Trastorno de oposición desafiante

Descripción general

¿Qué es el trastorno negativista desafiante (ODD)?

El trastorno negativista desafiante, u ODD, es un problema de conducta que afecta a niños y adolescentes. Quienes lo tienen se muestran enojados, argumentativos y desafiantes mucho más a menudo que otros en su grupo etario. Los comportamientos asociados con el ODD tienen un efecto negativo en las relaciones del niño o del adolescente, y la capacidad de desenvolverse bien en la escuela y en el hogar.

Síntomas

Síntomas del trastorno negativista desafiante

Todos los niños o adolescentes se enojan, hace berrinches y discuten. Pero puede ser difícil saber si un niño o un adolescente simplemente se están comportando mal, o tiene ODD. Los síntomas de ODD son perjudiciales para la vida hogareña y familiar. Son casi constantes y duran al menos 6 meses. Los síntomas de ODD pueden incluir los siguientes:

  • tener rabietas frecuentes;
  • discutir constantemente con los adultos o desafiarlos;
  • negarse a seguir las reglas;
  • molestar a otras personas a propósito;
  • culpar a otros por sus propios errores o mal comportamiento;
  • ser susceptible o molestarse fácilmente con los otros;
  • tener sentimientos de ira y resentimiento hacia otras personas;
  • querer vengarse de los demás;
  • tener problemas en la escuela, y
  • tener problemas para hacer o mantener amigos.

Causas y factores de riesgo

¿Qué causa el trastorno negativista desafiante?

No se conoce la causa exacta del ODD. Puede ser el resultado de una combinación de factores. La actitud general del niño y cómo la familia reacciona ante su comportamiento pueden desempeñar un papel en este trastorno. El ODD puede ser hereditario. Otras causas pueden estar relacionadas con el sistema nervioso o con sustancias químicas del cerebro que están fuera de equilibrio.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo se diagnostica el trastorno negativista desafiante?

El médico le preguntará acerca de los síntomas, la historia clínica, los antecedentes familiares y otros problemas emocionales o de comportamiento de su hijo. Es posible que el médico remita a su hijo a un médico especializado en problemas de comportamiento para una evaluación más profunda.

¿Se puede evitar o evitar el trastorno negativista desafiante?

Es más probable que un niño desarrolle ODD si tiene los siguientes factores de riesgo:

  • antecedentes de abuso o negligencia;
  • un padre o cuidador que tiene un trastorno del estado de ánimo, o que abusa de alcohol o drogas;
  • exposición a la violencia;
  • disciplina inconsistente;
  • falta de supervisión;
  • inestabilidad en la familia, como divorcio, mudanzas múltiples y cambio de escuelas con frecuencia;
  • problemas financieros en la familia, y
  • padres que tienen o han tenido ODD, desorden hiperactivo y déficit de atención (TDAH) o problemas de comportamiento.

Tratamiento

Tratamiento del trastorno negativista desafiante

Hay varias opciones de tratamiento para el ODD. Algunos se enfocan solo en el niño, mientras que otros tratamientos incluyen la familia y la escuela.

El médico probablemente trabajará con otro profesional que se especialice en salud mental o un psicólogo para tratar a su hijo. El tratamiento se enfocará en ayudar a su hijo a aprender mejores formas de controlar su ira. También ayudará a su hijo a aprender a manejar situaciones sociales para que se sienta menos frustrado con otras personas.

El tratamiento también puede ayudar a las familias a aprender a comunicarse mejor entre ellas. Y el médico puede ayudarlo a aprender a manejar el comportamiento de su hijo y a usar la disciplina de manera efectiva.

En un tratamiento llamado terapia de comportamiento cognitivo, los niños y sus familias aprenden habilidades para resolver problemas y a sentirse más positivos.

Vivir con trastorno negativista desafiante

Es posible que se sienta impotente si su hijo o adolescente tiene trastorno negativista desafiante. Es posible que se sienta desconectado, incluso si participa de su terapia. Pero hay muchas maneras de ayudar activamente a su hijo en casa.

Lo siguiente puede ayudar a fomentar el buen comportamiento:

  • Elogie los comportamientos positivos de su hijo o adolescente.
  • Sea consistente con las reglas.
  • Modele los comportamientos que desea que su hijo siga.
  • Establezca una rutina diaria para su hijo.
  • Pase tiempo de calidad con su hijo.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Por qué mi hijo tiene ODD?
  • ¿Qué puedo hacer para ayudar a que mi hijo mejore?
  • ¿Qué tratamiento ayudará a mi hijo?
  • ¿Necesitamos orientación familiar?
  • ¿Ayudarán los medicamentos?
  • ¿Hay algún otro tratamiento para mi hijo?
  • ¿Cómo puedo evitar estar tan enojado todo el tiempo?
  • ¿Mi hijo tiene ODD?
  • Mi hijo parece ser un solitario. ¿Cómo puedo ayudarlo a hacer amigos?
  • ¿Hay grupos de apoyo en mi área?