Úlceras bucales

Úlceras bucales

¿Qué son las aftas bucales?

Las aftas son pequeñas llagas delgadas en la boca. Es posible que salgan en la parte interior de sus labios o mejillas, en la base de las encías o debajo de la lengua. Las aftas bucales se diferencian del herpes. El herpes por lo general está en el exterior de los labios o en las comisuras de la boca. Las aftas también se denominan úlceras aftosas.

Síntomas de las aftas bucales

Las aftas bucales son de color rojo y con frecuencia tienen una capa blanca sobre ellas. Es posible que sienta molestias o dolor a causa de ellas.

¿Qué causa las aftas bucales?

Cualquier persona puede padecer de aftas bucales, pero los adolescentes y jóvenes de 20 años las padecen con mayor frecuencia. Son más comunes en las mujeres que en los hombres. Los médicos no saben la causa exacta de las aftas bucales. Ciertos factores pueden aumentar su probabilidad de tenerlas. Estos factores incluyen lesiones en la boca, estrés, alimentación deficiente, alergias a los alimentos, infecciones virales y cambios hormonales. Las aftas pueden ser hereditarias. No son contagiosas.

¿Cómo se diagnostican las aftas bucales?

Póngase en contacto con su médico si:

  • las aftas bucales son grandes
  • las aftas bucales son tan dolorosas que no puede comer ni beber
  • las aftas bucales duran más de 2 semanas
  • tiene fiebre u otros síntomas de enfermedades cuando tiene aftas bucales
  • tiene aftas bucales más de 3 veces al año.

El médico observará sus llagas y analizará sus síntomas. Puede preguntarle sobre su historia clínica o realizar una biopsia de la llaga para ver si tiene un problema relacionado.

¿Se pueden prevenir o evitar las aftas bucales?

No se pueden prevenir o evitar las aftas bucales, ya que se desconoce su causa. Sin embargo, hay cosas que puede hacer para reducir la irritación de la boca. Evite la goma de mascar y los alimentos duros o picantes. Cepíllese los dientes con un cepillo de dientes suave después de las comidas y use hilo dental todos los días. Esto mantiene su boca libre de restos de alimentos que podrían desencadenar un afta bucal.

Tratamiento de las aftas bucales

El objetivo principal del tratamiento es reducir los síntomas hasta que las aftas bucales desaparezcan por sí solas. El medicamento para el dolor puede ayudar a aliviar las molestias y la posible hinchazón de la llaga. Hay algunos medicamentos de venta libre específicos para las aftas bucales. La mayoría de ellos contienen un tipo de agente anestésico para aliviar el dolor. También pueden proteger a las llagas de la irritación causada por comer, beber y lavarse los dientes. Pregúntele a su médico o a su farmacéutico si estos productos pueden ser adecuados para usted.

Su médico puede recetarle un medicamento tópico o un enjuague bucal especial para aliviarlo. El medicamento actúa directamente sobre las aftas bucales. Primero seque la llaga utilizando un hisopo de algodón. Luego, utilice un segundo hisopo para aplicar el medicamento. Puede que tenga que estirar el labio o abrir bien la boca para aplicarlo. Mantenga la llaga aislada y sin tocar durante varios minutos. Esto permite que el medicamento se adhiera a la llaga. No coma ni beba nada durante al menos 30 minutos. Use el enjuague bucal especial de la misma manera que lo haría con un enjuague bucal normal. Haga buches en toda la boca, especialmente alrededor de las llagas, durante unos minutos. Luego, escúpalo o tráguelo, según las instrucciones. No utilice un enjuague bucal que contenga alcohol. Puede irritar las llagas.

Vivir con aftas

No existe una cura para las aftas bucales. Por lo general desaparecen por sí solas en 7 a 10 días. El tratamiento puede ayudar a acelerar este proceso y/o aliviar los síntomas. Hable con su médico si tiene aftas bucales dolorosas frecuentes.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Hay ciertos tipos de alimentos o bebidas que causan aftas bucales?
  • ¿Existen medicamentos para prevenir las aftas bucales si las contraigo con mucha frecuencia?

Anuncio