Homosexualidad: la realidad para los adolescentes

¿Qué es la sexualidad?

La sexualidad se refiere a cómo te sientes y actúas en términos de sexo. Hay algunos términos relacionados que pueden ser confusos de entender.

  • Orientación sexual. Se refiere al sexo, o género, de las personas que te atraen sexualmente. No hay un tipo incorrecto de orientación.
    • Puedes ser homosexual, gay o lesbiana si sientes atracción por personas de tu mismo sexo.
    • Puedes ser heterosexual si sientes atracción por personas del sexo opuesto al tuyo. La palabra “hetero” puede usarse para referirse a hombres y mujeres heterosexuales.
    • Puedes ser bisexual si sientes atracción por ambos sexos.
    • Puedes ser pansexual si sientes atracción por personas independientemente de su sexo o género. La palabra “queer” puede usarse para referirse a hombres y mujeres pansexuales. A veces también se lo llama “polisexualidad” u “omnisexualidad”.
    • Puedes ser asexual si no te sientes atraído por ninguno de los dos sexos.
  • Preferencia sexual. Esto se refiere a cualidades específicas de las personas que te atraen sexualmente. Por ejemplo, alto, rubio y musculoso. No hay preferencias incorrectas.

La identidad de género es diferente de la sexualidad. Se refiere a cómo te percibes a ti mismo en términos de género. Puedes percibirte como hombre o como mujer. Y esto puede coincidir con los genitales con los que naciste o no. O puedes verte como hombre y como mujer, o como ninguno de los dos.

Los investigadores que estudian la sexualidad humana creen que la orientación sexual puede evolucionar y cambiar en la vida de una persona. Tener sentimientos hacia una persona del mismo sexo o tener una experiencia sexual con ella no necesariamente significa que eres homosexual. Es común que las personas experimenten con su sexualidad. Esto ocurre, con mayor frecuencia, durante la adolescencia y la primera etapa de la adultez.

Camino hacia el bienestar

A continuación, hay preguntas y respuestas comunes relacionadas con la homosexualidad.

¿Qué causa la orientación sexual?

Nadie sabe por qué nuestra orientación sexual es como es. No hay investigación científica que pruebe una causa. Algunos investigadores creen que la sexualidad es el resultado de factores genéticos, sociales e individuales, solos o combinados.

La orientación sexual no es una enfermedad, un defecto ni un trastorno mental. La idea de que los problemas familiares pueden cambiar la sexualidad es un mito. Trata de no permitir que te preocupe ni que te cause estrés y ansiedad. Es común sentirse inseguro o incómodo con tu sexualidad. Habla con alguien de confianza sobre cómo te sientes. Por ejemplo, familiares, amigos, médicos o consejeros. Pueden ayudarte a procesar tus pensamientos y sentimientos, y hacerte sentir mejor y acompañado.

¿Se puede obligar o convencer a una persona para que deje de ser homosexual y sea heterosexual, o al revés?

No. Algunas personas se sienten presionadas para cambiar su sexualidad, pero esto no es posible. Intentar ser alguien que no eres puede provocarte estrés, ansiedad y depresión. Puede ser dañino para tu salud mental, física y emocional.

Creo que podría ser gay. ¿Cómo sé si realmente lo soy?

Con el tiempo, descubrirás si eres gay, heterosexual, ninguno de los dos o ambos. Puedes experimentar para ver qué te hace sentir cómodo y feliz. El proceso puede llevar un tiempo. Es posible que tu decisión te resulte difícil de aceptar a ti y a otras personas cercanas. Es importante ser honesto contigo mismo y con los demás.

¿Qué significa “salir del clóset”?

El proceso de contar a los demás sobre tu orientación sexual a menudo se conoce como “salir del clóset”. Este proceso puede ser fácil o difícil. La frase “en el clóset” puede usarse para referirse a alguien que es gay, lesbiana o bisexual, pero que aún no se lo ha contado a amigos y familiares.

¿Cuándo y cómo salgo?

Cuándo, cómo y a quién le cuentas sobre tu sexualidad es tu decisión. Es saludable para ti compartir tus sentimientos con los demás. Es importante saber que contarles a los demás, incluso a las personas cercanas a ti, no siempre es fácil o agradable. Si sientes que no puedes decírselo a tus padres, habla con un amigo o alguien en quien confíes. Es posible que la gente ya lo sepa y esté esperando que te sientas lo suficientemente cómodo como para hablar de ello.

Aspectos a tener en cuenta

La homofobia se refiere al miedo, los prejuicios o la discriminación hacia personas gay, lesbianas o bisexuales. Puede tomar muchas formas, desde insultos e intimidación hasta delitos graves como ataque y asesinato. No está bien que las personas sean tratadas de esta manera debido a su sexualidad. Habla con alguien de la policía si estás siendo abusado física o verbalmente.

El proceso de desarrollar y experimentar con tu sexualidad puede ser difícil y confuso. Puede causar estrés y ansiedad. Podría conducir a un período de depresión. Si esto sucede, es importante hablar con otros y obtener ayuda. Puede ser útil que te unas a un grupo de apoyo para que no te sientas solo en el proceso. Recuerda que todos los tipos de sexualidad son normales y están bien. No hay nada de qué avergonzarse.

Cuándo consultar al médico

Habla con tu con tu médico si:

  • Estás deprimido o piensas en suicidarte.
  • Tienes preguntas sobre sexualidad o identidad de género.
  • Tienes preguntas sobre la protección contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo afecta mi orientación sexual a mi salud?
  • ¿Cómo puedo protegerme contra las ETS?
  • ¿Hay un grupo de apoyo que recomiende?