborto involuntario una vez que haya comenzado. En general, se desconoce la causa precisa. Rara vez es algo que la madre haya hecho mal. La mayoría de las mujeres pueden tener embarazos saludables en el futuro. Si ha perdido más de 3 embarazos, hable con su médico.

Aspectos a tener en cuenta

Si experimenta sangrado o manchado en cualquier momento durante su embarazo, su médico querrá recopilar la mayor cantidad de información posible. Eso incluirá:

  • ¿Qué tan avanzado está su embarazo?
  • ¿Ha sangrado en algún otro momento durante su embarazo?
  • ¿Cuándo comenzó el sangrado?
  • ¿El sangrado es abundante o es un manchado?
  • ¿Comienza y se detiene?
  • ¿Cuánta sangre hay?
  • ¿De qué color es la sangre (rojo brillante o marrón oscuro)?
  • ¿Tiene olor la sangre?
  • ¿Tiene contracciones o dolor?
  • ¿Se siente débil, cansada o mareada?
  • ¿Ha experimentado vómitos, náuseas o diarrea?
  • ¿Tiene fiebre?
  • ¿Tuvo alguna lesión reciente (como una caída o un accidente automovilístico)?
  • ¿Ha participado en alguna actividad física?
  • ¿Está bajo un estrés extraordinario?
  • ¿Cuándo fue la última vez que tuvo relaciones sexuales? ¿Sangró después?
  • ¿Tiene un trastorno hemorrágico? Las mujeres con trastornos hemorrágicos corren el riesgo de complicaciones durante y después del embarazo. Esto incluye anemia por deficiencia de hierro, sangrado durante el embarazo y sangrado grave después del parto (hemorragia posparto). Hable con su médico antes de quedar embarazada si tiene un trastorno hemorrágico. Además, los trastornos hemorrágicos son genéticos.
  • ¿Cuál es tu tipo de sangre? Si su tipo de sangre es Rh negativo, necesitará tratamiento con un medicamento llamado inmunoglobulina Rho (D). Esto evita complicaciones con futuros embarazos.

El sangrado vaginal suele ser sangre sin coágulos ni tejido. Si ve algo que no sea sangre, llame a su médico de inmediato. Trate de recoger la descarga en un recipiente y llévelo con usted cuando vea a su médico. Puede significar que usted ha tenido un aborto. Si ese es el caso, su médico le proporcionará atención adicional. Si no ha desprendido todo el tejido del aborto involuntario, es posible que su médico deba realizar un procedimiento. Este procedimiento se llama dilatación y legrado (D y L). Implica abrir (dilatar) el cuello uterino. Su médico succionará suavemente el tejido restante del aborto espontáneo.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Pueden ciertos alimentos (como los alimentos picantes) causar sangrado?
  • ¿Es mejor evitar tener relaciones sexuales durante todo el embarazo?
  • ¿Es normal detectar manchas de sangre durante un embarazo avanzado?
  • ¿Mi vida está en riesgo?
  • Me siento triste. ¿Hay alguien con quien pueda hablar sobre mis sentimientos? ¿Hay un grupo de apoyo?